Tenga cuidado con los datos personales que brinda al comprar o vender productos por medio de internet, consejos para evitar ser víctima de los delincuentes cibernéticos.

  Son muchas las formas de fraude, ataques de phishing, sitios web inseguros, falsos perfiles de tiendas online y de personas.

Miles de personas utilizan plataformas digitales como Mercado Libre y Marketplace de Facebook para comprar o vender productos de todo tipo.  Y aunque la plataforma es efectiva y muchos negocios y ventas son reales, también se ha convertido en el dolor de cabeza para miles personas que han resultado estafadas por delincuentes que se disfrazan con un falso perfil o una falsa tienda online y ponen a la venta atractivos productos con precios sumamente económicos, que en la realidad no existen, pero los usan para seducir a sus futuras víctimas a ponerse en contacto con ellos. 

Con la llegada de la pandemia y el confinamiento, el uso del WhatsApp, redes sociales y páginas web fueron la solución para la compra y venta de productos y servicios sin tener que salir de casa.  No obstante, expertos de la carrera de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Fidélitas hacen un llamado para que sea más desconfiado a la hora de responder consultas, brindar sus datos personales o hacer transacciones con desconocidos, pues en internet no existe la seguridad absoluta, comentó Melvin Fernández, profesor de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Fidélitas.

Melvin Fernández Chanto, Profesor en Ingeniería en Sistemas de la Universidad Fidélitas

«De hecho, existe un tipo de ataque cibernético denominado ingeniería social, que en realidad está compuesto por un conjunto de técnicas donde se toma ventaja de la necesidad, ingenuidad y exceso de confianza de las personas.  Generalmente se aprovechan de la tendencia natural de ellas a reaccionar de manera predecible ante diferentes situaciones, para hacerle creer que está tratando con una persona de confianza y así obtener la información que se desea.  A partir de que la víctima brinda información clave, se pone en riesgo para una estafa o extorción. Este tipo de engaños han evolucionado a lo largo de los años y en Costa Rica tenemos múltiples ejemplos de ellos, como es el caso de las estafas telefónicas, las mal logradas compras por internet, etc., explicó Fernández.

Según las estadísticas de delito de fraudes electrónicos del Organismo de Investigación Judicial, en el 2020 les fueron denunciados 3182 timos, 930 estafas informáticas, 745 suplantación de identidad, 119 espionajes informáticos, 90 instalaciones de o propagación de programas informáticos maliciosos, entre otros.  Al 26 de mayo, de 2021, las estadísticas registran 1465 timos, 254 estafas informáticas, 371 suplantación de identidad, 56 espionajes informáticos.  Hay considerar que la mayoría de las personas no denuncian y estas cifras solo incluyen las hechas al OIJ.    

Eset Security Report Latinoamérica 2020 reveló que «a partir de encuestas realizadas en la región, casi el 45% de los usuarios recibió intentos de «Phishing» relacionados a la pandemia[1]

«Y es que la excesiva confianza a la hora de usar los servicios disponibles en la Web, el no darle importancia a la seguridad informática y el compartir datos personales con cualquier desconocido a través de redes sociales, son los aspectos que más generan vulnerabilidades y nos exponen a ser víctimas de los diferentes tipos de ataques o delitos informáticos», enfatizó el experto de Fidélitas.

Profesos Ariel Ramos de Ingenieria en Sistemas de Fidélitas

Por su parte, Ariel Ramos, profesor de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Fidélitas hizo una serie de recomendaciones:

1.       Siempre dude y active su malicia ante ofertas que parecen increíbles, pues podrían ser un anzuelo. No caiga en la trampa, primero verifique su realidad.

2.       Nunca brinde datos personales como nombre completo, número de cédula, claves, usuarios, contraseñas, teléfono, dirección de correo, dirección de casa, ninguna otra información clave.  

3.       Rechace de inmediato las llamadas de aquel que indique ser funcionario de una institución gubernamental o entidad bancaria requiriendo información confidencial por teléfono.

4.       No abra correos o mensajes de dudosa procedencia

5.       Sepa que un estafador se puede hacer pasar por un vendedor de productos a través de las redes sociales o páginas web.  Muchas fotos de productos son tomadas de otros sitios web.

6.       No caiga en el juego.  Muchos colocan las palabras «gratis», «regalo» o ₡1 para procurar que usted le contacte.

7.       El estafador también se hace pasar por cliente y pide precios y cotizaciones grandes para sacar información clave de números de cuenta, cédula, teléfono, etc.  con el pretexto de hacer un depósito. 

8.       La urgencia por vender se puede convertir en un dolor de cabeza, mejor despacio y con buena letra.

9.       No confíe en la palabra de nadie.  Cuando haga una transacción, mejor verifique usted directamente en la web del banco que los pagos y depósitos se hicieron de forma correcta. No crea en la foto del depósito que le envían a su celular.

10.   No entregue el artículo a un tercero que llegó como mensajero a recogerlo con un comprobante falso.  Tampoco se asuste si le presionan indicando que si no lo entregan serán denunciados, de fijo le están estafando.

11.   Cuando el pago sea en efectivo, busque la forma de verificar la autenticidad de los billetes. 

12.   Si a usted no le quieren dar el precio del artículo por el Messenger, dude y mejor no escriba a ningún WhatsApp, pues lo que desean es captar su número de celular, cruzarlo con su perfil e historial de Facebook y a partir de ahí, podría nacer una llamada fraudulenta.

13.   Cuando se trata de comprar marcas reconocidas, pida siempre un certificado de autenticidad al vendedor.

14.   Si la situación o el tipo de artículo lo amerita, reúnase con el vendedor o comprador en un lugar público como un Mall o un restaurante y no se retire del lugar inmediatamente después de la compra, a veces tienen a alguien más esperando robarle lo que acaba de comprar o vender (parecido cuando a una persona le roban después de haber retirado dinero en un banco). 

15.   Prefiera comprar artículos como computadoras y celulares en una tienda oficial que le dé garantía y calidad. Muchas tienen servicio a domicilio.

16.   Si después de entregar un número la persona con la que se contacta por medio del chat de Messenger en el Marketplace elimina su usuario de la conversación, mejor no haga trato.  Esto mismo aplica si el nombre de usuario con el que se contacta tiene letras difíciles de escribir a la hora de buscarlo por Facebook (caracteres árabes o en otros idiomas).

17.   Utilice el app Truecaller para identificar números que son denunciados por estafas.

18.   Conozca lo que quiere comprar.  A veces los estafadores no tienen idea de qué están vendiendo y con solo algunas preguntas técnicas usted se dará cuenta si es falso.

«No es malo desconfiar, al contrario, es la forma en la que usted evita ser víctima de estafas,  más cuando usted sabe lo mucho que le ha costado su dinero», enfatizó Ariel Ramos.

Recuerde que Facebook es solo una plataforma mediadora, pero no se hace responsable de los tratos fallidos que pueden darse.  Usted es el único responsable de la información que comparte y los dineros que transfiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.