Categorías

septiembre 24, 2021

Pacífico Central suma más fincas sostenibles y adaptadas al cambio climático

Mayo, 2021. El proceso de implementación de tecnologías sostenibles para la producción ganadera continúa fortaleciéndose en todo el territorio nacional, como resultado del esfuerzo articulado de las Agencias de Extensión Agropecuaria del Ministerio de Agricultura y Ganadería; de Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible, por medio del Programa Adapta2+ con el apoyo del Fondo de Adaptación, la Dirección de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente y Energía y la Fundación Costa Rica Estados Unidos de América para la Cooperación (CRUSA).  

“Esta vez son 65 fincas ganaderas las que cierran su ciclo de conversión hacia una producción más limpia, amigable con el ambiente y adaptada al cambio climático; logrando en este proceso, además, mejorar los rendimientos por hectárea y la calidad de vida de las familias productoras. Esto, nos encamina hacia la eco competitividad que queremos para la ganadería costarricense”, expresó el ministro de Agricultura y Ganadería Renato Alvarado Rivera, durante la actividad de presentación de resultados del proyecto “Alternativas tecnológicas sostenibles para afrontar los efectos del cambio climático y aumentar la capacidad de adaptación en los sistemas ganaderos de la región Pacífico Central de Costa Rica”. 

Por su parte, Marianella Feoli Peña, Directora Ejecutiva de Fundecooperación explica que “este proyecto es uno más de las iniciativas que ha apoyado en los últimos años el Programa Adapta2+. Nos llena de satisfacción que estas 65 fincas lograran implementar medidas de adaptación al cambio climático, gracias a que las personas dueñas de fincas comprendieron la importancia de adaptarse y ser resilientes. Además, mediante el programa Crédito a su Medida de Fundecooperación y los productos especializados para financiar acciones climáticas, Agricultura Pro+Clima y Ganadería Pro+Clima, se lograron implementar medidas de adaptación complementarias en algunas de las fincas». 

“Parte de nuestro trabajo fue brindarles acompañamiento en la implementación de las medidas de adaptación y seguimiento técnico por parte del programa. Adicionalmente, el Programa Adapta2+ brindó a estas fincas financiamiento por medio de fondos no reembolsables y las personas dueñas de las fincas aportaron la contrapartida para invertir en la implementación de medidas de adaptación en sus fincas”, agregó Feoli.  

Esta iniciativa se desarrolló entre 2018 y 2020, en fincas ganaderas de los cantones de Orotina, San Mateo, Esparza, Parrita, Quepos, Garabito, Montes de Oro y el cantón central de Puntarenas (distritos Chomes, Monteverde, Isla Chira y Acapulco), con una inversión superior al millón doscientos mil dólares.  

En términos generales el proyecto estimó un incremento en la rentabilidad de los sistemas de alrededor del 5% anual; así como una percepción más positiva por parte de los productores respecto del futuro y la forma de afrontar el cambio climático y demás retos. 

La ministra de Ambiente y Energía, Andrea Meza Murillo, expresó que “el cambio climático es una realidad, los eventos climáticos extremos, tanto lluvias como sequías, se van a intensificar cada vez más; por eso la importancia de que se realicen medidas en fincas con el objetivo de lograr mejores rendimientos y a la vez ser más resilientes ante el cambio climático. Es así como las medidas implementadas por estos productores aportan a las metas fijadas en nuestro Plan Nacional de Descarbonización y en la Política Nacional de Adaptación; sin duda demuestran además su alto compromiso ambiental. La acción climática ocurre en los territorios y ocurre en las fincas.” 

Asimismo, para Flora Montealegre, Delegada Ejecutiva de la Fundación CRUSA “este proyecto es un buen ejemplo destacar el impacto de las alianzas y el trabajo articulado de diversas instituciones con un objetivo común. La atención de desafíos como la reducción de la vulnerabilidad ante el impacto del cambio climático y la mejora de la resiliencia de las comunidades costarricenses, a la vez que se incrementa la productividad con innovación y se fomentan actividades productivas de mayor valor agregado solo es posible el aporte de las capacidades y recursos de todos los actores vinculados. El trabajo y compromiso de los productores es la pieza fundamental y estamos seguros que dará sostenibilidad a los resultados del proyecto”. 

Resultados del proyecto 

Con un total de 65 familias beneficiarias, el proyecto promovió diferentes tecnologías, como mejoras en infraestructura de producción de 43 sistemas productivos;  9  mejoras de infraestructura de industrialización y procesamiento de lácteos; otros 16 productores contaron con apoyo para adquirir equipos de producción y  procesamiento de lácteos; en 52  sistemas productivos se cultivaron 24,5 hectáreas de bancos forrajeros; 15 fincas establecieron unas 46 hectáreas de pastos mejorados; 23 sistemas productivos realizaron inversiones en mejora  genética; 47 sistemas productivos implementaron el  pastoreo racional; 61 sistemas sembraron más árboles y 28 establecieron cercas vivas en un total de  21,3 km; 61 fincas realizaron mejoras varias en la gestión del agua, como distribución del recurso, abrevaderos en potrero y cosecha de lluvia; 12 sistemas productivos ahora cuentan con sistemas de  riego tecnificado; 10 cuentan con sistemas de fertirriego con purines y 21,  con equipos para picado de forraje; en 18 fincas implementan ensilaje  superando las 300 toneladas/año.   

Además, se logró el fortalecimiento del servicio de extensión gracias a la adquisición de equipos como GPS, picadoras, básculas de pesaje, un dron, medidores láser y equipos para ensilaje, a fin de poder beneficiar a otras personas productoras y agremiadas de 10 organizaciones regionales.   

Otro aspecto importante del proyecto fue la gestión de capacidades, ya que facilitó la capacitación de alrededor de 750 personas productoras, en temas de adaptación al cambio climático. 

Con estas 65 fincas ganaderas ya son 628 unidades productivas de la región Pacífico Central que aplican tecnologías de producción sostenible, ya sea en producción agrícola o pecuaria.  

El programa de Extensión Agropecuaria del MAG promueve el desarrollo de modelos de producción sostenible, mediante el trabajo coordinado entre diferentes instituciones del sector y con las organizaciones de productores, logrando incorporar buenas prácticas agrícolas y pecuarias en el cultivo del café, producción forestal, cultivos de cítricos, producción apícola y ganadería bovina de carne y doble propósito.   

Las diferentes prácticas llevan siempre como objetivo la conservación del suelo, la buena gestión del recurso hídrico y la protección del ambiente en general. 

Acerca de Fondo de Adaptación 

El Fondo de Adaptación es una instancia internacional que pertenece a las Naciones Unidas, que financia iniciativas que ayudan a comunidades vulnerables de países en desarrollo, en el proceso de adaptación a los efectos del cambio climático 

En Costa Rica, Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible es el Ente de Implementación Nacional (EIN) de esta instancia desde el 2012 cuando fue acreditada por la organización. En aquel momento, se aprobó al país 10 millones de dólares, para la implementación de acciones de adaptación a nivel local con el programa Adapta2+, que inició en el año 2015.