Volver al sitio

10 consejos para acondicionar su espacio de teletrabajo según la arquitectura funcional y el Feng Shui

El espacio físico donde trabajamos y la forma en que lo acondicionemos influye al 100% en la productividad y desempeño de funciones de los colaboradores, señala la arquitecta y fundadora de Bagua CR, Abigail Siles.

· Nacionales

El teletrabajo ya no es una opción para muchas personas, sino que ahora es una obligación. Sin embargo, trabajar desde casa no es solo tener una mesa, una silla y conexión a Internet, sino que engloba muchos elementos más que van a incidir directamente en la productividad y salud física y emocional de las personas.

De acuerdo con Abigail Siles, arquitecta y fundadora de la firma Bagua CR, el espacio físico donde trabajamos y la forma en que lo acondicionemos influye al 100% en la productividad y desempeño de funciones de los colaboradores.

“Las condiciones ergonómicas, tecnológicas, la iluminación, la ventilación, las normas de convivencia y el orden de nuestro espacio, inciden directamente en nuestra salud mental y física. Es por esto que debemos ser muy cuidadosos a la hora de habilitar y ordenar los espacios donde teletrabajaremos”, señaló Siles.

Para la arquitecta de Bagua CR, hay 10 consejos que pueden seguirse para acondicionar los espacios de teletrabajo de acuerdo con la arquitectura funcional y técnicas ancestrales del Feng Shui. Estos son:

1. Limpieza y orden: Este es uno de los principios básicos del éxito, un espacio limpio y ordenado atrae ideas claras, tranquilidad y control en tu vida. ¡Recuerda! el desorden puede formar parte de un proceso, pero nunca el resultado, así que analiza, clasifica y desecha todo lo que tenga o no utilidad.

2. Busca el espacio de trabajo ideal: No debes pretender llegar al éxito de tus metas laborales sentado desde tu cama o desde la silla del comedor. Si trabajas en tu dormitorio, un área dedicada al descanso, puedes sufrir problemas graves para conciliar el sueño; o si trabajas en el comedor, estas afectando el santuario de la unión familiar y de amigos.

“Si no puedes destinar un cuarto completo para el área de trabajo, debes buscar una zona donde lo delimites simbólicamente con un biombo o un mueble, de manera que el paso sea libre. Debes designar un área mínima de 2 m2 libres por persona. El uso del color es un aspecto importante, siempre recomiendo colores claros, neutros y acabado mate, esto nos ayudará a mejorar la concentración”, explicó Siles.

3. Buena iluminación y ventilación: La falta de estas puede incidir directamente en nuestro estado de ánimo y en la salud, causando problemas de concentración y fatiga.

“Si la iluminación natural es excesiva e incomoda, lo ideal es regularla con cortinas, o con un “Roller Up” translucido, en tonos claros, pero si la iluminación natural es deficiente, lo que debes hacer es complementarla con iluminación artificial, realizando combinaciones de luz blanca y luz cálida, para generar comodidad y un ambiente acogedor. Por ejemplo, utiliza la luz blanca en las luminarias del cielo raso y la luz cálida, la puedes utilizar en una lámpara de piso o de escritorio”, afirmó la arquitecta.

4. Orientación del mobiliario: El escritorio y la silla de trabajo deben estar orientados en la “dirección de poder”; es decir, situados donde se pueda ver la puerta de ingreso a la habitación. Si no tenemos visión de la puerta, podemos sentir pérdida de control y vulnerabilidad. Si no es posible cambiar la ubicación del escritorio, se debe colocar un espejo que refleje la puerta, delante de ti, hacia la derecha, esto evitará el Shar Chi (la mala suerte).

“Además, nuestra espalda debe estar protegida por una pared que brinda sensación de estabilidad. Si no existe una pared detrás de la silla, debemos conseguir una silla con un respaldar grande. En la pared de apoyo, se debe colocar un cuadro con una pintura o dibujo que represente una montaña para activar la constancia en el trabajo y el éxito. No es recomendable trabajar debajo de vigas, estantes, escaleras, techos inclinados o estructuras expuestas, ya que generan energía de opresión y debilitan y aplastan la buena energía y la productividad”, indicó la fundadora de Bagua CR.

5. Condiciones del mobiliario y la decoración: Tu mobiliario debe encontrarse en las mejores condiciones, ya que si esta dañado, puede atraer energía negativa. El escritorio debe ser de madera con bordes redondeados, si se utiliza una combinación de metal y vidrio, el vidrio debe ser opaco, ya que el vidrio con acabado transparente nos permite ver nuestros pies y esto nos transmite una sensación de inestabilidad según el Feng Shui. En cuanto a la decoración con objetos o acabados que nos inspiren y motiven para lograr esa meta en la cual estamos trabajando. Por ejemplo, si nos motiva viajar, podemos tener objetos que nos trasladen a ese destino que queremos conocer y así nos enfoquemos en lo que queremos lograr.

6. Ergonomía: Presta mucha atención a tu postura o alguna incomodidad que tu cuerpo esté resintiendo, puedes estar dañando tu salud sin darte cuenta.

  • Escritorio: Contar con un ancho mínimo de 70 cm para poder movilizar las piernas debajo del escritorio. Todos los bordes deben ser redondeados o biselados.
  • Silla: Debe contar con asiento, respaldo adecuado a la espalda, principalmente en la zona lumbar y toráxica, descansabrazos. Debe se ajustable y giratoria.
  • Reposapiés: Ideal cuando la persona no puede descansar firmemente los pies en el piso. Este debe ser de material antideslizante, con una Inclinación ajustable entre 5° y 15°.
  • Pantalla del monitor: El borde superior del monitor debe coincidir con el nivel de los ojos; para evitar movimientos molestos en el cuello. Para determinar la distancia recomendada entre la pantalla y el ojo, se debe estirar el brazo al frente, de manera que la punta de los dedos toque con el monitor. El teclado y el mouse deben estar al mismo nivel, el ángulo del brazo debe ser de 90°.

7. Las plantas: Las plantas funcionan como ionizantes y contrarrestan la radiación de los aparatos eléctricos, además limpian el aire. Colócalas en las coordenadas este y sureste del espacio de trabajo. Si las hojas se secan, se deben desechar, ya que estas recogen la energía negativa. Se pueden utilizar: “Potus”, “lirio de Boston”, “cinta”, “ficus robusta”, “hiedra” o “helecho de Boston”.

8. Aromaterapia: No hay nada más satisfactorio que utilizar esencias en la zona de trabajo, estas aportan sensaciones agradables y brindan muchísimas propiedades terapéuticas. Por ejemplo, si necesitamos concentrarnos podemos utilizar esencias con tonos cítricos, romero, salvia y menta piperita. Si lo que queremos es fomentar la creatividad recomendamos utilizar canela, rosa, menta y mandarina.

9. Prevención de riesgos eléctricos: Cuando hablamos de computadoras siempre hablaremos de cables, así que es necesario resguardar los cables eléctricos y de línea telefónica junto a las paredes o de manera que estos no queden atravesados en zonas de paso.

10. Equilibrio entre cuerpo y mente: Aprende a respirar; realiza respiraciones profundas, liberando la mente de todo lo que perturba. Te recomiendo meditar en la mañana para reprogramar la mente de cualquier energía tóxica o negativa y para reducir el estrés. Además, es necesario realizar pequeñas pausas para el mantenimiento de la salud y para prevenir lesiones. Recomendamos hacer pausas activas con pequeños ejercicios de estiramiento durante la jornada laboral.

“Estoy segura del éxito que lograrás aplicando estas estrategias para aumentar la productividad que buscas y disfrutaras tu trabajo al máximo ya que tu espacio de trabajo se convertirá en un templo para fabricar el éxito de tu vida. Recuerda, pequeños cambios atraen grandes resultados”, concluyó Abigail Siles, arquitecta y fundadora de Bagua CR.

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar