• Entre el Parque Nacional Isla del Coco y el Área Marina de Manejo Montes Submarinos del Bicentenario se cubriría una extensión de 161,129 km2
  • Proceso inició en el año 2017 con el apoyo de FAICO

Hoy Costa Rica vuelve sus ojos al mar y da un enorme paso a la protección de los océanos. La firma del decreto de ampliación de las áreas marinas protegidas del Área de Conservación Marina Coco (ACMC) supera la deuda histórica del país, que antes de hoy conservaba menos de un 3% de sus aguas jurisdiccionales.

La Isla del Coco y los ecosistemas adyacentes son un laboratorio natural del planeta y un hábitat esencial para la vida marina global. Para FAICO Amigos Isla del Coco, hoy es un día de celebración, ya que se consolida la conservación del 30% del territorio marino a nivel nacional. Este hito reconoce la importancia de la Isla del Coco y sus montes submarinos, como ecosistemas claves para la biodiversidad del Pacifico Oriental Tropical.

La firma del Decreto “Creación, ampliación y cambio de categoría de manejo de las Áreas Silvestres Protegidas del Área de Conservación Marina Coco” ratifica al país como un líder en temas ambientales. Con la firma del mandatario Carlos Alvarado Quesada, el Parque Nacional Isla del Coco, pasaría de medir 2,034 km2 a 54,844 km2, o sea, 26 veces más grande. Mientras que el Área de Manejo Montes Submarinos del Bicentenario, pasará de medir 9,640 km2 a 106,285 km2, o sea,11 veces más grande.

Para Alejandra Villalobos, Directora Ejecutiva de FAICO, “nos sentimos orgullosos de ser parte de este gran logro, nuestro trabajo y apoyo consolida nuestra trayectoria de 28 años y compromiso a futuro. Estas acciones promueven la conservación y el uso sostenible de una de las áreas marinas de mayor riqueza en el Pacífico Oriental Tropical; reafirmando así, la importancia de las áreas marina protegidas como una herramienta que permite la conservación integral de los ecosistemas, la biodiversidad y los servicios ecosistémicos que nos brindan.  Además, estas acciones positivas promueven la resiliencia de nuestros océanos a presiones como el calentamiento global y la acidificación de los océanos”

Para la Directora del ACMC, Gina Cuza, “La vida nace en el mar, por eso la decisión que tomamos hoy de conservar nuestro océano es un hito histórico, no sólo para Costa Rica sino que también a nivel regional y mundial, pues los países estamos conectados a través del mar. Con este hito viene mucha esperanza para la humanidad, pero también una gran responsabilidad y compromiso de implementar acciones continuas y contundentes para la protección, manejo y uso sostenible. Todas estas acciones tienen un costo alto y por ello requerimos de estar más unidos que nunca para lograr el éxito de una tarea que inicia hoy”

Publicidad

Para lograr la ampliación se desarrollaron varias etapas desde el 2017, como la conformación de un equipo de trabajo bajo el liderazgo del ACMC y SINAC, la elaboración de estudios técnicos, y el desarrollo de un proceso de consulta con diferentes actores. Posterior a la firma del decreto, FAICO continuará enfocado en apoyar y fortalecer la gestión de las autoridades en la elaboración de los planes generales manejo y sus respectivos planes específicos.

Para este proceso, FAICO contó con el apoyo de varias organizaciones nacionales e internacionales, con las que seguirá trabajando para asegurar la implementación efectiva de estas áreas marinas protegidas. Sin embargo, esta tarea solo se logrará gracias al enorme compromiso de los y las funcionarias del ACMC, especialmente de sus guardaparques. Así mismo, FAICO reconoce el valioso apoyo de las personas que se sumaron con su firma a la campaña “Un mundo azul por proteger”.

«La acción climática de Costa Rica es un modelo para el planeta, ya que los países deben trabajar juntos para salvaguardar la biodiversidad y cumplir con el objetivo global de proteger el 30% de la superficie del planeta para el año 2030», dijo Molly McUsic, Presidente de la Fundación Wyss. «Al proteger una de las zonas oceánicas de mayor riqueza natural del planeta, Costa Rica está cumpliendo su promesa trabajar por la conservación marina de manera regional con sus vecinos de Panamá, Colombia y Ecuador, protegiendo permanentemente este corredor marino de gran importancia ecológica y económica que sustenta una robusta biodiversidad marina y comunidades humanas prósperas.»

Publicidad

Con la firma de este decreto, Costa Rica logrará conservar una parte representativa de la Cordillera Volcánica del Coco y sus montes submarinos, hábitats esenciales para especies endémicas, en peligro de extinción, vulnerables y/o con alto valor comercial. También, ayudará a promover la movilidad, conectividad y dispersión de especies a nivel del Corredor Marino del Pacífico Este Tropical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido