Volver al sitio

 Boston Scientific y Akamai Technologies colaboran con la Universidad de Costa Rica para producir máscaras de protección facial que beneficiarán a personal que trabaja contra el COVID-19 en Costa Rica. 

· Nacionales

Si bien la impresión 3D comenzó en la década de los ochenta, recientemente ha cobrado relevancia y, ante la presencia del nuevo coronavirus, se ha convertido en una herramienta clave para facilitar la creación de los equipos necesarios. En Costa Rica también se ha echado mano a este método para producir protectores faciales y visores quirúrgicos para el personal de salud que atiende la emergencia. 

Muestra de ello es la iniciativa de la Universidad de Costa Rica (UCR) junto con el apoyo de empresas multinacionales como Akamai Technologies, que se ha enfocado en el diseño y prototipo de partes para que la universidad los ensamble y Boston Scientific, que trabaja en la producción de las máscaras. 

Andrés González, Gerente de Sitio para Akamai Technologies, explicó: “Con la UCR y bajo el liderazgo de Mario Peña, especialista de soluciones senior, y Francisco Vargas, ingeniero de datos senior, estamos diseñando y prototipando visores quirúrgicos para personal que atiende la emergencia sanitaria. Actualmente, y gracias a los equipos de impresión 3D que tenemos en nuestro Laboratorio de Innovación (Danny’s Lab), imprimimos partes para la creación de estos dispositivos que tanto se necesitan para el personal de salud y otras áreas”.

La empresa Boston Scientific, por su parte, produce partes de las máscaras en impresoras 3D. Luis Javier Serrano, Vicepresidente de Operaciones en la planta de Coyol, Alajuela, explicó: “Lo que hace Boston Scientific está totalmente vinculado con la promoción y protección de la salud de las personas. Esto nos impulsa a encontrar formas novedosas y creativas de apoyar a quienes están en la primera línea de atención médica y que se esfuerzan incansablemente para vencer esta pandemia”. 

“Entre las iniciativas desplegadas por la corporación, destaca el proyecto en colaboración con la UCR para la producción y donación de mascarillas transparentes para la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), utilizando nuestros recursos, en este caso nuestro recurso humano y nuestra capacidad de impresión 3D. Estas mascarillas servirán al personal de salud encargado de atender a pacientes contagiados por COVID-19. Es un momento clave para que todos unamos esfuerzos para contribuir y salir airosos de esta situación”, agregó Serrano.

En el caso de Boston Scientific, la impresión 3D de un protector facial toma un promedio de 3 horas y a la fecha ha generado más de 300 sets que se han entregado a la CCSS luego de que personal de la UCR le coloca el elástico y la pantalla de protección.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar