El aumento de electricidad y combustible impacta fuertemente el bolsillo de las empresas y de la población en general, razón por la cual se brindan algunos consejos.

El aumento en el costo de los recursos energéticos, tanto electricidad, como combustibles, generan preocupación e incertidumbre en la población, pues se sabe que también vendrán ajustes de precios en los diferentes rubros cotidianos.

Para contrarrestar el impacto en el bolsillo, los interesados deberán implementar varias estrategias para reducir el consumo energético, pues, dicho sea de paso, los combustibles alcanzaron los precios más altos de la historia del país.  

Lo primero que hay que tomar en cuenta son las bondades que ofrecen las telecomunicaciones, mismas que tuvieron un papel preponderante en la crisis sanitaria, especialmente con el confinamiento.  Gracias a ellas, la vida continuó y hoy más que nunca, quedó claro que son un motor de desarrollo para la economía, comentó el Ing. Eduardo Escalante, director de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Fidélitas.

Algunos consejos:

Movilidad

Evite el transporte o traslados innecesarios. Si está cerca, prefiera la caminata o la bicicleta. 

Aproveche las facilidades de las redes de telecomunicaciones y de los servicios en Internet para evitar, en la medida de lo posible, el hacer trámites o reuniones presenciales que requieran desplazamiento. Muchas entidades habilitaron plataformas para facilitar gestiones en línea y para establecer reuniones virtuales, agregó Escalante.

Es importante verificar el buen estado mecánico de las unidades de transporte (ya sea de personas o de productos), pues de lo contrario, cuando estos vehículos están fuera de las condiciones de operación recomendadas, puede haber un consumo mayor, que se convierte en un desperdicio de energía y, por tanto, en un lamentable impacto al bolsillo.

–         Planifique los viajes para que maximice las rutas de gestión.

–         Revise el motor, llantas, filtros, lubricante, líquidos, reduzca la carga innecesaria que lleva en el vehículo.

–         Evite el uso del aire acondicionado. 

–         No acelere indebidamente y permita que el carro sea el que vaya frenando cuando así lo requiera. 

–         Apague el carro cuando no esté en ruta.

Publicidad

Consumo eléctrico en empresas:

Es imprescindible que los equipos, la maquinaria y las instalaciones eléctricas estén en óptimo estado y funcionamiento, pues cuando no lo están, las pérdidas de energía se incrementan, al igual que la factura eléctrica, agregó Escalante.

Revise las actividades y los procesos empresariales en función del uso energético.  A nivel mundial existe la norma ISO 50001, desarrollada a solicitud de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial  (UNIDO).  A pesar de que dicha norma fue concebida para sistemas muy grandes, existen conceptos y directrices aplicables para pequeños locales y pequeñas industrias.

Definitivamente la forma en cómo se hacen las cosas dentro de un edificio, sus procedimientos y sus actividades repercuten inevitablemente en el ahorro, o por el contrario, contribuyen con el despilfarro.  Cree una cultura amigable con el ambiente para que los colaboradores contribuyan con buenas prácticas ambientales.

Ojo con el consumo vampiro o standby

En muchos hogares y empresas se dejan enchufados permanentemente varios aparatos como computadoras, cargadores de dispositivos electrónicos, televisores, microondas, cafeteras, regletas, lavadora, radios, impresoras, etc., pensando que, como están apagados no consumen.  Según Eduardo Escalante, este hecho podría representar un porcentaje significativo del consumo de energía del hogar.  

Algunos consejos para reducir el consumo eléctrico

–         Reduzca el tiempo en la ducha.  Una termo ducha de las más pequeñas encendida durante diez minutos equivale a tener unos cien bombillos led o más encendidos a la vez.

–         Evite estar calentando comida varias veces al día (reúnanse a comer todos juntos).  La cocina es el electrodoméstico que más energía consume.

–         Evite el uso del aire acondicionado, en la medida de lo posible

–         Desconecte todos aquellos dispositivos que no está usando

–         Apague las luces que no necesita, opte especialmente por la luz natural.

–         Utilice bombillos de bajo consumo, preferiblemente luces led.

–         Utilice la lavadora y secadora de ropa, con cargas completas, preferiblemente una vez a la semana.

–         Planchar prendas por separado durante el día dispara la factura eléctrica.  Mejor fije una fecha de planchado.

–         Evite abrir constantemente la refrigeradora o dejar la puerta abierta.

–         Evite estar hirviendo agua o poner el “coffe maker” varias veces al día.  No lo deje conectado.

–         Busque un profesional en electricidad para que detecte si hay alguna “fuga” de energía eléctrica o desperfecto en su sistema eléctrico.

–         Elija iluminación led con foto- sensor en gradas o jardines.

–         Prefiera energías alternativas

Gracias a su conciencia ambiental, la Universidad Fidélitas se convirtió en la primera universidad del país en recibir el Galardón Verde, un distintivo que reconoce el uso de electricidad renovable.  Para ello, invirtió en tecnologías más eficientes para lograr la reducción del consumo eléctrico.  Asimismo, también su sede de Heredia fue el primer campus universitario carbono neutro en Costa Rica.

Visita Nuestra Sección de Economía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido