Artes de pesca que destruyen la vida marina ayudarán a generar empleos y madera plástica para múltiples usos

Guardacostas habilitó un centro de recepción de artes de pesca en Caldera de Esparza gracias al apoyo del gobierno canadiense
 
Microempresa transformará redes de pesca en rampas para que personas con alguna discapacidad disfruten del mar
El Servicio Nacional de Guardacostas, como parte de su misión de proteger la biodiversidad marina y apoyar el desarrollo sostenible en las comunidades costeras, habilitó un centro de recepción, recuperación y reciclaje de artes de pesca abandonadas, perdidas y descartadas en las aguas del Pacífico.
De esta forma, dichas redes pasarán de ser un elemento destructor de los ecosistemas marinos a un factor que contribuirá a generar empleos y producir artículos de gran utilidad para la población.
El citado centro se ubica en la Estación de Guardacostas de Caldera, cantón de Esparza, Puntarenas, y pretende levantar del fondo marino todas aquellas artes de pesca que yacen en lo profundo y que generan una pesca silenciosa o fantasma, ocasionando así un gran daño a los ecosistemas marinos.
Según las estadísticas del Servicio Nacional de Guardacostas, desde el 2002 y hasta el pasado 2022 la recolección de estas artes de pesca ha aumentado en un 200%.
Esto es un esfuerzo interinstitucional en el que participan el Servicio Nacional de Guardacostas, la Asociación Centroamericana para la Economía y la Salud Ambienta (ASEPESA), la empresa IPS Madera Plástica, además del Ministerio de Pesca y Océanos de Canadá, este último realizó una donación de casi 200 millones de colones para facilitar el traslado de los trasmallos reciclados.
Durante el plan piloto de este proyecto se trabajó en componentes que hicieron realidad este centro de acopio, tales como la construcción de un punto de recepción de artes de pesca recicladas en la estación de Guardacostas de Caldera, la elaboración de cuatro rótulos informativos y 14 cajones comunales para la recolección de artes de pesca en el Golfo de Nicoya.
También se dio la repotenciación y adaptación de una embarcación interceptora de 45 pies de largo para la recolección y transporte de las artes de pesca, además fue reparado un camión para el traslado de material reciclado, programas de capacitación al personal del Servicio Nacional de Guardacostas y comunidades costeras, con afiches, manuales, calcomanías y videos.
El proyecto también contempló otras acciones como la capacitación de buzos del Guardacostas con entrenamiento avanzado con el fin de reflotar las artes de pesca que se encuentran en el fondo marino, además del reciclaje y procesado de las artes de pesca con la empresa IPS (Innovación de Productos Plásticos Sostenibles), que al final se convierten en láminas que son la materia prima para la elaboración de materiales de uso diario.
De acuerdo con lo declarado por la bióloga marina Carmen Castro, del Departamento Ambiental del Guardacostas, esta iniciativa busca educar al gremio de los pescadores, así como evitar que estas artes de pesca afecten la vida marina y perjudiquen la economía del sector pesquero.
Según lo declarado por el primer secretario político de la Embajada de Canadá, Falco Mueller, “Este proyecto demuestra que tenemos una nueva oportunidad de hacer un planeta sostenible”

Por su parte, Luis Matarrita, emprendedor de la empresa IPS Madera Plástica, declaró:   “Estamos transformando un residuo indeseable en algo aprovechable.” Precisamente entre lo que produce esta empresa se encuentran rampas para que personas con alguna discapacidad visiten las playas, puestos de vigilancia para guardavidas, muebles y postes, entro otros artículos.

Visita Nuestra Sección Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido