• nversión asciende a ₡6.530 millones en ambos proyectos, los cuales fueron inaugurados este martes por la Primera Dama de la República y autoridades de Vivienda.
  • La totalidad de las familias son de extrema necesidad y de ellas, 203 tienen a una mujer como jefa de hogar.
  • Construcción de 11.365 metros cuadrados generó 893 empleos directos e indirectos.

El mayor anhelo de 262 familias guanacastecas es hoy una realidad, pues ya recibieron sus nuevas casas financiadas con el subsidio de vivienda en el residencial Santa Luisa II, en Liberia y en el proyecto Nueva Esperanza en La Cruz, Guanacaste.

Para cumplir este sueño, el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI) invirtió ¢6.530 millones, el cual benefició a población de escasos recursos, entre los que figuran 203 núcleos familiares a cargo de una mujer jefa de hogar, adultos mayores y familias con alguna persona con discapacidad. 

Los dos proyectos fueron inaugurados esta tarde por la Primera Dama, Claudia Dobles, coordinadora de la Región Chorotega; la ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos, Irene Campos; el gerente general del BANHVI, Dagoberto Hidalgo, autoridades locales y representantes de Grupo Mutual.

La ministra Irene Campos comentó que ambos proyectos permiten a 262 familias disfrutar de una vivienda digna, dejar atrás alquileres y situaciones de riesgo, tener seguridad y tranquilidad en tiempos de pandemia.

Resaltó también que los proyectos son producto del esfuerzo interinstitucional entre BANHVI, MIVAH y FODESAF, con el apoyo del Despacho de la Primera Dama.  

En gira por la provincia de Guanacaste, la Primera Dama y coordinadora de la Región Chorotega, Claudia Dobles aseguró que el hecho de que las familias ya puedan disfrutar de su nueva vivienda la llena de satisfacción, principalmente porque gran parte de las beneficiarias son mujeres jefas de hogar.

“La entrega de ambos proyectos representa un gran esfuerzo y seguimiento interinstitucional. En el caso del proyecto Santa Luisa II, la entrega de viviendas se realizó de forma paulatina. La mayoría de las familias recibieron su vivienda durante el II semestre del 2021, y hoy vemos concluidas las entregas en su totalidad”, agregó Dobles

Por su parte, el Gerente del BANHVI Dagoberto Hidalgo, destacó que solo en viviendas, en ambos proyectos fueron edificados 11.365 metros cuadrados de construcción, los cuales generaron 893 empleos directos e indirectos, para la provincia de Guanacaste. 

Publicidad

Para Hidalgo, los recursos del bono de vivienda son vitales, no solo por el impacto social para miles de familias, sino porque anualmente generan centenares de empleos y encadenamientos productivos, fundamentales para contribuir con la reactivación económica del país y las zonas donde son desarrollados los proyectos.

Santa Luisa II da casa a 211 familias

El Conjunto Residencial Santa Luisa, etapa II, está ubicado en Liberia. Consta de 211 viviendas y en su desarrollo, el BANHVI invirtió más ¢5.351 millones. Las familias provienen de comunidades próximas al proyecto, y del total, 176 grupos familiares (un 83.4 %) están a cargo de jefas de hogar.

Las casas son prefabricadas, construidas con el sistema de columnas y baldosas de concreto. La distribución y acabados responde a las características de las familias.

En 176 casos, la vivienda es de 2 dormitorios con sala-comedor-cocina, servicio sanitario y área de pilas; 27 núcleos numerosos recibieron casas de tres cuartos; y 8 familias con adultos mayores o con alguna persona con discapacidad, tienen adecuaciones en los accesos, el área de baño y zona de pilas para garantizar su seguridad.

La urbanización Santa Luisa II tiene aceras, cordón y caño, rampas en las esquinas, calles asfaltadas y señalizadas vertical y horizontalmente, hidrantes, sistema de alcantarillado pluvial, electrificación aérea, alumbrado público, servicio de agua potable, áreas de juegos infantiles, 2 canchas multiuso y 1 cancha de fútbol 5 y zonas verdes.

Nueva Esperanza para 51 familias

El proyecto Nueva Esperanza está ubicado en Cuajiniquil de La Cruz, Guanacaste, y consta de 51 viviendas de dos dormitorios y fueron construidas con bloques de concreto, acabados de repello de paredes internas, cerámica en pisos internos y corredor y en su desarrollo el BANHVI invirtió ¢1.179,2 millones.

La urbanización dispone de agua potable, hidrantes, red de energía eléctrica e iluminación pública, acera de concreto, cordón y caño, rampas de concreto y calles en asfalto. Además, tiene parques infantiles, áreas verdes y zonas comunales.

Las familias son del cantón de La Cruz, de las cuales 27 (53%) están a cargo de jefas de hogar.

Ambos proyectos fueron presentados al BANHVI para su análisis y aprobación por el Grupo Mutual, entidad que además supervisó la calidad de las obras. El desarrollo estuvo a cargo de Construcciones Modulares de Costa Rica S.A., en Santa Luisa II, y de la empresa Synsa S.A. en Nueva Esperanza.

Visita nuestra Sección de Comunidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido