La Cruz Roja Costarricense y la Federación Internacional de la Cruz
Roja y de la Media Luna Roja son claves en este proyecto llamado:
“Emperatriz Shoken”
Estos espacios de trabajo comunitario permiten la construcción de
entornos seguros en primeros auxilios comunitarios, prevención
de riesgos y atención de emergencias en los territorios indígenas

.La Cruz Roja Costarricense trabaja en la ejecución de un
proyecto para trabajar con comunicades indígenas con financiamiento otorgado por
el fondo de la Emperatriz Shoken, este lleva el nombre de la emperatriz de Japón,
quien, durante la IX Conferencia Internacional de la Cruz Roja, propuso la creación
de un fondo internacional para impulsar las tareas de socorro en tiempo de paz.

La administración del Fondo está a cargo de la Comisión Paritaria de la Federación
Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y el Comité
Internacional de la Cruz Roja, que mantiene un estrecho contacto con la Misión
Permanente de Japón en Ginebra, la Cruz Roja Japonesa y el Instituto de
Investigación Meiji Jingu, en Japón. El objetivo del proyecto es construir entornos
seguros en primeros auxilios comunitarios, prevención de riesgos y atención de
emergencias en los territorios indígenas Cabécar y Bribri en Talamanca y Rey Curré
en Buenos Aires de Costa Rica.

“Por medio de fondos de la Federación la institución trabaja en comunicades
indígenas, el fin es propiciar la gestión comunitaria, capacitándolos en
primeros auxilios, resiliencia comunitaria y gestión del riesgo, así como
generar planes comunales de emergencia abordando comunidades que viven
lejos de centros médicos, propiciando el estar preparados para resolver ante
situaciones de emergencia y formando a las personas como primeros
respondedores mientras llega la ayuda”, mencionó David Picado, Encargado
de Proyectos, Cruz Roja Costarricense.
Por medio de capacitaciones y ferias de gestión del riesgo, la Cruz Roja
Costarricense logró interiorizar entre las comunidades indígenas elementos de
cambio climático, por ejemplo, la educación en temas de reciclaje, abordando así
niños, jóvenes y adultos en información, educación y sensibilización sobre el tema.
El alcance de este proyecto ha sido realmente amplio, beneficiando a más de 1000
personas distribuidas en comunidades indígenas en los sectores de Siquirres,
Talamanca y Zona Sur.
“Agradezco a la Cruz Roja Costarricense por este apoyo, es muy importante
para nosotros, ya que es un material con el que no contábamos, como
sabemos que varios accidentes pasan en nuestra comunidad, es una muy
buena ayuda la que nos brinda la institución”, mencionó Walter Pérez López,
presidente de la Asociación de Desarrollo de Barbilla, Limón.
Trabajar en estas zonas ha implicado un acercamiento con las Asociaciones de
Desarrollo indígenas y el trabajo de más de cincuenta cruzrojistas durante su
periodo de ejecución.

Visita Nuestra Seección de Nacionales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido