Categorías

septiembre 16, 2021

Noticias La Garita Costa Rica

Sitio de Noticias

Con la colaboración de autoridades estadounidenses. Guardacostas y OIJ le asestan un nuevo golpe al narcotráfico en altamar al capturar lancha con posible cargamento de sustancias ilícitas.

Guardacostas rescataron a capitán de lancha narco tras caer al mar durante peligrosas maniobras que él estaba realizando.*Una vez más, la alianza entre autoridades nacionales y estadounidenses logra asestarle un nuevo golpe a las organizaciones criminales que utilizan nuestros mares para sus ilícitas actividades.
Esta vez se trató de una acción ejecutada por personal del Servicio Nacional de Guardacostas, mediante su Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPES), en conjunto con agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).
La operación inició desde horas de la tarde del miércoles, cuando dichas autoridades recibieron una alerta acerca de que una nave sospechosa, con un posible cargamento de sustancias ilícitas a bordo, se dirigía hacia territorio nacional desde aguas del Pacífico sur.
Fue así  como a las 08:38 de la noche del miércoles que finalmente las embarcaciones del Guardacostas, con el apoyo  de una aeronave estadounidense, lograron interceptar la lancha narco a 45 millas náuticas del  Cabo Matapalo en Golfito.
Los ocupantes de la embarcación sospechosa, al percatarse, de la presencia policial, en su intento de huida realizaron peligrosas maniobras evasivas, provocando que uno de oficiales del Guardacostas cayera en el piso de la embarcación interceptora GC 40-6, causándole un golpe en el rostro.
Además, en las maniobras de escape que estaba efectuando el capitán de la nave narco, el sujeto cayó al agua, pero el espíritu humanitario de los guardacostas, así como su entrenamiento para salvar vidas en altamar se puso de manifiesto, pues la tripulación de la lancha interceptora GC40-5 logró rescatarlo de forma inmediata, evitando que muriera ahogado.

La embarcación sospechosa es una lancha rápida similar a las Eduardoño,  de 36 pies de largo, de color blanca con azul, propulsada por dos motores fuera de borda de 200 HP, con el nombre de «Escorpión»,  matrícula CP-01,  pero no contaba con ningún tipo de bandera.
Tras realizar el abordaje, los guardacostas constataron que a bordo se encontraba un cargamento de aparente cocaína, además de tres tripulantes, dos de ellos que dijeron ser colombianos y apellidarse Ruiz, de 58 años de edad; y Boya, de 45 años, además de un sujeto que se identificó cono de apellido  Pinagorte, de 28 años y de nacionalidad ecuatoriana.
Cabe indicar que este último, quien fungía como capitán de la nave narco, fue quien cayó por la borda durante las maniobras peligrosas que realizó para escapar.
A las 3:15 de la madrugada de este jueves los detenidos, junto con su embarcación y el cargamento, finalmente fueron llevados hasta la Estación de Guardacostas de Golfito, donde personal de la Benemérita Cruz Roja realizó una valoración tanto del oficial del Guardacostas como del presunto narcotraficante, tras lo cual ambos fueron declarados en perfecto estado de salud.
Bajo la dirección funcional de la Fiscalía de Golfito, los tres sospechosos, la carga ilícita, que podría superar la media tonelada aproximadamente de droga, así como la embarcación, quedaron a la orden de los agentes del OIJ, a fin de que estos determinaran el tipo de droga y su peso, además de llevar a cabo todas las demás diligencias pertinentes.

También fue encontrado un semisumergible vacío
Cabe indicar que antes de esta alerta, desde las 3:40 de la tarde del miércoles, funcionarios del SINAC, quienes llevaban rumbo a la Isla del Coco, lograron ver un semisumergible sin ninguna carga, ni tripulantes a bordo, por lo que dieron aviso al Guardacostas.
Los guardacostas, al llegar al punto en donde se encontraba dicha embarcación, a unas 40 millas náuticas de Cabo Matapalo, Golfito, confirmaron que en efecto no había droga ni tripulantes a bordo, pero en el momento en que los oficiales trataban de movilizarlo, el semisumergible terminó de hundirse, dejando de ser así un peligroso para la navegación en la zona o que fuera reutilizado para fines ilícitos.  
Tampoco se logró determinar que tuviera relación con la lancha capturada con droga a bordo.