Mujeres mayores de 40 años son más propensas a sufrir piedras en la vesícula

Cirugía de vesícula es la segunda causa más frecuenta para uso de los servicios
de emergencias.
Aproximadamente el 80% de las personas con piedras en la vesícula no
experimentan síntomas notables.
Tener un estilo de vida saludable y la atención médica temprana pueden ser clave
para evitar este tipo de enfermedades.

En Costa Rica, las enfermedades de la vesícula biliar se
han convertido en un desafío de salud importante, principalmente la colelitiasis,
conocida comúnmente como piedras en la vesícula.
La vesícula biliar desempeña un papel vital en la digestión al almacenar y liberar
bilis, que es necesaria para descomponer las grasas, sin embargo, las piedras en
la vesícula son una enfermedad que afectan más frecuentemente a mujeres
mayores de 40 años, que hayan tenido hijos y que tienen algún grado de
sobrepeso; aunque de igual manera afecta a hombres.
“Estamos en una sociedad con sobrepeso, tanto hombres como mujeres pueden
tener una relación con las hormonas, por eso es que es un poquito más frecuente
en las mujeres, especialmente aquellas que han tenido ya embarazos, el estímulo
estrogénico es uno lo de los factores que tienen que ver con la aparición de las
piedras”, mencionó el Dr. Juan José Meléndez, Cirujano de la Clínica Equilibrium.

Según el especialista el dolor abdominal secundario a colelitiasis es la segunda
causa más frecuente para el uso de servicios de emergencia en el país, que
representa aproximadamente el 30 – 40% de las cirugías de emergencia
realizadas.
Meléndez además, explica que aproximadamente el 80% de las personas con
piedras en la vesícula no experimentan síntomas notables. Sin embargo, para el
restante 20%, esta enfermedad puede dar lugar a una amplia variedad de
síntomas, que incluyen cólicos biliares, dolor abdominal y complicaciones más
graves, y de los que presentan síntomas, hay un aumento de 1 – 2% anual en la
probabilidad de complicaciones más serias.
​“La comida con mucha grasa es el desencadenante principal de dolor cuando las
personas tienen piedras en la vesícula y esta les duele. Y cuando son cuadros

muy severos de dolor puede dar náuseas y puede dar vómitos”, mencionó el
cirujano.
La colaboración interdisciplinaria entre cirujanos y gastroenterólogos desempeña
un papel fundamental en el manejo de las enfermedades de la vesícula,
especialmente en casos de complicaciones y aunque la extirpación de este órgano
no altera significativamente la vida cotidiana del paciente, es importante una
atención médica integral antes y después de la cirugía para garantizar una
recuperación exitosa.
Las enfermedades de la vesícula pueden llevar a síntomas incómodos y
complicaciones graves si no se abordan a tiempo. Por eso es importante adoptar
un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada, además de una
atención médica temprana que puede marcar una gran diferencia en la salud.

Visita Nuestra Sección de Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido