Categorías

septiembre 25, 2021

Es el momento de las PYMES: 4 escenarios para su transformación digital.

En Centroamérica,  las Pymes representan el 90% del sector productivo nacional, resultados que se pueden atribuir a la aplicación de las nuevas tecnologías.

Es el momento de las Pymes. Es la coyuntura perfecta para reactivar su economía e impulsar su digitalización que permita la transformación de sus productos y servicios con miras a atender el nuevo consumo y el nuevo mercado.

Es cierto que en el 2020 diferentes industrias enfrentaron una contracción comercial, que generó la caída en el PIB del -7,7% y una reducción en las exportaciones con el -13%. Uno de estos sectores afectados fue el de las pymes que, por su tamaño y poca capacidad monetaria, absorbieron todos los choques de la demanda, la liquidez y la mano de obra, mientras intentaban acoplarse a las medidas sanitarias y de protección.

Por esta razón, el 2021 ha estado enfocado en la reactivación económica. El gobierno y los líderes empresariales apuntan a impulsar a las pequeñas y medianas empresas, que son parte importante en la generación de empleo, el flujo de dinero y consideradas como motores de crecimiento por su adaptabilidad y flexibilidad.

Por eso es el momento de las Pymes, y para una reapertura exitosa necesitan crear estrategias que les permitan conectarse con la nueva normalidad, acceder a créditos y contar con un enfoque permanente que las haga más dinámicas.

Aquí juega un papel muy importante la tecnología. Porque fortalecer la infraestructura para que amplíen sus negocios digitalmente y saquen el máximo provecho con las herramientas y soluciones tecnológicas es indispensable para tener acceso a las cadenas de suministro mundiales y los mercados internacionales y puedan expandirse a otros territorios.

Al contar con ayudas que les faciliten la automatización de sus procesos, adoptar herramientas digitales para la planificación de recursos, implementar soluciones que empoderen a los empleados y tener plataformas para una relación inteligente con clientes y usuarios aumenta su eficiencia operativa y reactiva el negocio.

“Es el momento de las Pymes. Después de aguantar heroicamente es el momento de reiniciar. Muchas no cesaron sus labores ni redujeron plazas de empleo ni un solo día. Al contrario, observamos cómo muchas decidieron innovar y hacer de la tecnología su mayor aliada. Por eso vemos escenarios donde pueden mejorar sus acciones para sacar más provecho, reducir costos y llevar sus negocios a escenarios de alta competencia en un mercado de economía 4.0”, afirma Kristian Sánchez, Gerente General de Oracle para Centroamérica.

Luis Valdez, Cloud Architect de Oracle, expone 4 escenarios para que dinamicen su estructura y se encaminen hacia la reapertura de manera exitosa.

1.     Procesos más ágiles: proveer plataformas seguras y robustas que mitiguen el margen de equivocaciones y automaticen procesos para ahorrar costos en infraestructura es fundamental. Esto porque uno de los mayores desafíos que enfrenta la industria TI es mantener los sistemas parcheados y seguros. Estas tareas son tediosas, propensas a errores y extremadamente difíciles de administrar en entornos de nube a gran escala.

Motivo por el cual, Oracle han creado la nube de segunda generación que tiene como finalidad apoyar a los negocios en la protección, gestión y administración segura y eficiente de los datos, simbolizando así menos trabajo manual, limitando el error humano y asegurando mayor tranquilidad para las empresas y sus clientes.

Se habilita la hiperconectividad, pues las aplicaciones en línea brindan a las compañías variedad de opciones de manejar de forma descentralizada sus operaciones, a través de soluciones contables, financieras, administrativas, de gestión humana, logística y de experiencia al cliente, entre otras. Los procesos comerciales automatizados permitirán crear interacciones más personalizadas.

Para 2025, el 80% de las ventas se automatizará permitiendo que los profesionales se centren en la construcción de relaciones y la participación del cliente.

2.     Poner al cliente en el centro de la operación: entender al cliente es gran parte del éxito de un negocio y es donde se abre la posibilidad de crear valor agregado y diferencial frente a los otros. Para esto, es importante brindar a los clientes la opción de ampliar o mejorar su producto, preparar los micro momentos y desarrollar una relación con él después de la venta.

El e-commerce y el autoservicio omnicanal, de igual manera, facilita a los clientes la orden de pedidos y compras en línea, así como interponer quejas y reclamos, a través de servicios en la nube más eficientes. El conocer a detalle el inventario y estar al tanto de los movimientos y procesos, presta una operación fluida entre el front office y el back office, dando como resultado un servicio al cliente único y una producción de alta calidad.

3.     Cuidar de las finanzas de manera adecuada: en coyunturas como la de la pandemia, las organizaciones deben manejar distintos escenarios de negocio y analizar el impacto financiero de variables como fluctuaciones grandes en la tasa de cambio del dólar y variabilidad en la demanda de productos que están en el mercado. Soluciones de gestión y planeación financiera en la nube, como los Enterprise Performance Management (EPM) o los mismos ERP, a los que se puede acceder desde cualquier lugar, inclusive desde la casa, permiten a las organizaciones proyectar sus recursos disponibles, detectar probabilidades de deficiencias y planear mejor y con anticipación.

4.     Cuidar del equipo de trabajo: hoy más que nunca los departamentos de recursos humanos están en la primera línea de las empresas. Por eso, existen soluciones que les permiten ser más ágiles, empáticas y mantenerse enfocadas en sus colaboradores y su bienestar. Para ello, la tecnología es fundamental, ya que a través de diferentes plataformas virtuales los miembros de la compañía podrán conocer sobre la salud física de los empleados, mantener informado a su equipo sobre distintas eventualidades, capacitarse de manera permanente y autogestionar procesos.

Estos escenarios, además, cuentan con soluciones enriquecidas con tecnologías emergentes como la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas o Blockchain que se han convertido en habilitadoras claves para el mejoramiento de las aplicaciones, facilitando nuevas formas de lograr un rendimiento consistentemente superior.

“Se trata, entonces, de tomar ventaja de la coyuntura y acelerar la transformación ahora que la nube permite acceder a múltiples servicios y consumir tecnología a la medida. De esta manera, todos los negocios y organizaciones tienen la oportunidad de disfrutar de la digitalización de acuerdo con su tamaño”, puntualiza Kristian Sánchez

En definitiva, las soluciones tecnológicas han logrado un avance sin precedentes. La economía de las experiencias es fundamental, por lo cual, se hace necesario elaborar una estrategia que, en tiempos complejos, permita a los individuos sentir que las empresas realmente responden a sus necesidades, ansias y temores.