Categorías

septiembre 16, 2021

Noticias La Garita Costa Rica

Sitio de Noticias

La Cámara Nacional de Avicultores de Costa Rica (CANAVI) emite recomendaciones para el mejor funcionamiento de la entrega de alimentos a estudiantes del MEP-CNP.

La Cámara Nacional de Avicultores de Costa Rica (CANAVI) en representación de más de 250 productores avícolas formales del país, ha coordinado durante meses con el Consejo Nacional de la Producción (CNP) para lograr un adecuado abastecimiento de Huevo en los paquetes de alimentos que se entregan a los estudiantes del Ministerio de Educación (MEP) a raíz de los confinamientos provocados por la pandemia del Covid.  El protocolo y programa de entrega de alimentos tienen una finalidad de gran importancia para mantener la alimentación y nutrición de los niños y niñas que reciben este aporte estatal en esta grave crisis sanitaria y social que atraviesa nuestro país.

Durante casi un año de ejecución de los programas de entregas de alimentos, CANAVI ha identificado puntualmente y recomendado a los funcionarios del Consejo con los que interactuamos, que el CNP aumente la cantidad de proveedores avícolas con los que cuenta actualmente y que abra espacio no solamente para granjas de micro y pequeño tamaño, sino que autorice la inscripción de todas las granjas formales del país y que tienen la capacidad real de suplir los 950.000 paquetes de Huevo que aproximadamente se requieren cada mes para las entregas de alimentos a las familias y escuelas; a pesar de lo anterior esta solicitud de la Cámara hasta la fecha no ha sido atendida por el Consejo con el argumento de que su programa de alimentación institucional está únicamente diseñado para contar con pequeños proveedores y por tanto no hay espacio para todas las granjas productoras, aunque lo anterior signifique dar el acceso a una gran cantidad de proveedores que en realidad son intermediarios (no productores directos) que compran el huevo a las granjas y luego lo revenden directamente a las Juntas de Educación del MEP.

Imagen cortesía de Ricardo Ortiz por pexels.com

El análisis económico de la operación del programa actual del CNP-MEP para la entrega de paquetes a estudiantes, permite identificar una serie de situaciones y distorsiones que requieren de urgente corrección y atención por parte de las autoridades, ya que no solamente encarecen considerablemente el precio final que pagan el CNP y el MEP a sus proveedores, sino que está causando serios problemas y daños económicos en el sector productor de Huevo, que sufre los efectos que tienen esas distorsiones sobre la producción y el mercado avícola del país.

En virtud de lo anterior y con el afán trasparente de propiciar el análisis y mejoramiento de las políticas y prácticas de abastecimiento del CNP y del MEP para la entrega de paquetes de alimentos a los estudiantes; CANAVI en representación del sector formal productor se permite hacer los siguientes comentarios puntuales y recomendaciones:

1. Debe el CNP permitir la inscripción de todas las granjas productoras avícolas formales:  el abastecimiento de Huevo se realiza actualmente de grajas que por su pequeño tamaño tienen un volumen de producción muy bajo y esto obliga a esos pequeños proveedores a acumular el huevo de más de 2 semanas de producción para poder realizar las entregas de huevo al CNP en los volúmenes requeridos para los protocolos de entrega de alimentos a estudiantes.  Esa práctica de acumular huevo durante muchos días, es contraproducente ya que los estudiantes beneficiarios terminan recibiendo producto de mala calidad y huevo pronto a vencer su vida útil natural de 21 días.

Recomendación puntual: Debe el CNP permitir la inscripción de más proveedores de Huevo, permitiendo toda granja formal, que cumpla con requisitos mínimos de bioseguridad, plantes vacunales en granja y garantía de inocuidad del producto fijados por el Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) y que cuente con la producción propia suficiente para abastecer adecuada y oportunamente las entregas de alimentos a los estudiantes.  

  • Resulta fundamental que el CNP y el MEP certifiquen que los paquetes de alimentos que entregan a los estudiantes, contienen Huevo que proviene de granjas que cumplan a cabalidad con todos los requisitos mínimos de bioseguridad e inocuidad, materia que es de atención directa del SENASA y solamente mediante una inspección detallada de las granjas se pueden verificar que las mismas cuenten con las condiciones de producción necesarias para garantizar la calidad e inocuidad del Huevo.

2.  Deben el CNP y el MEP depurar sus listas de proveedores y eliminar la gran cantidad de intermediarios que les venden Huevo para su abastecimiento:   el CNP cuenta actualmente con 50 granjas de pequeño tamaño (según datos suministrados por sus funcionarios) que proveen solamente una parte del total de Huevo que requieren para la entrega de los paquetes de alimentos. El resto de Huevo lo adquieren las Juntas de Educación del MEP mediante compras directas a intermediarios (no productores) como carnicerías y otros negocios que salen al mercado a comprar el Huevo cualquier granja con tal de venderlo al MEP aprovechando el sobreprecio que pagan las instituciones.  Las escuelas compran el Huevo muchas veces a proveedores que no tienen ningún tipo de producción, ni relación con la avicultura o con el sector productor; son simplemente personas y empresas que han encontrado un lucrativo negocio en la intermediación propiciada por el sistema de compras y proveeduría de ambas instituciones, enriqueciéndose a costa de la crisis sanitaria y aprovechando las distorsiones de precio que ha creado el mismo sistema.   

Muchas veces el Huevo es adquirido por los intermediarios a granjas informales que no cumplen con los requisitos mínimos de Bioseguridad y ni con condiciones básicas para producir y mucho menos para entregar producto inocuo y de buena calidad, sin mencionar que acumulan el Huevo durante semanas para cumplir con las entregas y por tanto terminan entregando huevo pronto a vencer su vida útil; todo lo cual pone en gran riesgo la salud de todas las familias que reciben esos paquetes con Huevo de mala calidad.

Recomendación puntual:  La lista de proveedores de Huevo de ambas instituciones debe revisarse para garantizar que el producto únicamente sea adquirido en forma directa a granjas formales, eliminar la intermediación oportunista que solo encarece el costo del programa de alimentación y distorsiona el mercado nacional avícola.

3.  Deben el CNP-MEP revisar su estructura económica de costos y construcción del precio final que pagan ambas instituciones por el Huevo:   el precio final que pagan el CNP-MEP por el Huevo es de 1.780 colones por cada paquete de 15 Huevos, creando bajo las condiciones actuales de producción y mercado, un margen elevadísimo de ganancia que aprovechan los intermediarios que le venden actualmente el producto a esas instituciones y no guarda ninguna relación lógica financiera con los costos de producción actuales del sector formal.  Ese sobreprecio que pagan resulta paradójico en momentos de crisis fiscal y económica del país, donde precisamente el sector público debería buscar mayor eficiencia y reducir los costos de funcionamiento de este tipo de programas y en particular evitar que muchos hagan clavos de oro con la intermediación existente.

Además consideramos que otro grave error que comete el CNP-MEP en este programa de alimentación es que compra a sus proveedores e intermediarios por unidad (paquetes de 15 huevos), cuando el Decreto 33.115 de Reglamento Técnico de Huevo Fresco, establece la prohibición expresa de dicha práctica y exige que el Huevo sea comercializado por peso expresado en Kilogramos.   Este error y práctica contraria a la Ley genera que ambas instituciones estén comprando y entregando a los estudiantes paquetes de 15 unidades que no llegan al peso de 1 Kilogramo (según se establece en el programa de alimentación) y reciben paquetes con huevo de menor tamaño y de baja calidad, creando un diferencial que nuevamente aprovechan los intermediarios para ganarse esa diferencia entre el kilogramo de huevo que les pagan y lo que realmente pesa cada paquete.    

Recomendación puntual:   Deben el CNP-MEP revisar su estructura de construcción de precio que pagan por el Huevo y corregir la práctica contraria a la Ley de pagar los paquetes de Huevo por unidad y pagar por el peso en Kilogramos del producto realmente recibido.

Estas recomendaciones puntuales surgen como un aporte abierto de la Cámara Nacional de Avicultores para que tanto el CNP como el Ministerio de Educación puedan corregir las situaciones y deficiencias señaladas y con ello se mitiguen o eliminen las distorsiones que se han creado en la producción y mercado avícola del país a raíz de esas condiciones actuales señaladas.

Solicitamos formalmente que la Junta Directiva del Consejo Nacional de Producción y le Ministerio de Educación, tomen cartas en el asunto y emitan directrices urgentes para que se hagan los ajuntes necesarios y las acciones correctivas recomendadas y evitar incurrir en costos excesivos y aumento del gasto de recursos públicos y cumplir a cabalidad los nobles objetivos de garantizar la sana alimentación y nutrición de los niños y niñas beneficiarios del programa de entrega de alimentos para estudiantes durante la pandemia y los beneficiarios de los programas de alimentación institucional como los CEN-CINAI también.