Un buen monitor no solo se define por una pantalla de alta resolución, sino también por sus funciones enfocadas en productividad y conectividad para hacer más sencillo el trabajo y entretenimiento de los usuarios.

Con el lanzamiento del HUAWEI MateView, Huawei amplió su lista en monitores para usuarios profesionales o exigentes que buscan la mejor experiencia visual para trabajo y/o entretenimiento. Sin embargo, la competencia en este mercado se ha intensificado, y Apple ha sido la más reciente compañía que amplió su abanico de monitores premium con su Studio Display.
Cuando hablamos de un monitor para usuarios profesionales o de gama premium lo primero que se viene a la cabeza es pensar en la mejor calidad de imagen posible junto con una experiencia multimedia sobresaliente, sin embargo, también entran en juego nuevas opciones de conectividad y productividad que ofrezcan a los usuarios algo más que solo colores brillantes o alta resolución.

Comparativa de pantalla
HUAWEI MateView Apple Studio Display
Tamaño de pantalla 28.2 pulgadas 27 pulgadas
Tipo IPS IPS
Resolución 4K+ (3840 x 2560) 5K (5120 X 2880)
Tasa de refresco 60 Hz 60 Hz
Gama de colores P3 P3
Colores en pantalla 1,070 millones 1,070 millones
Profundidad de color 10 bits 10 bits
Nits 500 nits 600 nits
Relación de aspecto 3:2 16:9
Relación de contraste 1200:1 1200:1
Relación pantalla-cuerpo 94% 89.11%
Eye Confort TÜV Rheinland Low Blue Light y Flicker Free True Tone
HDR HDR 400 No

Tomando como referencia únicamente las especificaciones de las pantallas de ambos monitores, son similares en la tasa de refresco, tamaño, color y contraste. Y si bien es cierto que una pantalla 5K ofrece una resolución mayor en comparación con el 4K tradicional, el HUAWEI MateView lleva 4K+, lo que significa que agrega 1.5 millones de pixeles adicionales en comparación con el 4K estándar, al final, la diferencia entre uno y otro podría no ser tan notorio para el ojo de los usuarios.
La resolución es solo una parte de la ecuación para lograr una experiencia visual sobresaliente, al final no se trata solo de números, sino de todas las tecnologías que hay detrás para lograr una imagen sobresaliente. La gama de colores P3 (que es utilizada como estándar en la industria cinematográfica) es un aliciente para brindar increíbles imágenes, pero, lograr una imagen con un gran contraste y color también requiere de HDR, que permite tener tonos más brillantes y oscuros en la imagen, lo que al final sí es posible notar con facilidad por cualquier usuario, y que tienen un impacto positivo en la experiencia a la hora de trabajar, navegar en internet y ver series o películas.
La ventaja del Apple Studio Display es que la compañía de Cupertino ofrece un brillo más alto que puede beneficiar a los usuarios que trabajan en ambientes altamente iluminados, incluso, su pantalla cuenta con un revestimiento antirreflejo que reduce el reflejo de la luz y brinda una mejor experiencia visual. Sin embargo, este revestimiento puede no eliminar por completo el reflejo en estudios o lugares muy luminosos, por lo que también ofrece un modelo con vidrio nano-texturizado que dispersa mucho mejor la luz para que la calidad de imagen siempre sea sobresaliente, sin embargo, esta versión especial tiene un costo más elevado.

Publicidad


El último elemento en la ecuación es qué tan inmersiva es la experiencia visual que ofrece el monitor, y para ello es necesario que los bordes de la pantalla sean lo más delgados posibles, y es aquí donde el MateView le saca una clara ventaja al Display Studio de Apple con su 94% de relación pantalla-cuerpo.
Aunque ambos monitores pueden ser utilizados para disfrutar de películas, están dirigidos a un público profesional que requiere de edición de video, fotografía y programas de ofimática, los cuales funcionan mejor con un formato 3:2 en lugar de 16:9, pues el primero permite que se muestre hasta un 18.5% más de contenido verticalmente, lo que posibilita trabajar mejor en pantalla completa con programas específicos para aumentar la productividad.
Por último, pero no menos importante está el cuidado ocular. Mientras el Apple Studio Display integra su afamada tecnología True Tone, que ajusta automáticamente el tono de color y la temperatura de la pantalla gracias a su sensor de luz ambiental, el HUAWEI MateView cuenta con las certificaciones TÜV Rheinland Low Blue Light y Flicker Free que evitan la fatiga visual provocada por la luz azul de la pantalla, lo que permite pasar muchas horas frente a la pantalla sin lastimar ni cansar la vista.
Precio: un elemento vital para la toma de decisión
Sin importar a qué tipo de usuario vaya dirigido un producto, los consumidores constantemente buscan obtener la mejor relación costo/beneficio, y en este caso, el HUAWEI MateView ofrece mejor precio, que no solo integra más funciones enfocadas en la productividad, sino que también lleva más tecnologías para cuidar la vista de los usuarios, y sobre todo, ofrece una calidad de imagen sobresaliente, todo esto por un precio que puede llegar a ser hasta más del 60% más económico (dependiendo el país) en comparación con el Apple Studio Display.
El precio del Apple Studio Display con revestimiento antirreflejo es de 1,599 USD, mientras que el HUAWEI MateView cuesta únicamente 900 USD.
Por otro lado, los usuarios que trabajan por completo con el ecosistema de Apple podrían inclinar su decisión por el Apple Studio Display, sin embargo, el precio de este monitor podría dejar esa decisión de compra solo para un sector muy específico de clientes. Es por esto que, muchos usuarios que incluso estén inmersivos en el ecosistema de Apple podrían trabajar sin problema con sus Mac o MacBook en el monitor Huawei ya que todos los puertos del HUAWEI MateView se pueden utilizar para conectar una PC de Huawei, o alguna otra con Windows e incluso cualquier Mac o MacBook.

Visita Nuestra Sección de Tecnología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido