Categorías

septiembre 16, 2021

Noticias La Garita Costa Rica

Sitio de Noticias

Los secretos para una transformación exitosa en el sector bancario

Sin duda, el mundo cambió hace un poco más de un año. No hay sector que no se viera obligado a acelerar la digitalización dentro de las empresas. En un informe realizado en Panamá por la multinacional VISA, se explica que el uso de canales de pago no presenciales se incrementó en 42%, dada la gran apuesta existente por el mundo digital en este país. 


Por su parte la Superintendencia de Bancos (SIB) – Guatemala, alertó sobre el uso de información falsa o inexacta en redes sociales. Por medio de perfiles falsos, que buscan atentar contra la estabilidad del sistema financiero supervisado. Por ende, la apuesta por la ciberseguridad y la transformación digital en la banca debe seguir siendo una prioridad para así evitar cualquier tipo de suplantación.

Por eso, la evolución de este sector debe abordarse en este momento histórico para repensar el futuro de la banca. Ese será justamente el tema de debate durante el “DECODE Banca 2021, retos de una nueva era”, que se llevará a cabo el próximo jueves 3 de junio a través de la plataforma Zoom. En este evento, se presentarán diferentes expertos del continente para hablar sobre la transformación digital del sector financiero.

Al referirse sobre los retos que enfrenta la banca, se empiezan a mostrar posturas al respecto. Gregorio Patiño, vicepresidente de Nuevos Negocios en Pragma, compañía experta en transformación digital, asegura que los principales retos del sector financiero giran alrededor de las conversaciones: “Desde que la tecnología permitió la movilidad de las personas, cambiaron las dinámicas de conversación, entonces la manera en que interactuamos con nuestros pares y con las empresas se ha transformado, pues la inmediatez de la comunicación exige soluciones en formatos cortos y de fácil consumo. Este cambio ha impactado en todo tipo de empresas, y la pandemia aceleró aún más este proceso”. Históricamente, la atención no presencial en el sector financiero se asumía como algo opcional. Por razones de riesgo, operaciones o cultura organizacional, muchas entidades se resistían a reemplazar los canales físicos o la atención directa. Sin embargo, la pandemia

cambió totalmente este panorama, ya que el cliente y sus necesidades se situaron como prioridad.

En esa medida, las dinámicas de interacción de la no presencialidad se volvieron un imperativo, y lo virtual una realidad. Por eso, “el gran reto de las entidades financieras, este año y los venideros, consiste en adaptar sus conversaciones a los nuevos parámetros de la virtualidad y del usuario omnicanal. Cualquier proceso de transformación digital que pretenda ser medianamente exitoso debe considerar esa evolución de las conversaciones con los clientes”, expresó Patiño.

Bajo esta sombrilla de transformación digital, se desprende otro desafío: conocer al cliente para evitar la suplantación. Al virtualizar las interacciones, es necesario encontrar mecanismos que permitan mantener la misma seguridad y oferta de valor independientemente del canal, sea virtual o presencial. Al final, la necesidad sigue siendo la misma: interactuar con los clientes por medio de la tecnología para facilitar las transacciones. De ahí que simplificar los trámites y valorar el tiempo del usuario debe ser la razón principal de cualquier iniciativa del sector financiero, sin importar de qué país se trate.