Categorías

septiembre 24, 2021

¿Cuáles son las buenas prácticas de sostenibilidad Empresarial en el contexto del covid-19?

Cuatro empresas líderes en la región mantienen el compromiso de hacer negocios cuidando el ambiente

Ante las circunstancias generadas por el COVID-19, cuatro empresas líderes en Centroamérica comparten sus buenas prácticas de sostenibilidad, con el propósito de incentivar a otras organizaciones a contribuir con el desarrollo sostenible de la región.

Estas compañías, que forman parte de la Alianza Empresarial para la Sostenibilidad, establecieron sus esfuerzos desde diversas etapas de su proceso productivo, como en el sector primario, operativo, producción y logística, a fin de implementar acciones en beneficio del colaborador, consumidor y del ambiente. Las enseñanzas fueron compartidas durante un conversatorio realizado sobre el tema.

Desde el sector primario, la Cooperativa Dos Pinos mantiene una operación diaria en Costa Rica, de unas 1.500 fincas. Durante la pandemia han implementado diversos protocolos de atención, como recolección de leche automatizada con personal reducido y siguiendo estrictas medidas de higiene, restricción de visitas en las lecherías, programas de asistencia técnica virtual a los asociados, entre otros, que permitieron no interrumpir la operación en las fincas productoras.

“Nuestra prioridad en conjunto con los productores fue no fallarle al consumidor, garantizar la alimentación de las familias en la región, a través de la adecuada protección de los colaboradores y dándole prioridad al bienestar de las personas. Con esta visión logramos mantener el 100% de la planilla y las jornadas laborales hasta el día de hoy”, Gonzalo Chaves, Gerente General de Dos Pinos.

En Dos Pinos, todas las prácticas las realizaron buscando la optimización de los costos en las fincas, el uso racional del agua y otros recursos para continuar operando de manera sostenible y amigable con el ambiente.

Desde el sector productivo, Florex ha mantenido una adecuada organización en la aplicación de estrictos protocolos internos y externos. “El reto más importante fue el abastecimiento para seguir produciendo. Sin embargo, hemos logrado no interrumpir la producción, seguir innovando y cumpliendo con las metas de sostenibilidad, siempre midiendo el impacto de nuestros productos.” Silvia Chaves, Presidenta de Florex. 

Algunas de las prácticas ejecutadas por la empresa, fueron la creación de apps para el contacto y comunicación constante, webinar con aliados sobre cómo actuar en momentos de incertidumbre, diseñaron nuevas presentaciones y nuevos productos que respondieran a la demanda del mercado. Actualmente, están implementando un sistema de recolección para elaborar envases de resina 100% reciclable. 

Por su parte, FIFCO, ha llevado a cabo buenas prácticas de logística para hacer llegar sus productos al comercio. Para afrontar la crisis realizaron acciones específicas como la creación de comités para la gobernanza de la emergencia y una agenda de protocolos llamada “FIFCO SEGURA”. A nivel de sus tiendas, su logística se tuvo que rediseñar. En la gestión con contratistas establecieron lineamientos y reportes de verificación de cumplimiento.

“Resiliencia en nuestra operación. Esa ha sido la clave de FIFCO para vivir con los cambios constantes que ha traído esta realidad.” María Pía Robles, Directora de Relaciones Corporativa de FIFCO.

Respecto a buenas prácticas operativas, Pozuelo ha implementado diversos procedimientos durante la pandemia. El liderar los ha llevado a planear las movidas defensivas y protectoras, por lo que se han asegurado de cumplir con medidas de seguridad, protocolos y una constante comunicación. En Pozuelo tomaron la determinación de gestionar la crisis con mucho sentido humanitario, desde el inicio establecieron todos los mecanismos internos que permitieran garantizar el optimo suministro de alimentos en la región centroamericana.

“Nuestro mayor compromiso ha sido y es con los colaboradores y sus familias. Ya que nuestra gente es el ADN de Pozuelo y los que hacen posible que los productos lleguen a las familias centroamericanas”, comentó Juan Felipe Macía, Gerente General Compañía de Galletas Pozuelo y Director Regional CAM Grupo Nutresa. 

La compañía resalta abordar la crisis siempre desde la humanidad, ser conscientes de que esta situación provoca constantes cambios que generan dificultades para las familias. Otro aspecto fundamental que destacan es la empatía, el COVID-19 ha traído cambios significativos en las formas de trabajo, lo que presenta una buena oportunidad para revisar los esquemas laborales.

Estas cuatro empresas líderes en la región, mantienen el compromiso de hacer negocios cuidando el ambiente, y brindando valiosas oportunidades de desarrollo económico y social. Las buenas prácticas que han realizado forman parte de su visión de sostenibilidad.