• Este tipo de tumor es el más frecuente en hombres. Solo en el año 2020 se detectaron en Costa Rica 1909 casos de esta patología. 
  • La radioterapia es el método más efectivo para tratar esta enfermedad y produce menos efectos secundarios en el paciente, como incontinencia y disfunción eréctil.  

Si un hombre tiene dificultades para orinar, flujo de orina débil o interrumpida, necesidad de orinar más seguido de lo usual, especialmente por la noche; dificultad para vaciar la vejiga completamente, dolor o ardor al orinar, sangrado en la orina o en el semen, dolor persistente en la espalda, caderas o pelvis y dolor al eyacular, debe visitar al médico porque puede ser un aviso de cáncer de próstata. 

En América Latina y el Caribe los síntomas de próstata son más comunes en hombres mayores de 50 años, con unos 152.000 nuevos casos y unas 51.000 muertes cada año. Si no se toman medidas, se prevé que para el año 2030 la incidencia de esta enfermedad en la región se incremente en un 84% hasta los 280.000 casos y las muertes se dupliquen hasta las 100.000.

En Costa Rica se detectaron en el 2020, 1909 casos con malestar de próstata y 409 hombres fallecieron a causa de este padecimiento. Este es el tipo de carcinoma más frecuente en hombres[2]

Arnoldo Zúñiga, oncólogo radioterapeuta de Radioterapia Siglo XXI, comentó que, por lo general, este mal se relaciona con hombres de edad avanzada, sin embargo, cuando afecta a pacientes menores de 50 años puede ser más agresivo. 

“Hay varias causas, pero la más frecuente tiene que ver con el factor genético. Jóvenes que tienen un padre o hermano que lo ha desarrollado a edad temprana tiene más riesgo de padecerlo. También existe más incidencia en hombres de origen afroamericano”, explicó el oncólogo. 

Es importante mencionar que, como otros tipos de tumores, el de próstata podría ser asintomático, lo que provoca que muchos hombres crean no tener este padecimiento, porque no presentan síntomas o tienen menos efectos secundarios mientras el mal avanza, por eso no recurren al médico. 

Publicidad

¿Cómo diagnosticarlo? 

No hay una prueba estándar para detectar los problemas de próstata, pero, la prueba antígeno prostático específico, la biopsia o el tacto rectal son las que más se usan para diagnosticar el padecimiento. 

“La prueba del antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés) es un examen que mide el nivel del PSA en la sangre. El PSA es una sustancia que produce la próstata. Los niveles del PSA en la sangre pueden ser más elevados en los hombres que tienen dolencia de próstata. Como regla general, mientras más alto sea el nivel del antígeno en la sangre, mayor será la probabilidad de presentar problemas de este trastorno.   

Es importante indicar que una vez que exista sospecha de cáncer de próstata debe realizarse una biopsia, que es cuando se extrae una pequeña muestra del tejido de la próstata para analizarla en un microscopio y observar si hay células cancerosas. Otro de los procedimientos médicos para determinar esta dolencia es el tacto rectal realizado por el médico para sentir si hay algo anormal en la próstata”, explicó el médico. 

Tratamiento 

Los pacientes con mal de próstata pueden ser tratados con cirugía o con radioterapia. No obstante, de acuerdo con el oncólogo radioterapeuta, 4 de cada 10 pacientes que recibieron cirugía vuelven a tener una recaída, por lo que en estos casos la radioterapia es la mejor opción para tratar esta enfermedad, además, se genera menos efectos secundarios en el paciente como incontinencia y disfunción eréctil.  

Las nuevas investigaciones señalan que, cuando se presenta una recaída, es recomendable aplicar dosis más altas de radioterapia en tiempos más cortosEso significa que, si ahora se trata un paciente con cáncer de próstata con recaída con 35 dosis en 7 semanas, se puede reducir a 26 dosis en solo 5 semanas. 

La aplicación de dosis más altas en periodos más cortos de tiempo se puede realizar con equipos de alta tecnología como los de Radioterapia Siglo XXI, donde gracias a la alta precisión se garantiza la entrega de dosis en el punto exacto y con los menores efectos secundarias posibles. 

“Si el paciente presenta recurrencia o una oligometastasis (metástasis ósea única) se debe irradiar el lecho y la metástasis, con radiocirugía para mejorar la condición del paciente”, indico Zúñiga. 

El especialista de Radioterapia Siglo XXI señala que los tratamientos con radioterapia constituyen una esperanza de vida real para los pacientes, sin embargo, el primer paso para ganarle a este padecimiento son los chequeos médicos frecuentes, mantener un estilo de vida saludable, alimentarse adecuadamente y hacer ejercicio físico. 

“El consumo de tabaco, el uso nocivo de alcohol, la baja ingesta de frutas y verduras y la falta de actividad física son detonantes para cualquier tipo de patología y el de próstata no es la excepción. La detección temprana sin duda nos permite tratar este tipo de cáncer de una manera más afectiva y la sobrevida del paciente es aún mayor”, indicó el doctor Arnoldo Zúñiga, oncólogo radioterapeuta de Radioterapia Siglo XXI. 

Visita Nuestra Sección de Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido