• La campaña continúa instruyendo a cientos de motociclistas en todo el país
  • El Automóvil Club de Costa Rica (ACCR) como representante en el país de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), lidera el proyecto

Este jueves 16 de diciembre, las instalaciones del COSEVI en La Uruca, fue el escenario de una entrega más del proyecto “Cascos Seguros y Accesibles”. La campaña que inició en el mes de junio, ha tenido como objetivo desde el día uno, hacer conciencia en los usuarios de motocicletas sobre el uso del casco con el fin de reducir lesiones de motociclistas en accidentes de tránsito.

El Automóvil Club de Costa Rica (ACCR) como representante en el país de la Federación Internacional del Automóvil, ha promovido este importante proyecto, junto con sus socios estratégicos el Consejo de Seguridad Vial (COSEVI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Instituto Nacional de Seguros (INS) y la Asociación Importadora de Motocicletas y Afínes (AIMA).

Continuamos por buen camino apuntando hacia nuestro objetivo, que es entregar un total de 1000 cascos alrededor del país. Hoy hicimos entrega en el cantón central, entre los usuarios que ya habían recibido sus charlas virtuales y los que se acercaron hoy a recibir las presenciales”, comentó el Ing. Daniel Coen, presidente del Automóvil Club de Costa Rica.

Publicidad

El proyecto ya entregó anteriormente 123 cascos en la zona de Upala, 110 en Guápiles, 114 en Puntarenas, 101 en Corredores, 76 en Pérez Zeledón, 12 en la Escuela Vial de Cartago y también 78 en una gira anterior en San José; siendo estos los cantones prioritarios del país. Cada participante retiró su casco en la zona de mayor conveniencia y algunos de ellos viajaron hasta la localidad más cercana.

Los usuarios que ya recibieron su casco, completaron una serie de capacitaciones virtuales y/o presenciales, en los cuales se les instruyó sobre el uso del casco y la seguridad que se debe tener a la hora de conducir una motocicleta. Su participación la realizaron a través de charlas impartidas por un instructor de manejo certificado y una vez cada persona finalizara el proceso, se realizó un reemplazo de un casco de baja calidad por un casco certificado del proyecto, el cual cuenta con homologación nacional e internacional.

Los usuarios obtuvieron el casco de forma gratuita, solamente con la participación activa durante el proyecto que se ha extendido por 6 meses y continuará en el 2022. Este casco cuenta con cualidades muy positivas, es liviano, cómodo, fresco y seguro.

Publicidad

Para el próximo año, el ACCR en conjunto con las organizaciones que rigen el proyecto, continuarán capacitando a más motociclistas hasta alcanzar la meta de la entrega total de 1000 cascos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido