Volver al sitio

Libro sobre biotecnología en Fraude académico (plagio) 

Libro con errores y plagios pretende ser usado en colegios.Autores esconden factores negativos de la biotecnología.

· Nacionales

La Red de Coordinación en Biodiversidad (RCB) interpuso una denuncia ante los consejos universitarios del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), la Universidad de Costa Rica (UCR) y la Universidad Nacional (UNA), por violación a la ética y la excelencia académica cometido en el libro “Biotecnología para todos: conceptos, aplicaciones y beneficios”, publicado por la Editorial Tecnológica (ET), con la “autoría” de seis profesores de la UCR, cuatro del TEC y uno de la UNA.

En la denuncia se solicita: a) Retirar el libro del mercado; b) Realizar una investigación y sentar las responsabilidades que correspondan; y c) Publicar los resultados de la investigación en un diario de circulación nacional.

El libro se publica en el marco del cuestionado proyecto “Biotecnología para todos: socialización de conceptos, aplicaciones y beneficios”, que se desarrolló en los años 2015-2016 y 2018, financiado con fondos del Consejo Nacional de Rectores (Conare), por alrededor de 50 millones de colones, sin contar los salarios devengados por las personas involucradas en este proyecto.

Publicidad

El plagio constituye un claro y preocupante fraude académico que riñe frontalmente con los principios y valores éticos reconocidos en las universidades públicas y el Conare. En este caso el fraude académico (plagio) es evidente, manifiesto, y fuera de toda duda y proporcionalidad, sobre todo si se tiene en consideración que los encargados de esta obra fueron advertidos de la existencia de “plagio literario”, desde que se revisó el manuscrito entregado a la Editorial Tecnológica.

Igualmente se constata la falta de objetividad del libro, cuando se observan las notorias omisiones de información relevante, citas de información parcializada, tendenciosa, desactualizada e imprecisa que se detallan en la denuncia.

En resumen, en el libro se detectaron más de 900 faltas, de las cuales 642 (68,9 %) son por plagio, y 290 (31,1 %) corresponden a: faltas de ortografía (127) y nomenclatura (66); omisión de información relevante, información parcializada, tendenciosa, desactualizada o imprecisa (34); vínculos de Internet defectuosos (29); edición (17); omisión de citas bibliográficas (13); inclusión de términos inexistentes (2); y hasta menciones erróneas de nombres de comisiones (2).

Lejos de favorecer la imagen de las universidades públicas y el Conare, este tipo de prácticas atenta contra el importante rol que esas instituciones están llamadas a cumplir, lo cual es más preocupante si tenemos en cuenta que los públicos meta del libro son estudiantes, docentes, productores, formadores de opinión y líderes políticos. La RCB apela a los Consejos Universitarios para que resguarden la rigurosidad y responsabilidad con que la academia debe responder a la sociedad costarricense.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar