El Premio al Mérito Profesional en Turismo “Enrique Torrent Saura”

En el cierre del año, la Asociación Costarricense de Profesionales en Turismo (ACOPROT) otorgó el Premio al Mérito Profesional en Turismo a Guinette Prado Cubillo  y a Pablo Bogantes Morales por su larga experiencia y aporte al turismo que supera los 30 años de servicio.

 

Entre los parámetros, el Comité del Premio consideró acciones profesionales relevantes como entrega, dedicación, proyección, trayectoria y contribución para potenciar el turismo en Costa Rica.

 

Prado Cubillo ha servido en la hotelería, asesoramiento de mipymes turísticas y entidades gubernamentales vinculadas al turismo.

 

En su cantón de residencia, Naranjo de Alajuela, fundó la Comisión Municipal de Turismo hace una década, junto a empresarios turísticos locales y lideró proyectos como el Concurso de Fotografía Turística de Naranjo y el Plan Piloto Cantón Accesible.

 

Mientras tanto, Pablo Bogantes en los últimos seis años se ha desempeñado como Gerente General de Avis Renta Car. Bogantes fue vicepresidente de la junta directiva del ICT y miembro de la junta directiva de Canatur, actualmente ejerciendo como fiscal suplente. Su participación en varias asociaciones ha contribuido significativamente al desarrollo estratégico y análisis integral de la industria turística en Costa Rica.

La presidenta de ACOPROT, Yadira Simón dijo que el premio es un reconocimiento a personas que han logrado proyectar de manera desinteresada a sus comunidades,  al sector turismo  y al país.

 

Durante el acto, la Asociación Costarricense de Profesionales en Turismo (ACOPROT) también honró la notable labor del expresidente de la organización Erasmo Rojas, en quien reconoció su invaluable liderazgo, contribución y dedicación que han sido pilares fundamentales para mantener la  asociación a flote durante estos últimos años. Durante su labor como presidente de ACOPROT, enfocó su visión en la profesionalización continua del sector turístico, destacando la importancia de la capacitación para mantener altos estándares y beneficios para los asociados.

 

 

Historias Inspiradoras de Servicio al Cliente en el Turismo

 

El Premio al Mérito Profesional en Turismo “Enrique Torrent Saura” que reconoce el servicio al cliente lo comparten tres personas saloneras del hotel DoubleTree by Hilton Cariari, quienes superaron los 30 años de servicio.

 

Tania Jiménez Ruby, se caracteriza por su dedicación y amabilidad, lo que ha marcado profundamente la experiencia de los huéspedes.

 

Tania es una figura emblemática como salonera en el Hotel DoubleTree by Hilton Cariari, donde durante tres décadas ha desempeñado un papel fundamental.

 

Su capacidad para ofrecer una atención personalizada y cálida ha dejado una huella imborrable y profunda en la experiencia de cada huésped. Es un ejemplo de compromiso, dedicación y calidad en la industria turística.

 

Orlando Rojas Camacho es un capitán de restaurante ejemplar. Con más de tres décadas de experiencia en el sector, Orlando ha sido un pilar fundamental en la creación de una atmósfera acogedora y en el mantenimiento de un servicio impecable en el restaurante del hotel. No solo es un líder, sino también un mentor que ha transmitido su pasión por el servicio de calidad, inspirando a su equipo a superar expectativas y garantizar la satisfacción de cada cliente.

 

Heriberto Céspedes Vega ha trazado una notable trayectoria en la hotelería, convirtiéndose en un bartender innovador.  Ha sido un profesional versátil con una  habilidad innata para adaptarse a las cambiantes demandas del sector.

 

Su enfoque innovador y creativo ha elevado notablemente la experiencia de los clientes a quienes sorprende con nuevas técnicas y mezclas para brindar experiencias cautivadoras.

 

 

 

Cuatro profesionales de turismo inmortalizan su pasión por el lienzo

 

El hotel Barceló San José fue escenario de la exhibición de Pinturas, creadas por cuatro talentosos profesionales de turismo que se han destacado  e incidido de manera notable en el sector.

 

Jacques Quillery

 

Jacques Quillery, un pintor francés establecido en Costa Rica desde 1968, desarrolló una pasión por el arte desde temprana edad. Inspirado por el Impresionismo y el Fauvismo, así como por artistas como Nicolas de Stael, Soutine y Derain, Jacques se sumergió en el mundo del arte mientras estudiaba en L’Academie Ingres en Montauban, Francia.

 

Aunque inicialmente se dirigía hacia una carrera artística en Francia, los eventos políticos de mayo de 1968 lo llevaron a Costa Rica con su padre, un diplomático de las Naciones Unidas. Allí, continuó su formación universitaria y se introdujo en el mundo del turismo, sin dejar de lado su amor por la pintura.

 

A lo largo de los años, Quillery se involucró en la escena artística costarricense, frecuentando talleres, exposiciones y encuentros con reconocidos artistas como Rafa Fernández y Ricardo Ulloa Barrenechea, cuyas influencias se reflejan en sus obras, especialmente en paisajes con cielos y montañas.

 

A pesar de su enfoque en el turismo, Jacques no abandonó su pasión por la pintura y continuó participando en exposiciones individuales y colectivas. Su conexión con el Hotel Bougainvillea lo llevó a decorar sus espacios con más de 150 obras, y finalmente, en 2003, abrió su propia galería cerca del hotel, utilizando la heliconia como símbolo de su negocio.

 

Rodolfo Lizano Rodríguez

 

Rodolfo Lizano Rodríguez es una figura íntimamente ligada al vibrante mundo del turismo costarricense durante más de tres décadas. Su trayectoria se ha forjado principalmente en el Instituto Costarricense de Turismo, donde ha desempeñado roles fundamentales, combinando su dedicación por esta industria con su profundo interés y pasión por el arte.

 

Desde sus primeros días, la pintura ha sido un compañero inseparable en la vida de Rodolfo. Su fascinación por el óleo se remonta a muchos años atrás, donde ha explorado y experimentado con técnicas y estilos de forma autodidacta. Su compromiso con este arte va más allá de un simple pasatiempo; es un compromiso arraigado con la dedicación y la perseverancia, siempre en búsqueda de fusionar el realismo con la expresión artística, dejando impreso su aprecio por la interacción entre la luz y el color en sus obras.

 

Su talento ha trascendido el ámbito personal para deleitar al público en cerca de cinco exposiciones grupales en Costa Rica. Estas exhibiciones no solo han sido un escaparate para su creatividad, sino también el medio para compartir su visión única del mundo a través del lienzo. Algunas de sus piezas artísticas han encontrado un hogar cálido y acogedor en diferentes hogares costarricenses, resonando con el corazón y la sensibilidad de aquellos que aprecian y valoran su obra.

 

 

 

 

 

Lorena González Córdoba

 

A doña Lorena González se le reconoce como una de las pioneras del turismo en Costa Rica. Pero otra de sus pasiones la inició desde una edad temprana cuando mostró interés por el arte, iniciando su aprendizaje en la pintura bajo la tutela de la profesora Chepita Varela en San José. Su talento se manifestó en 1958 al participar en la exposición de Arte Intercolegial representando al Instituto María Auxiliadora de Tegucigalpa, Honduras y en 1969 en la Municipalidad de Santo Domingo de Heredia.

 

A lo largo de su trayectoria, Lorena ha explorado diversas técnicas y medios artísticos. Desde 1970 hasta 1987, se dedicó a la pintura al óleo y luego incursionó en la pintura de cerámica y porcelana en 1987, bajo la dirección de Nancy Ulenhaut. Su búsqueda por perfeccionar su técnica la llevó a estudiar dibujo y pintura en cerámica con el maestro Jorge Castro en Arte S.A., seguido por la instrucción en la pintura en porcelana con la profesora Ana García en 1991.

 

Durante los años 90, participó en seminarios de pintura en porcelana con la maestra mexicana D. Marta Barradas, reconocida como «La Dama de las Rosas». A partir del año 2000, retomó la pintura al óleo bajo la guía del renombrado maestro costarricense Hernán Pérez Pérez.

 

Su trayectoria expositiva es extensa, participando en varias exhibiciones colectivas e individuales desde el inicio del nuevo milenio. Destacan sus exposiciones en el Hotel San José Palacio, el Museo de los Niños, y en diferentes lugares auspiciados por la Asociación Costarricense de Profesionales en Turismo, entre otros.

 

En 2019, presentó «Rostros ∙ Flores ∙ Reflejos» en el Hotel Barceló San José Palacio, una muestra que combinó técnicas de óleo y acrílicos desarrolladas junto al maestro Pérez Pérez. Lorena también ha participado en exposiciones colectivas, como la muestra de «Paisaje y Naturaleza» del Instituto Costarricense de Turismo y en eventos como la celebración del Día Internacional de la Mujer en la Asamblea Legislativa de Costa Rica.

 

 

 

Ricardo Rodríguez Gil

 

Ricardo lleva el alma de un artista desde su infancia. Desde que era un niño, su curiosidad y admiración por las montañas y volcanes de Costa Rica despertaron su creatividad, convirtiéndose en la musa que inspiraría su obra a lo largo de los años. Es en la pintura donde encuentra la voz para expresar su profundo amor por la geografía fascinante de su país.

 

Su camino como pintor se traza como el de un autodidacta, aprendiendo a través de la experiencia y los errores. Desde los primeros trazos en papel y lápiz, exploró las sutilezas de las acuarelas hasta aventurarse en la complejidad de las pinturas acrílicas. A lo largo de todas estas exploraciones artísticas, una constante permaneció inmutable: su dedicación apasionada por retratar paisajes naturales. En sus obras, se puede sentir el pulso de las montañas, la serenidad de los valles, la vastedad de los cielos y la dinámica de las nubes, todo plasmado con la destreza de un artista enamorado de su entorno.

 

Durante su estancia de seis años en los Estados Unidos en la década de los 80, su arte encontró nuevas inspiraciones en las imponentes Montañas Rocallosas de Wyoming y Montana. Enfocándose en capturar los contrastes entre las montañas cubiertas de nieve, los densos bosques y los áridos desiertos, Ricardo logró transmitir la grandeza y la diversidad de aquellos paisajes a través de sus lienzos.

 

Sergio Volio

 

Sergio Volio ha sido siempre un enamorado de la Madre Naturaleza, de “La Pachamama” como él la llama, nombre de la deidad que representa la tierra, una diosa adorada por los pueblos de los Andes.

 

Desde muy joven se involucró en actividades turístico-ecológicas que lo mantuvieron por décadas en contacto directo con la naturaleza.

 

Como empresario y guía turístico entró en contacto con los rincones más impresionantes del país, vivencias que años más tarde las vio plasmadas en sus lienzos, como es el caso de “Quebrada” y “Bosque” los trabajos que expone en esta muestra.

 

Sergio pinta desde hace muchos años, habiendo perfeccionado su técnica bajo la tutela de la renombrada artistas costarricense Marianela Salgado quien colaboró en matizar su estilo pictórico.

Visita Nuestra Sección de Emprededores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: No se puede copiar el contenido