Categorías

septiembre 24, 2021

Créditos verdes se consolidan en el Sistema Bancario Nacional

Cada vez más personas y empresas buscan desarrollar proyectos que les permitan reducir su impacto sobre el medio ambiente, por eso, como parte del compromiso de las entidades financieras con la sostenibilidad, se han creado líneas de crédito especializadas para apoyar estas iniciativas.  

Datos recopilados por la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), indican que al 30 de abril del 2021 existían 2828 operaciones en la categoría de créditos verdes en el Sistema Bancario Nacional (SBN), por un monto total de 921,718 millones de colones, de ese saldo un 55% está en colones y un 45% en dólares. Los créditos verdes representan el 5% de la cartera total de crédito del SBN. 

“Las entidades financieras tienen un compromiso con la sostenibilidad y con apoyar al país en sus metas ambientales, por eso se han creado estas líneas de crédito especializadas, con condiciones más favorables, como una forma de incentivar a las personas y empresas a reducir su huella ambiental”, manifestó María Isabel Cortés, Directora Ejecutiva de la ABC. 

En este momento son diez bancos los que tienen créditos verdes a disposición de sus clientes: BAC Credomatic, Banco de Costa Rica, BCT, Davivienda, Banco Improsa, Banco Lafise, Banco Nacional, Banco Promérica, Scotiabank y Banco Popular. 

Las condiciones varían de una entidad a otra, pero incluyen desde tasas de interés diferenciadas y descuentos en comisiones, hasta plazos más amplios de pago. 

María Isabel Cortés, Directora Ejecutiva de la ABC

La variedad de proyectos a financiar es muy amplia, algunos ejemplos:  

  • Equipo fotovoltaico (paneles solares) 
  • Transporte de bajo impacto en el ambiente o que disminuyan el impacto de CO2 
  • Aire acondicionado 
  • Sistemas de riego y de bajo consumo de agua 
  • Inversión en tecnologías que promueven eficiencia energética 
  • Inversión en activos sostenibles que contribuyan a la reducción del consumo de recursos naturales o disminución de emisiones de CO2 (calderas, Biodigestores, entre otros). 
  • Maquinaria eficiente 
  • Calentadores solares de agua 
  • Vehículos eficientes 

Banca comprometida con la sostenibilidad 

Además de la línea de financiamiento verde, la banca ha realizado esfuerzos en diferentes áreas, como parte de su compromiso con la sostenibilidad, muestra de ello son las certificaciones de gestión ambiental de las normas ISO 14001 e ISO 50001, por medio de las cuales se gestionan los impactos ambientales generados por los procesos, productos y servicios de las organizaciones.  

En esta línea, los bancos han implementado proyectos para reducir su propia huella, por ejemplo: la instalación de paneles solares, planes de capacitación, sensibilización, campañas de reciclaje, instalación de luminaria LED, cambio y mantenimiento de aires acondicionados, control automatizado de equipos electromecánicos, diseños para aprovechamiento de iluminación natural, instalación de mamparas ecológicas, digitalización de trámites (cero papel), vouchers electrónicos, instalación de grifería con sensor, instalación de dispositivos para detección de fugas, entre otros.  

Además, el sector bancario tiene participación activa en el programa de Bandera Azul Ecológica en la categoría de Cambio Climático y con Organizaciones no Gubernamentales para desarrollar otra serie de iniciativas. 

También; las entidades financieras firmaron en el 2019 el Protocolo Verde (iniciativa derivada de la Convención Marco de Cambio Climático PreCop 25), lo cual es un esfuerzo conjunto, con el objetivo de que en el país esté alineado con los ejes de sostenibilidad que permitan el cumplimiento de los compromisos adquiridos para combatir el Cambio Climático según el Acuerdo de París. 

Por otro lado, los bancos cuentan con un Sistema de Análisis de Riesgos Ambientales (SARAS), el cual le permite a las instituciones identificar, evaluar y monitorear los riesgos socio-ambientales generados durante la ejecución de proyectos y actividades económicas de sus clientes.  

“Trabajar por el desarrollo sostenible del país y por enfrentar los efectos del Cambio Climático, es una tarea de todos los sectores; por esta razón, desde la banca no solamente ofrecemos alternativas de financiamiento en la línea de créditos verdes, sino que como organizaciones responsables trabajamos para mitigar nuestra propia huella y reducir el impacto de nuestras operaciones en todo el país”, concluyó María Isabel Cortés, Directora Ejecutiva de la Asociación Bancaria Costarricense.