Cámara Costarricense de la Construcción pide retirar proyectos que pretenden aumentar impuestos, la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), pide al Poder Ejecutivo retirar los proyectos de ley presentados a la Asamblea Legislativa y cuyo objetivo es aumentar impuestos a las empresas y a los asalariados.

El Director Ejecutivo de la CCC, Lic. Randall Murillo Astúa, externó la preocupación de la organización de que las iniciativas fiscales no fueran socializadas con los sectores políticos y sociales, a pesar de la importancia que revisten para el país, esto antes de que el Ministerio de Hacienda las presentara al Congreso.

“Reconocemos que Costa Rica necesita atender la problemática del déficit fiscal, que amenaza la estabilidad económica y social del país”, dijo el Director Ejecutivo de la Cámara de la Construcción, al tiempo que propuso al Poder Ejecutivo,  empezar por una revisión profunda del gasto público y una optimización del aparato estatal.

Cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) muestran que Costa Rica destina el 13,86% de su PIB al mantenimiento de los funcionarios públicos, cifra que supera el promedio general de los países que conforman dicha organización y que alcanza el 10,24%.

Adicionalmente, según el informe, Paying Taxes 2020 del Banco Mundial, Costa Rica tiene la carga tributaria más alta de Centroamérica y su recaudación de impuestos está por encima del promedio latinoamericano, 58.3%, que corresponde a lo que se llama Carga Tributaria y Contribuciones Totales que mide el porcentaje de los tributos como parte de las ganancias.

En esa línea, el Sr. Murillo, explicó que presentar un paquete de impuestos en momentos en que la economía nacional requiere dinamizarse resulta contraproducente para la reactivación económica: más tributos tienen como resultado frenar el consumo y la inversión, aumentar los costos de producción y reducir la competitividad nacional.

“Aumentar los impuestos existentes provocarían una ralentización de la actividad económica. El sector construcción actualmente constituye un motor económico a partir de sus múltiples encadenamientos, es altamente sensible a los cambios en las tasas impositivas”, agregó el Director de la Cámara de la Construcción.

Precisamente, en los últimos años ha sido afectado por diversos factores que han dificultado la recuperación de la actividad económica: aumento en precios de los insumos, incertidumbre respecto a tipo de cambio y altos niveles de las tasas de interés, así como pérdida generalizada de poder adquisitivo.

“Exhortamos a esta Administración para que retire los proyectos de ley presentados y, por el contrario, trabaje en iniciativas que tengan como objetivo contener el gasto público y mejorar su calidad, así como en el impulso de acciones para lograr la reactivación económica que requiere nuestro país”, reiteró el Sr. Murillo Astúa.

Freno al sector  

La Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), recordó que el próximo 1° de setiembre entrará en vigencia el último incremento en la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para los servicios de ingeniería, arquitectura, topografía y construcción de obra civil, para pasar de un 8% al 13%.

Dicha medida fue incluida en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que fue aprobada hace menos de cinco años y cuya implementación no ha finalizado.

“Este incremento impactará directamente en los costos de los proyectos de construcción y el precio de la vivienda. Un aumento adicional en impuestos representaría un freno al sector”, alertó Murillo.

Agregó que, a partir de la entrada en vigencia de la última reforma fiscal, la carga tributaria del país aumentó sustancialmente y los ingresos tributarios han venido mostrando una tendencia creciente por lo que no se justifica un nuevo aumento de impuestos.

Algunos de los problemas identificados en los textos presentados en la Asamblea Legislativa: 

 

Expediente N° 23.760, Ley de Impuesto de Renta 

  • Excede lo requerido por la Unión Europea para salir de la lista gris, a pesar de que ya están presentadas en la corriente legislativa dos iniciativas que atienden el tema de una mejor manera.
  • En términos generales la propuesta aumenta la carga tributaria, afectando seriamente a las PYMES al fijar un “flat tax” del 30%.
  • Se migra a un esquema de renta mundial para las rentas pasivas sin haber analizado a profundidad las implicaciones para el país.
  • Al limitar la deducción de los intereses se encarece el crédito, lo cual afecta sensiblemente los costos productivos e incrementará los precios de los proyectos de construcción.
  • Elimina la posibilidad de deducir los costos de marchamos de vehículos, lo que incrementa los costos de las empresas con flotillas y/o maquinaria.
  • Elimina el incentivo sobre distribución de dividendos para las empresas de zona franca y los incentivos sobre fondos de inversión.

Expediente N° 23.759, Fortalecimiento del control tributario  

  • Brinda potestades excesivas a la administración tributaria, eliminando el control por parte del Poder Judicial para diversas acciones, dejando en indefensión a los contribuyentes y lesionado la seguridad jurídica.
  • Los representantes y accionistas son responsables solidariamente por las deudas tributarias de las sociedades.

Expediente N° 23. 761: Ley del Impuesto a la propiedad de Vehículos Automotores 

  • Aumenta la tarifa nominal y la base imponible, al pasar la depreciación de 10 a 30 años.

Expediente N° 23.763: Proyecto de Ley de Evaluación de Incentivos Fiscales 

  • Se gravan con el IVA rubros como implementos médicos, a pesar de que representan un muy bajo impacto recaudatorio y afectan a sectores sensibles de la población.

Visita Nuestra Sección de Economía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido