Categorías

septiembre 25, 2021

Business startup analysis summary report graph and using a calculator to calculate the numbers.

Para buscar crecimiento en las inversiones se debe salir de la zona de confort

 En el mundo de las inversiones hay que dar el siguiente paso. Para ello es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones que brinden garantías en tiempos de incertidumbre

Cuando se está en la zona de confort, no hay crecimiento en ninguna área, ni en la personal, ni en la profesional, ni en la financiera.  Así lo aseguró el consultor financiero, Juan Carlos Garreta, durante una charla de finanzas personales en la Universidad Fidélitas, donde explicó que la única forma de crecer en inversiones es saliéndose de esa zona que le genera una estabilidad relativa, esa que no le genera ansiedad, pero tampoco recompensas adicionales y se podría estar perdiendo de obtener incentivos monetarios.

La recomendación de Garreta es la conveniencia de invertir en una cartera diversificada.   Lo que se asigne a cada instrumento dependerá del inversionista. Por eso la recomendación fundamental es acercarse a un asesor de inversiones de mucha confianza que le ayude a definir el portafolio de inversiones, según loa objetivos de corto, mediano o largo plazo que usted pueda tener, enfatizó.

Human hand pointing at touchscreen in working environment at meeting

La zona de confort

En el campo de las inversiones aplica algo similar, explicó Garreta.  En el tema de las inversiones, la zona de confort es aquella donde se utilizan instrumentos tradicionales, tales como cuentas de ahorro y certificados a plazos.  En general, hay bastante seguridad en esta zona, pero el crecimiento difícilmente será suficiente para superar la inflación, pues el patrimonio neto no crece.

Estos instrumentos del sistema financiero en general tienen una tasa de referencia.  Como consecuencia de la pandemia y como un mecanismo de ayudar a las economías a reactivarse, las tasas se han ido reduciendo considerablemente, y es muy probable que se mantengan así por los siguientes 2 o 3 años.  Aún ante las eventuales amenazas inflacionarias de las últimas semanas, la Reserva Federal de EEUU lo considera como un fenómeno de ajuste de corto plazo, a pesar de que hay posiciones de eventuales alzas en las tasas de interés si la inflación continua.  Sin embargo, la experiencia de varios años es que el crecimiento en esta zona es relativamente pequeño.

Crecimiento con riesgo

Además de la zona de confort, existen la de desempeño óptimo y la de peligro.  Las dos últimas apuntan al crecimiento.  No obstante, la de peligro hace alusión a aquellas inversiones de alto riesgo, de alta volatilidad, que eventualmente le pueden ayudar a hacer crecer el capital muy rápidamente, más no de manera sostenible, pero también se exponen a una alta posibilidad de pérdida.  Aquí podríamos referirnos a los esquemas de trading, criptomonedas e incluso startups.  No está del todo mal colocar parte del capital en este tipo de instrumentos, más hay que estar consciente que, así como puede crecer mucho, también puede decrecer mucho.

Muchos de estos instrumentos también son afectados por la especulación y como el desempeño anterior no garantiza el futuro, no es raro ver las famosas burbujas en donde de repente se da una pérdida de valor importante, agregó el consultor de finanzas personales.

Zona de desempeño óptimo

La buena noticia es que en medio de esas dos zonas existe la de desempeño óptimo, que básicamente son una serie de instrumentos que, sin necesidad de exponerle a riesgos altos, tienen un buen potencial de crecimiento.  En general consisten en una serie de instrumentos que se estructuran en plazos de 3 años en adelante y que se pueden acceder a través de puestos de bolsa y asesores financieros.

En resumen, la diversificación implica un buen balance entre estas zonas, que dependerá del perfil de riesgo del inversionista.  Si usted se ha mantenido en la zona de confort, hay que dar el paso a la de crecimiento.  Habrá perfiles conservadores que podrían mantener un 80% en la zona de confort y un 20% en la zona de crecimiento.  Hay otros muy arriesgados que apuestan todo en la zona de peligro (aunque pensaría que muchos lo hacen porque no tienen la formación adecuada al respecto).

Hay perfiles más balanceados que podrían poner un 10% en la zona de confort, un 80% en la zona de crecimiento y un 10% en la zona de peligro.  Al final de cuentas, la distribución óptima es una decisión muy personal, pero lo que se hay que asegurar es que la misma sea informada, es decir, que se conozcan los pormenores de las inversiones y lo que se puede esperar de las mismas.

“En temas de inversión es importante tener cuidado con los falsos gurús financieros que aparecen en redes sociales prometiendo falsas rentabilidades”, alertó Ernesto Hip, director de Administración de Negocios de Fidélitas.  Tome en cuenta que en el corto plazo no se pueden ver atractivas ganancias, menos en tiempos de pandemia, todo lo contrario, la rentabilidad en las inversiones se obtiene en un plazo largo, pero tampoco estas estás blindadas de la volatilidad, enfatizó Hip.