Volver al sitio

Frente Agroindustrial Cooperativo anuente a participar en mesas de diálogo nacional

Frente Agroindustrial Cooperativo anuente a participar en mesas de diálogo nacional

· Nacionales

Las 15 cooperativas que integran el Frente Agroindustrial Cooperativo (FAC) están en disposición de participar en las mesas de diálogo convocadas por el Poder Ejecutivo y Legislativo, así como la de la Asamblea de Trabajadores y Trabajadoras del Banco Popular (Foro Multisectorial de Diálogo Nacional).

Dicha participación sucedería a través de la representación de la Alianza Nacional Agropecuaria (ANA) en los diálogos citados para los próximos días, pues tanto los representantes del FAC como otros actores de la actividad agropecuaria nacional están dispuestos a aportar en la búsqueda de soluciones a los problemas fiscales y económicos del país, que se han agravado por la pandemia del COVID-19.

Carlos Vargas, representante del Frente Agroindustrial Cooperativo y Gerente General de CoopeTarrazú indicó que “vamos a llegar a la mesa con la mente abierta y la disposición de escuchar y atender las inquietudes a través del diálogo, sin posiciones predefinidas para aportar a la construcción multisectorial con la apertura suficiente que permita apuntar hacia la reactivación económica que necesita el país”.

“Ante la compleja situación fiscal de nuestro país reconocemos que la reactivación es esencial para alcanzar una sostenibilidad económica que se construya entre muchos sectores. Solicitamos al Gobierno, que nuestro aporte se complemente, de una ruta clara de reactivación económica, que permita generar empleo y bienestar para todos los sectores del país”, expresó Vargas.

Un aporte relevante a la economía nacional

El sector agroindustrial cooperativo es un componente muy importante del sector productivo nacional: integra a 28 mil asociados, 8.509 colaboradores y genera en conjunto 75.000 empleos indirectos.

De acuerdo con Vargas, tras la entrada en vigencia de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas el aporte de las cooperativas al fisco pasó de un 5% a un 10% en el impuesto a los excedentes netos de los cooperativistas, con lo que en promedio llegarían a pagar hasta ¢20 mil millones. Actualmente las cooperativas agroindustriales pagan en impuestos (IVA, Selectivo de Consumo, y otros tributos específicos) una carga cercana a los ¢15 mil millones, y casi ¢30 mil millones a la seguridad social.

El sector cooperativo agroindustrial es motor de desarrollo de las zonas rurales, donde genera empleo, calidad de vida sana y sostenible para los productores y sus familias, especialmente las asociadas a la producción de carne, leche, aceite de palma, sal y café.

La presencia de cooperativas agroindustriales en zonas rurales repercute directamente en los altos índices de progreso social en comunidades fuera del Gran Área Metropolitana, y en la economía local, gracias a la compra de insumos, empleo, transporte y contratación de expertos en los diferentes departamentos de asistencia técnica que visitan las fincas.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar