Este martes se inauguró la primera barda recolectora de residuos sólidos flotantes de este tipo en el país. La infraestructura se ubica en la cuenca media del río Virilla. 

Este tipo de barda permite capturar los residuos sólidos flotantes, entre ellos plásticos trágicos, que contaminan cuerpos de agua, como ríos y lagos. El río Virilla recoge las aguas de los ríos María Aguilar y Torres, que a su vez reciben las aguas de otros ríos urbanos del sector occidental del Valle Central, convirtiéndose en uno de los ríos más contaminados del país y que, finalmente, desemboca en el océano Pacífico. 

Esta innovadora estructura representa la unión de esfuerzos en el marco del proyecto Paisajes sin Plásticos, implementado por el PNUD, Televisora de Costa Rica, el consorcio CRDC-PEDREGAL, Fundación OneSea y Delfino, con el apoyo de la Organización para Estudios Tropicales (OET) y el proyecto Transición hacia una Economía Verde Urbana (TEVU).  

Con un costo de USD 68 mil, la colocación de este sistema se suma al esfuerzo mundial para combatir la grave contaminación por residuos plásticos, que impactan el ambiente, la biodiversidad y salud de la población.  

El proyecto prevé la instalación de este tipo de sistemas de captura de residuos en diferentes ríos del territorio nacional, de acuerdo con las necesidades particulares de intervención, y para ello se invita a todas las organizaciones públicas y privadas, a los gobiernos municipales y a la población en general, a sumarse a este esfuerzo para prevenir que más residuos plásticos terminen en nuestros ríos, playas y mares.  

“Esta barda nos brinda la posibilidad de capturar alrededor del 80% de los plásticos trágicos que salen del Valle Central hacia el litoral pacífico. Y gracias a la tecnología RESIN8TM que hemos desarrollado, podemos transformar estos plásticos en materia prima para la construcción, reduciendo significativamente la contaminación por plásticos de los ríos, las playas y el océano Pacífico. Este es un potente ejemplo de economía circular en acción, generando un gran impacto positivo en nuestro medio ambiente.” Afirmó David Zamora, director Comercial de PEDREGAL.
Kifah Sasa Marín, Representante Adjunto del PNUD indicó: “Estamos felices en apoyar al país con la instalación de esta barda, pero no debemos bajar la guardia. Este es un mecanismo de respuesta al exceso de plásticos en el ambiente, pero necesitamos de mecanismos tanto de respuesta, como de prevención. Debemos mantener los esfuerzos del país por una disminución significativa en el uso y consumo de materiales plásticos, fomentando una adecuada gestión de los residuos sólidos y lógicas de economía circular. También estamos felices de fomentar alianzas con el sector privado, ya que para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la agenda 2030 será necesario forjar más alianzas estratégicas como la que está hoy promoviendo esta solución”. 

La barda tiene una vida útil de 25 años y una longitud de 60 metros. Puede ser recolocada en cualquier cuerpo de agua contaminado que se desee intervenir. Se compone de unidades flotantes ensamblables de polietileno lineal de baja densidad, de alta resistencia al impacto y a los agentes atmosféricos, una malla sumergida de hierro galvanizado, y un sistema de amarre y anclajes, que permiten sujetar la barrera a ambos lados del río.  La estructura aprovecha la misma corriente del río para dirigir los residuos flotantes hacia cualquiera de las orillas, donde pueden ser recolectados. Las mallas se sumergen hasta 60 cm y están espaciadas entre ellas para permitir el paso de pasar peces y cualquier otro animal acuático. 

 «La gestión integral de residuos tiene dentro de sus Principios la Responsabilidad Compartida, debido a que el manejo de los residuos es una corresponsabilidad social, requiere la participación conjunta, coordinada y diferenciada de todos los productores, importadores, distribuidores, consumidores, gestores de residuos, tanto públicos como privados. Debemos comprender que todos los ciudadanos de este país somos generadores de residuos y debemos entregarlos a las Municipalidades o gestores autorizados separados, para su valorización y así evitando que terminen en un relleno sanitario o en el peor de los casos en lotes baldíos o ríos», afirmó el señor Androvetto Villalobos de la dirección de Protección Radiológica y Salud Ambiental del Ministerio de Salud. 

La estructura lleva el nombre de Olga Cozza de Picado, en reconocimiento al trabajo de Televisora de Costa Rica en beneficio de la conservación del ambiente.  

“Muchas gracias por haberse preocupado por un problema tan importante como el que estamos tratando de resolver y por hacer realidad el inicio de las acciones necesarias para solucionarlo. Muchas gracias también por hacer que la primera barda recolectora de residuos sólidos flotantes en el río Virilla, lleve el nombre de Olga Cozza de Picado. Es por eso que, estos momentos que vamos a vivir serán no solo satisfactorios, sino motivo de gran orgullo; un hermoso recuerdo para siempre.” Expresó Paula Picado, vicepresidenta ejecutiva de Televisora de Costa Rica.     

Visita Nuestra Sección  Ambiental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido