Los estudiantes del curso de Tecnología de Procesamiento de Productos Acuícolas II de la Carrera de Ingeniería en Acuicultura desarrollaron productos en conserva con proteínas alternativas tales como: almejas, marlín blanco, calamar y atún.

La Carrera de Ingeniería en Acuicultura se imparte en la Sede del Pacífico de la UTN.

La docente del curso Alejandra Murillo, explicó que dentro de la Carrera existen los cursos de Tecnología y Procesamiento de Productos Agrícolas I y II.  Precisamente en el segundo curso los estudiantes traen la base para aplicar y construir en cada clase su proyecto, lo cual incluye:  la formulación del producto, las buenas prácticas de manufactura, las etiquetas, los análisis de peligros y puntos críticos, entre otras cosas que permiten que al final del curso los estudiantes presenten un producto final bien elaborado, que cumpla con todos los requisitos de inocuidad y además que aplique la legislación nacional de forma tal de que, casi queda listo como un producto para salir al mercado.

Cada grupo definió el nombre del producto, la proteína que iban a utilizar y las presentaciones.

Gabriel Bustos, señaló que su grupo presentó el proyecto Almejas ahumadas en conserva para darles un valor agregado.

El producto tenía distintos sabores:  al ajillo, en orégano y con jalapeño.  Se utilizó aceite de soya, y las especies para darle el sabor final.  Lo presentaron en envases de vidrio pequeños y sellados de 20 gramos.

Gabriel afirmó que podría hacer un emprendimiento con este producto ya que, no es caro de producir, además de que es muy duradero y se utiliza mucho en las casas por lo fáciles que son de preparar y la duración prolongada que tienen.

Por su parte Cinthya Alpízar mencionó que su proyecto de grupo fue el Marlín en salsa de tomate, Marlín en aceite de oliva con orégano y Marlín en aceite de oliva con jalapeño. Respecto a la desinfección, utilizaron cloro para limpiar los frascos de vidrio y tenían cierre hermético.

Anuncios

Su presentación fue en frascos de 100 gramos que tenían las etiquetas con tablas nutricionales, algunas indicaciones, los ingredientes que trae, las porciones por envase, entre otras cosas.

Cinthya agregó que este proyecto le gustó mucho porque pudo poner en práctica los conocimientos aprendidos y además que le gustaría implementarlo a futuro, ya que, por ejemplo, en Semana Santa se consume mucho pescado.

Finalmente, la docente Alejandra Murillo manifestó que “no hay manera más rica de aprender que desarrollando las habilidades a través de la práctica, es una forma ideal para que ellos vayan explorando todas las posibilidades para ingresar a la industria, ya han visto toda la parte de producción, procesamiento y obtención de productos de buena calidad y con una óptima inocuidad.

“Este aprender haciendo es parte de cómo se maneja la Carrera de Ingeniería en Acuicultura” finalizó diciendo la profesora Murillo.

José Alberto Rodríguez Arguedas

Periodista

 

Visita Nuestra Sección de Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido