La construcción de obras pensadas en satisfacer las necesidades del ser humano son parte del
desarrollo sostenible que evitan malestares de salud y aumentan la productividad.
 Como parte del congreso 65 ponentes aportarán su conocimiento y más de 20 empresas mostrarán sus
productos, entre ellos: vehículos eléctricos y techos verdes.

Hoy arranca la novena edición del Congreso Internacional de Ciudades Sostenibles (CICS 2022),
organizado por el Green Building Council Costa Rica (GBCCR), el cual es referente a nivel local y regional sobre la construcción sostenible y potenciar al máximo sus beneficios. Uno de los temas que se abordarán durante estos tres días de congreso será sobre las características que deben cumplirse para que un edificio sea saludable.

El concepto de edificación feliz o saludable se refiere a aquella que se construye pensada en las necesidades de sus usuarios o habitantes, es la que se enfoca en su bienestar. Un edificio saludable debe tener confort térmico, acústico y en la calidad del aire, así como una optimización de iluminación y ventilación natural. Además; cuenta con un diseño pensado para el usuario, para que sean más sanas, productivas y se sientan mucho más cómodas.
“Originalmente, se empezó a hablar de lo que eran los edificios enfermos, estos eran nocivos para la salud y bienestar en las personas. Se empezó a notar que había índices más altos de personas enfermas, con asma y otros problemas respiratorios, además, una falta de productividad en los trabajos y centros educativos. Gracias a los avances en diseño, tecnología e innovación, se logró determinar una relación entre estos síntomas en las personas y la calidad de diseño y operación de los edificios. A partir de esto, se busca construir edificaciones que contribuyan al bienestar de los ocupantes. Por ejemplo, si es en un ambiente académico puede aportar a la atención y concentración de los estudiantes, resultando en una mejora del aprendizaje. En el caso de las oficinas, se ha comprobado que hay menos ausencias de personas al trabajo, más productividad y mejor ambiente laboral. De igual forma, en las casas se logra que las personas consigan un descanso de calidad, mayor confort y salud”, comentó Nicolás Ramírez, Director Ejecutivo del GBCCR.

Publicidad

Pero ¿cuáles son esas características que deben tener estas edificaciones saludables?, Elías Robles, presidente
del GBCCR, hace un repaso por las mismas y recuerda que estas no solo sirven para construir una obra de cero,
sino que un edificio ya construido puede tener remodelaciones y dejar de ser un edificio enfermo:
1- Confort térmico: Un edificio saludable debería mantener una temperatura constante durante todo el
año. Sin embargo, se sabe que el clima es muy variable, sobre todo, en países como Costa Rica. Debido
a esto, la instalación de un sistema de automatización de clima es una opción que se puede analizar, ya
sea un aire acondicionado, ventiladores, etc. El diseño también debe ser considerado para mejorar este
aspecto.
2- Ventilación adecuada: Aparece la pandemia y nos damos cuenta no solo de la importancia del confort
térmico, sino de una buena ventilación. No es solo tema de microbios y enfermedades que se pueden
transmitir por una mala ventilación, sino la cantidad de CO2 en el ambiente que hace que las personas
estén cansadas y sean menos productivas, por eso se busca que la tasa de ventilación sea superior al
mínimo establecido de 25 pies cúbicos por persona en espacios densos.
3- Iluminación natural y artificial: La luz artificial se había enfocado en tener solo ciertos estándares para
los espacios de trabajo, pero no tomaba en cuenta el color y la calidad de la luz, se creía que esa luz que
llamamos hoy luz día nos iba a mantener activos a todas horas, pero si se sigue usando ese mismo color
de luz a lo largo del día, en la tarde, se va a tener un problema serio como lo es que el cuerpo no libera

melatonina y no lo hace porque el cuerpo cree que es muy de día. Es importante buscar más luces de
color ámbar hacia la tarde y que el cerebro empiece a liberar la melatonina para que las personas
descansen mejor en la noche.
4- Acústica interna: No solo por evitar un ruido exterior, sino para evitar un rebote del sonido a nivel
interno porque eso cansa el cerebro.
5- Elementos de biofilia: Tanto en materiales, patrones y colores, es necesario buscar esos factores que
conecten al ser humano con la naturaleza, ya sea a través de buenas vistas hacia el exterior, incluyendo
elementos naturales en el diseño interno y con eso se conecta con costumbres ancestrales que
buscaban obtener paz gracias a la naturaleza. Esto evita ataques de ansiedad.
6- Espacios de recreación: Los edificios felices buscan hacer a las personas más saludables, una manera
de hacerlo es dando espacios para que las personas se mantengan activas, mejoren su postura y evitar
el sedentarismo. Esto no solo mediante los muebles ergonómicos, sino también muebles que permitan
trabajar de pie un rato, en lugar de usar sillas convencionales usar bolas de ejercicio para sentarse en
ellas y mantenerse más activos y no dejar el cuerpo en un letargo.
A partir de hoy, todos estos temas y varios más serán abordados en el 9º Congreso Internacional Ciudades
Sostenibles 2022 durante los días 1, 2 y 3 de junio en el Crowne Plaza Corobicí. El evento será presencial y
contará con un área de Expo dentro y fuera del recinto, con más de 60 ponentes nacionales e internacionales,
que mostrarán entre otras cosas: concretos permeables, carros eléctricos, un bus eléctrico, techos verdes y
muchos más. Para inscripciones, puede ingresar en el siguiente link https://cics.gbccr.org/registro/

Visita Nuestra Sección de Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido