Categorías

septiembre 24, 2021

Pococí, Limón. Fuerza Pública intervino fiesta clandestina en la que iban a detonar más de mil bombetas de alto poder destructivo.

Al margen de toda legislación sanitaria y contraviniendo lo dispuesto en la Ley de Armas y Explosivos, cerca de 300 personas trataron de llevar a cabo una fiesta clandestina la noche del viernes en la que iban a detonar gran cantidad de pólvora de alto poder destructivo, cuya venta está prohibida en el país. El hecho se registró en una propiedad privada ubicada en la localidad de Suerre, distrito de Jiménez, cantón de Pococí, Limón. Gracias a las denuncias efectuadas por la ciudadanía, poco antes de las 11 de la noche del viernes, la Fuerza Pública de Pococí logró evitar la realización de dicho evento. Luego de ingresar al sitio, cuyo acceso estaba abierto al momento de llegar la Fuerza Pública, ninguna de las aproximadamente 200 personas que aún quedaban en el lugar se responsabilizó de haber organizado esta actividad. De acuerdo con lo declarado por el comandante Larson Alemán, subdirector de la Fuerza Pública en la Región Caribe, cuando él y el personal a su cargo llegaron muchos de los asistentes habían huido al percatarse de la presencia policial.

Tras revisar las instalaciones, la Fuerza Pública encontró gran cantidad de envases vacíos de bebidas alcohólicas, un rifle de copas, un  casquillo y un proyectil calibre 9 m.m, un casquillo calibre 38 y un proyectil calibre 32. De igual forma las autoridades descubrieron 910 unidades de bombetas de las denominadas cuartos de dinamita y 14 paquetes de bombetas con 30 unidades cada una, para un total de 1.330 unidades de pólvora explosiva. Cabe indicar que este tipo de pólvora se encuentra prohibida en la Ley de Armas y Explosivos debido a su alto poder destructivo. Asimismo encontraron 11 paquetes de bengalas. La Fuerza Pública logró desalojar a todas las personas del sitio, tras lo cual informó a la Fiscalía de Pococí de lo acontecido.