Volver al sitio

Reacción de la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) al discurso del Presidente de la República.

La Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) comparte con el Presidente Carlos Alvarado la preocupación por el desempleo y la difícil situación socioeconómica que enfrentan miles de costarricenses. Reconocemos el esfuerzo realizado por el Gobierno para atender la emergencia del COVID-19 desde el punto de vista sanitario.

· Nacionales

No obstante, se echa de menos en el discurso la exposición de medidas de carácter económico que tomará el Gobierno y que según dijo el mandatario, serán dadas a conocer en los próximos.  Es urgente que se atienda la reactivación del país, y que se tomen medidas acordes a la gravedad de las circunstancias, dirigidas a atender las necesidades específicas de los sectores productivos.

Esa será la única manera de evitar que la situación de las familias y las empresas empeore aún más en las próximas semanas. 

En otros aspectos del discurso, la Cámara califica como destacable la labor realizada por el Ministro de Obras Públicas, Rodolfo Méndez Mata, en la ejecución de obras que tenían muchos años de atraso y el compromiso del del Gobierno de la República, de potenciar la ejecución de grandes obras de infraestructura vial, mediante el recurso de las Alianzas Público-Privadas (APPs).

Asimismo; vemos con esperanza el compromiso presidencial con la mejora regulatoria y con la ansiada modernización del AyA.

Resulta además muy loable la creación del Bono Proteger, para dar auxilio inmediato a las familias que han perdido sus medios de subsistencia o parte importante de ellos.  Pero el Presidente debe recordar que no es viable ni sostenible en el tiempo, atender la problemática social vía subsidios.

Al respecto cabe destacar que la única forma de combatir la pobreza de forma sostenible, es generando más y mejores empleos, para lo cual es fundamental el estímulo a la actividad empresarial privada, sector en el que se brinda el 86% de los empleos del país.

De ahí la urgencia de impulsar sectores productivos, como el de la construcción, que se convierten en dinamizadores de la actividad económica, ya que producen bienestar para todos los habitantes.

Reiteramos el llamado para que también se impulse, mantenga y priorice, la inversión en la construcción de la restante infraestructura pública, como acueductos, centros educativos y de atención de la salud, proyectos que se encuentran en estado de rezago y que resultan fundamentales para el bienestar de los habitantes del país, empezando por aquellos proyectos que están más avanzados.

Insistimos además en la mejora regulatoria como instrumento de combate la informalidad y la reducción urgente del gasto público y el aumento de su eficiencia, porque el sector empresarial del país no puede soportar más gravámenes.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar