Volver al sitio

14 municipalidades suman acciones hacia la descarbonización de sus territorios

Gobiernos locales cuantificaron la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos hacia la atmósfera en sus territorios y definieron actividades concretas para reducir su impacto ambiental.Con sus planes de mitigación los municipios esperan evitar unas 14 500,21 toneladas de dióxido de carbono equivalente (t CO2eq).Los inventarios identificaron que los dos sectores que producen más emisiones son el sector transporte y el sector agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra.

· Nacionales

 El re-diseño y la construcción de infraestructura vial apta para peatones y ciclistas; el establecimiento de modelos de gestión de residuos orgánicos y la capacitación a propietarios de fincas agropecuarias para implementar buenas prácticas de producción. 

Estas son algunas de las acciones propuestas por las municipalidades de Osa, Pérez Zeledón, Santa Cruz, Cañas, Nicoya, Oreamuno, Cartago, San Ramón, Goicoechea, Montes de Oca, Parrita, Quepos, San Carlos y Pococí en sus “Planes de acción cantonal para la mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero”.

Estas 14 municipalidades realizaron el Inventario de Gases Efecto Invernadero, correspondiente al 2018, e identificaron medidas de mitigación, en el marco del Programa País Carbono Neutralidad 2.0 (PPCN 2.0) en su Categoría Cantonal de la Dirección de Cambio Climático (DCC) del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE). 

Para ello contaron con el apoyo de la Fundación Costa Rica-Estados Unidos de América para la Cooperación (CRUSA), la Cooperación alemana para el desarrollo, GIZ –por encargo del Ministerio Federal de Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU) de Alemania– y el proyecto Partnership for Market Readiness del Banco Mundial.

El PPCN Categoría Cantonal busca que los municipios elaboren el Inventario de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que se generan en su territorio y, en el ejercicio de sus competencias, propongan e implementen medidas para reducirlas, posteriormente compensar o remover las emisiones restantes.

“El Programa País de Carbono Neutralidad es uno de los mejores mecanismos para integrar a la ciudadanía en la descarbonización. La Categoría Cantonal permite que cada costarricense vea en su propia comunidad los beneficios de la descarbonización: barrios más eficientes y caminables, mejor gestión de residuos y el fortalecimiento de las buenas prácticas de producción agropecuaria. 

De la mano con estas 14 municipalidades, la Dirección de Cambio Climático refuerza nuestro compromiso por una economía del futuro, basada en el conocimiento, que busca la eficiencia, el bienestar de los ciudadanos y respeta los límites del planeta”, dijo Andrea Meza, directora de la Dirección de Cambio Climático del MINAE. 

Los resultados de los inventarios contabilizaron, al 2018, un total de 4 400 326,85 toneladas de dióxido de carbono equivalente (t CO2e) e identificaron que los dos principales sectores responsables de emisiones en las 14 municipalidades corresponden al sector transporte (42%), que ocupa el primer puesto en la mayoría de los casos, y al sector agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra (23%), dada la importancia de las actividades agrícolas y ganaderas en varios de los cantones.

Marcela Guerrero, presidenta ejecutiva del IFAM, indicó que los gobiernos locales tienen el impacto estratégico en cambiar el modelo de vida de sus cantones; “las acciones que el IFAM está promoviendo es para cambiar el paradigma carro-centristas del siglo pasado y dar prioridad a las personas que no transitan en vehículos particulares, basados en el principio de “primero las personas, después los vehículos”. 

El país enfrenta múltiples retos en adaptar la infraestructura para las personas, servicio transporte público eficiente, evitar los congestionamientos de gran escala, detener el crecimiento de la flota vehicular particular, instaurar todas las formas de intermodalidad y promover el transporte limpio evitando la contaminación ocasionada por los gases de efecto invernadero”, señaló Marcela Guerrero, Presidenta Ejecutiva del IFAM. 

Cada cantón estableció un plan de acción climática donde detallan las acciones a desarrollar en los próximos años para reducir la generación de emisiones. Estas acciones buscan reducir unas 14 500,21 t CO2eq, y así contribuir con el alineamiento y contribución al Plan Nacional de Descarbonización. 

Las acciones se centran en la gestión integral de residuos, movilidad y transporte público sostenible, transporte privado bajo en emisiones, sistemas agropecuarios bajos en emisiones y soluciones basadas en la naturaleza.

“Para la Fundación CRUSA la presentación de los resultados del trabajo realizado por primera vez en estas 14 municipalidades es motivo de gran satisfacción. Estos gobiernos locales cuentan con inventarios de gases de efecto invernadero a nivel cantonal, el cual  les permitirá tomar mejores decisiones e implementar acciones de mitigación en beneficio del ambiente y sus comunidades. Estos inventarios representan un hito y esperamos que los gobiernos locales sigan mejorando y profundizando las acciones de su gestión ambiental”, señaló Flora Montealegre, Delegada Ejecutiva de la Fundación CRUSA.

“En GIZ, por encargo del gobierno alemán, estamos comprometidos a contribuir a la descarbonización de la economía costarricense, por eso en 2018 apoyamos este mismo proceso con seis municipalidades y hoy sumamos catorce más. Consideramos que los gobiernos locales cumplen un rol fundamental como generadoras de desarrollo sostenible porque las acciones de mitigación se implementan en los territorios y es competencia de las municipalidades conducirlos, a través de sus planes reguladores, hacia la construcción de ciudades compactas y sostenibles. 

Nos satisface la excelente voluntad y alto compromiso que han mostrado las 20 municipalidades en convertirse en actores clave para la protección climática”, comentó Andreas Villar, director país de la Cooperación alemana para el desarrollo GIZ en Costa Rica.

Los catorce cantones finalizaron un proceso de seis meses, donde inicialmente cada municipalidad estableció una comisión intersectorial de cambio climático. Contaron además con equipos de apoyo de las empresas consultoras Ambientica Consulting, Biomatec, Cámara de Industrias y Dyla, los cuales aplicaron la metodología del PPCN Categoría Cantonal bajo la supervisión del Centro para la Sostenibilidad Urbana (CPSU) y la GIZ, con el respaldo de la DCC.

“La elaboración de los inventarios nos pareció un proceso muy enriquecedor ya que nos permite conocer directamente el desarrollo de las actividades que efectúan o direccionan las instituciones públicas y empresas privadas de cada cantón, y con ello conocer fuentes de emisiones por sectores, propiciando que la municipalidad pueda crear estrategias para apoyar o fortalecer a dichos sectores por medio de productos o de servicios a desarrollar”, explicó Stefanny Monge del área de gestión ambiental de la Municipalidad de Osa. 

Para seguir en camino hacia la descarbonización de la economía tras la finalización del proyecto piloto, cada municipalidad tiene la responsabilidad de continuar con los procesos de gestión de su inventario de gases de efecto invernadero e implementar las acciones de mitigación propuestas.

“La iniciativa fue muy buena, teníamos muchas informaciones en la municipalidad y ahora contamos con una base de datos formal y científica es un gran avance. Esto es una base no solo para el plan regulador que viene para renovación en Montes de Oca sino la incorporación de otros elementos como la masa arbórea, las partes de renovación urbana a planear y ver un diagnóstico de cuáles son las áreas específicas para intervenir para bajar esos niveles y optar por otro tipo de mejoras cantonales a mediano y largo plazo”, comentó Gustavo Lara, gestor ambiental de la Municipalidad de Montes de Oca.

El Programa País de Carbono Neutralidad 2.0 (PPCN) es un mecanismo voluntario al que pueden acceder organizaciones y comunidades para el reporte de inventarios de Gases de Efecto Invernadero (GEI), la demostración de acciones de reducción, remoción y compensación de emisiones y el fortalecimiento de la descarbonización. El programa fue creado en 2012 por la Dirección de Cambio Climático (DCC) del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) y cuenta con casi 200 entidades participando, entre organizaciones públicas y privadas, municipios y cantones. 

Las catorce municipalidades se suman a otras seis – La Unión, Monteverde, Golfito, Belén, San José y Desamparados – las cuales participaron en un proyecto piloto durante el 2018 y fueron las primeras en levantar sus inventarios de GEI cantonales y priorizar medidas de mitigación. Junto con Puntarenas estos seis fueron otorgados el sello de “Carbono Inventario” del PPCN Categoría Cantonal en el marco de la PreCOP25 el pasado octubre 2019 y actualmente están en la fase de implementación de acciones concretas.    

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar