Inspirate_T con Abraham Wald, el estadístico que ayudó a cambiar el curso de la 2.ª Guerra Mundial

En el apogeo de la Segunda Guerra Mundial, la Fuerza Aérea de los Aliados se enfrentó a un desafío crítico: la creciente cantidad de aviones bombarderos derribados por el enemigo.

En un esfuerzo por mejorar la supervivencia de sus flotas, los analistas militares comenzaron a estudiar meticulosamente los aviones que regresaban de misiones, marcando cuidadosamente los impactos de bala observados.

La idea era reforzar las áreas más golpeadas para aumentar la resistencia de los aviones en futuras misiones. Es decir, reforzar las áreas donde se concentran los puntos rojos en la siguiente imagen.

Sin embargo, de dicho estudio hizo parte el estadístico Abraham Wald quien no concordaba con la conclusión de los otros analistas, para él había un error fundamental en la interpretación de los datos: los aviones estudiados eran aquellos que habían sobrevivido y regresado.

Lo que realmente necesitaban era fortalecer las áreas donde no se observaban impactos en estos aviones, bajo la lógica de que estos eran los puntos críticos que, si eran golpeados, resultaban en que los aviones no regresaran.

Por lo tanto, las áreas que necesitan ser reforzadas son aquellas identificadas con las figuras en color azul del avión de la derecha en la siguiente imagen.

Este descubrimiento es un ejemplo clásico del sesgo de supervivencia, un error de razonamiento que ocurre cuando se toman decisiones basadas solo en información de casos exitosos, ignorando aquellos que no lo son.

La contribución de Wald resalta una lección vital: la recolección de datos e información es solo el primer paso. La interpretación correcta de estos datos es crucial para tomar decisiones informadas y efectivas.

En el contexto de la guerra, esta comprensión llevó a estrategias de blindaje más inteligentes y, en consecuencia, a una mayor tasa de supervivencia para los aviones de los Aliados que con seguridad tuvo un impacto relevante en el curso de la guerra.

Este episodio histórico nos enseña la importancia de analizar los datos desde todos los ángulos posibles, evitando caer en trampas de razonamiento como el sesgo de supervivencia.

En el mundo actual, donde la tecnología y los datos se han vuelto fundamentales en casi todos los aspectos de nuestras vidas, este fenómeno se produce cuando solo se consideran los éxitos, ignorando los datos de los fracasos, lo que puede llevar a conclusiones erróneas y a la toma de decisiones equivocadas.

Un claro ejemplo de sesgo de supervivencia que vemos con frecuencia, es que muchos emprendedores celebran y estudian casos de éxito como Facebook, Amazon, y Google, analizando e intentando “copiar” los playbooks, estrategias, cultura y decisiones claves de estas empresas.

Sin embargo, esto puede llevar a una visión distorsionada del emprendimiento, ya que se ignora a la vasta mayoría de startups que fracasan.

El resultado es que los emprendedores tienden a subestimar los riesgos y sobrevalorar ciertas estrategias que tal vez funcionaron en casos excepcionales que no pueden ser generalizados.

Reconocer y contrarrestar el sesgo de supervivencia es crucial para una comprensión más completa y precisa de los desafíos que enfrentamos en el día a día.

Es importante analizar los datos que tenemos a disposición, pero también debemos aprender a mirar los datos ausentes, debemos esforzarnos por considerar tanto los éxitos como los fracasos en nuestro análisis.

Esto nos permitirá tomar decisiones más informadas y desarrollar una visión más equilibrada del riesgo y las oportunidades.

Christian Velasco

Head de Alura Latam

Visita Nuestra Sección Internacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido