• Los nuevos hogares requieren simplificar la vida, por eso aumenta el consumo de electrodomésticos inteligentes y multifuncionales.
  • Compra de electrodomésticos complementarios puede traducirse en ahorro económico a futuro.

Las personas son cada vez más conscientes de la responsabilidad que existe al adquirir un electrodoméstico, el consumidor busca eficiencia y reducir los tiempos en las tareas domésticas. Sumado a ello, el comprador analiza si la inversión está representando un ahorro tanto en el consumo de energía, como en su bolsillo.

Estos dos años conviviendo con la pandemia evidencian cambios en el patrón del consumidor costarricense, que cada día busca mucho más electrodomésticos con múltiples funciones y bajo un diseño armonioso que permita aprovechar cada espacio en el hogar.

Conscientes de las nuevas necesidades, MABE líder en venta de electrodomésticos en más de 70 países, ha realizado una serie de innovaciones tecnológicas que han permitido el ahorro de energía en los refrigeradores de hasta en un 25% gracias a la función Home Energy Saver, la cual mantiene una distribución de frío adecuada para que los alimentos se preserven mejor.


Para Jonathan Bonilla, Gerente de mabe Costa Rica “la refrigeradora es uno de los electrodomésticos por excelencia que no faltan en el hogar de los ticos, por eso hemos sumado la parte tecnológica, el Display glass touch, que permite a la persona manejar fácilmente las funciones con controles sensibles al tacto y así poder ajustar la temperatura, ponerlo en modo vacaciones, elegir una alarma, regular el consumo de energía, entre otros”

Dúos inseparables

El cambio cultural de los consumidores también evidencia la necesidad de complementar algunos electrodomésticos para maximizar su uso, por ejemplo, la cocina de gas o eléctrica con las campanas o extractores de grasa. Estos dos electrodomésticos juntos, no solo darán armonía a la cocina, que en muchas ocasiones es el punto de encuentro de las familias, sino que también realizará la aspiración del humo, olor y gases enviándolos al exterior.

Otro dúo infaltable es el hogar, es la secadora y la lavadora, ambos son esenciales en los hogares, pero han tomado mayor relevancia en la limpieza por la propagación del COVID19 y las bacterias que normalmente están en las superficies.  Además, las características propias de los diseños de mabe, permiten el ahorro de agua al realizar los ciclos de lavado bajo consumos menores de electricidad.

Ante estas nuevas necesidades en el hogar, expertos dan una guía práctica para comparar. Entre las recomendaciones está identificar en el producto características de eficiencia y ahorro, información que viene incluida en las etiquetas energéticas del producto, aporte al medio ambiente y correcto uso del electrodoméstico, entre otros factores.

Publicidad

“Hemos logrado desarrollar una serie de funciones adicionales para las lavadoras y las secadoras, las cuales al utilizar altas temperaturas logran eliminar algunos virus que se alojan comúnmente en la ropa. En el caso de mabe, esta innovación fue diseñada y evaluada en pruebas de laboratorio realizadas bajo el protocolo NSF P172, lo que proporciona mayores garantías en la reducción del riesgo de contagio, que es además una de las grandes necesidades en esta era del autocuidado”, recalca Jonathan Bonilla.

Ante los cambios en consumo de electrodomésticos, los expertos exhortan a la población a buscar asesoría y conocer si realmente la compra está generando un impacto contra el cambio climático. Recuerde que no siempre una compra por un precio más bajo representa la mejor inversión.

Visita nuestra Sección de Tecnología

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido