Volver al sitio

Aborde nuevas complejidades con una evaluación del crédito renovado

Controle la exposición crediticia en la inestabilidad económica actual bajo un nuevo enfoque, el cual no tiene que ser costoso, complejo o lento.

· Nacionales

Por: Alexandre Sapia, Director Sr. de Servicios y Soluciones para SAS Latinoamérica.

La intensidad del shock provocado en las economías mundiales por la pandemia de Covid-19 aún no se ha determinado. A medida que las empresas desarrollan su comprensión de cómo podrían verse afectadas, dos elementos constantes de cualquier evaluación son la incertidumbre y la complejidad. El futuro depende de una variedad de factores, desde las propiedades del virus y la política pública hasta el comportamiento del consumidor en un clima de recesión.

Todos estos elementos presentan todo tipo de desafíos para los responsables de crédito en torno a lo que ya es un negocio delicado. Con poca claridad y muchas dimensiones para esta aguda crisis, la forma en que se desarrolla la situación no es en absoluto parte de lo que ninguno de nosotros esperaba. Pero esto también se aplica a los cálculos tradicionales de riesgo de crédito, que han quedado obsoletos en lo que respecta a los retos actuales.

El control de la exposición crediticia se ha convertido en un aspecto aún más vulnerable de los negocios: un informe de McKinsey publicado en marzo de 2020 instó a los responsables de la gestión de riesgo crediticio a modificar las estrategias actuales para sobre llevar la crisis. La pandemia ha agregado dificultades a un proceso que ya está lleno de limitaciones, ya que los modelos de crédito anteriores pierden adherencia, las variables que predecirían el incumplimiento podrían dejar de aplicarse y las políticas de crédito ya no serían necesarias en esta nueva situación.

¿Cómo pueden los datos ayudar a los directivos de crédito a navegar en un territorio tan desconocido? En el escenario actual, la recopilación de datos de riesgo, la segmentación, el desarrollo de tarjetas de puntuación de crédito, la implementación y la presentación de informes se convierten en capacidades críticas para las empresas. Por otro lado, es difícil considerar implementaciones largas, costosas y complejas, porque las prioridades del negocio deben ser permanecer en el juego y servir a los clientes lo mejor posible.

Fortalecer los procesos de calificación crediticia en este nuevo entorno empresarial no puede ser un proceso que agregue dolor al negocio, sino una herramienta valiosa para ayudarlo a navegar el escenario actual. Una buena configuración de calificación crediticia puede ayudarle a superar los obstáculos típicos del desarrollo de modelos largos e implementaciones de evaluaciones crediticias llenas de problemas de datos.

Tips para aumentar su capacidad de calificación crediticia

Cuando se busca un producto de calificación crediticia que pueda ayudarlo a responder a los cambios constantes, también es ideal que los procesos de modelado crediticio incluyan la capacidad de acceder, transformar, estandarizar y limpiar todos los datos de requisitos previos del cliente, necesarios para crear mejores scorecards, con una gestión de datos superior. El modelado es más rápido con costos de capacitación más bajos si tiene una herramienta de modelado de administración de datos basada en GUI fácil de usar, así como mecanismos fáciles para la creación, extracción e informes de conjuntos de datos.

Otro punto crucial, especialmente en un momento en el que proteger a las personas es tan importante, es la reducción de la rotación y los riesgos de recursos humanos también pueden ser reducidos con herramientas sólidas de calificación crediticia, particularmente si tiene la capacidad de compartir parámetros como variables derivadas, filtros, esquemas de binning, proyectos de minería de datos y notas para retener la IP corporativa. Las capacidades de procesamiento en la base de datos pueden ayudarlo a manejar conjuntos de datos muy grandes y mejorar las decisiones de crédito tanto en el lado de origen como en el de servicio de la empresa.

Finalmente, cuando se trata de impulsar una configuración de calificación crediticia para hacer frente a la crisis actual, las organizaciones desean la capacidad de construir tantos modelos como sea necesario para la calificación de la aplicación y el comportamiento de los productos de préstamos al consumidor. Al adoptar una configuración ágil y simple que puede brindarle las capacidades mencionadas anteriormente, puede aumentar el rendimiento, mejorar la eficiencia operativa en los procesos de evaluación de crédito y reducir las pérdidas, así como navegar ante la inestabilidad continua y prepararse para la recuperación futura.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar