Categorías

septiembre 23, 2021

Nequi, tecnología centrada en el usuario

Pensando siempre en las necesidades del usuario final, el primer neobanco de Colombia se desarrolló en el marco de las metodologías ágiles. De la mano de Pragma, Nequi implementó el agilismo para crear en corto tiempo una aplicación centrada en las personas

Los usuarios de la banca y del sistema financiero exigen productos y soluciones que les faciliten la vida. Con la llegada de la pandemia, eso se hizo aún más evidente. Los cambios en los hábitos de consumo obligaron a que la banca repensara la interacción con los usuarios, que ahora buscan gestionar su plata sin trámites presenciales o extensos.

Por eso, más que ofrecer un producto o servicio innovador, los bancos deben consolidar su estructura y estrategia a partir de las necesidades de sus clientes.

Nequi es un ejemplo contundente de este proceso. Con el fin de desarrollar una solución enfocada en las necesidades del usuario financiero, Bancolombia se asoció con Pragma para garantizar una entrega de valor constante y escalable.

Así, Nequi construyó Misti, una metodología propia para la creación de experiencias y servicios financieros que reúne diferentes prácticas y herramientas alrededor del diseño centrado en las personas. Una de esas prácticas es el agilismo.

A propósito del marco de trabajo, Cristian Bermúdez, agile coach de Pragma, recuerda los comienzos del proyecto: “Bancolombia nos propuso hacer un producto novedoso y diferente, una solución que le mejorará la vida a la gente optimizando el tiempo y mejorando la relación con el dinero. Así conformamos un equipo en conjunto que logró poner en funcionamiento la aplicación con rapidez, además de potenciar la forma de trabajo de los equipos”.

Publicidad

Con el agilismo como base, Nequi buscaba implementar una cultura que fomentará la cooperación de los involucrados en el proyecto y que impulsará entregas tempranas de valor para el cliente final.

Evolución de un producto centrado en el usuario

Sabemos del éxito de Nequi en el mercado financiero, pero vale la pena destacar que el proyecto evolucionó mucho más rápido de lo esperado gracias al agilismo. Con este marco de trabajo, Nequi consiguió que equipos multidisciplinarios estuvieran enfocados en un propósito mayor: satisfacer las necesidades cambiantes del cliente. 

Ahora la organización ha adoptado los conceptos ágiles en todas las áreas. Los equipos trabajan basados en un flujo de valor del producto buscando impactar en primera instancia en la vida del usuario.

La esencia del agilismo

En Pragma se ofrece la consultoría en agilismo para entender los modelos de negocio de las organizaciones, teniendo como resultado planear una vía para la gestión de cambio que esté alineada a los objetivos de la empresa y a las necesidades del entorno.

Así como Nequi, las empresas pueden incrementar la productividad, la competitividad y la visión estratégica de sus equipos, teniendo un alto impacto en el trabajo colaborativo y en la entrega continua de valor en productos y servicios innovadores para el cliente final.

Bermúdez recalcó que lo principal es trabajar de la mano de los clientes en el cambio cultural y de pensamiento dentro de las organizaciones, por medio de la inclusión de metodologías, técnicas y frameworks de trabajo ágiles, así como en la consultoría en procesos y la formación de líderes con una visión centrada en el cliente.

Asimismo, el agile coach de Pragma enfatizó en que es importante alcanzar un mayor nivel de conciencia de las personas acerca de la naturaleza, la necesidad y los impactos de la transformación digital; tener un entendimiento de las técnicas, prácticas, herramientas y formas de trabajo; alinearse con un propósito superior apalancado en valores, principios e ideas, y aumentar la capacidad de la organización para adaptarse y reaccionar oportunamente a las transformaciones del mercado.

Publicidad