Categorías

septiembre 25, 2021

Embajador de Nicaragua en OEA: “Organismos actúan como mercenarios que siguen las directrices de los Estados Unidos»

Con la aprobación de un proyecto de resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) que pide la liberación de los presos políticos y la realización de elecciones libres y justas, la aprobación de la Ley RENACER en el Senado estadounidense y la presentación del informe de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el régimen Ortega-Murillo se va quedando sin opciones ante la presión de la comunidad internacional.

Así lo demostraron las declaraciones de Luis Alvarado, embajador de Nicaragua ante la OEA, al conocer los detalles del informe presentado ante el Consejo Permanente de la OEA este 23 de junio.

Alvarado aseguró que “los organismos actúan como mercenarios que siguen las directrices de los Estados Unidos”, rechazó el informe y lo calificó de falaz y maquiavélico. Se refirió además a la “descarada injerencia” de los Estados Unidos y aseguró que no tienen ninguna credibilidad porque ya se sabe los intereses que representan. 

En una lamentable intervención ante el Consejo Permanente de la OEA, Alvarado insistió en que Estados Unidos persigue la difamación en perjuicio de los todos los sectores del pueblo nicaragüense, a través de la CIDH.

“El informe planteado facilita condenas y linchamientos políticos, presiones diplomáticas en contra del pueblo nicaragüense¨, expuso el representante del país centroamericano.

En sus intervenciones, los embajadores de Canadá, Chile, Uruguay, Estados Unidos y Costa Rica se refirieron a la creciente preocupación por la violación de los derechos humanos, la captura de los líderes de la oposición y la ausencia de seguridad para todas las personas.

“La retórica banal de la representación de Nicaragua respecto a Estados Unidos, no debe ser objeto de comentarios”, comentó Bradley A. Freden, representante interino de Estados Unidos ante la OEA.

¿Qué dice el informe de la CIDH?

El informe denuncia la falta de interdependencia entre los poderes en Nicaragua y las condiciones inadecuadas en las que se encuentran los presos políticos, donde no se atienden sus necesidades de medicamentos o enfermedades. El informe señala además que los presos políticos no reciben amparo legal para su legítima defensa.

Solo en junio de 2021, la CIDH recibió 27 solicitudes de protección, versus 26 recibidas durante todo el 2020. Se reportó además la detención y criminalización de al menos 20 opositores, periodistas y empresarios, capturados en las últimas semanas. Entre los arrestados se encuentran 5 precandidatos a la presidencia: Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro y Miguel Mora.  Se realizó además el allanamiento de viviendas sin ninguna orden judicial.

La mayoría de personas detenidas se encuentran incomunicadas y se reporta la realización de audiencias secretas, sin representación legal y realizadas fuera de los juzgados o tribunales de Managua.

Se denuncia la falta de efectividad de recursos de habeas corpus y la falta de información sobre el lugar exacto donde se encuentran las personas detenidas y su estado de salud.

Existe una negativa a proporcionar información, una restricción para entregar alimentos y una falta de garantías mínimas para cualquier persona, lo que refleja arbitrariedad en un sistema sin pesos ni contrapesos, caracterizado por la ausencia de independencia jurídica y la falta de independencia entre el poder legislativo y ejecutivo. 

Durante la presentación del informe, Antonia Urrejola, presidenta de la CIDH, hizo un llamado urgente a la comunidad internacional para que exijan al Estado de Nicaragua poner fin inmediato a la percusión y detenciones y aseguró que existe una profundización de la crisis de derechos humanos en Nicaragua, con graves consecuencias políticas y democráticas.

Existe en Nicaragua “un contexto de impunidad generalizada y constantes violaciones a derechos humanos como parte de una nueva fase de represión” que obedece a “la negativa del Estado nicaragüense a realizar elecciones justas, libres y transparentes”, comentó Urrejola.