Categorías

septiembre 24, 2021

Estudio de PROCOMER sugiere cómo potenciar la promoción internacional de la gastronomía de Costa Rica

Posicionar a Costa Rica como un referente de gastronomía en los mercados internacionales es posible, según el estudio “Perú: de la promoción de la gastronomía a la internacionalización de superfoods – aprendizajes para Costa Rica”, realizado por la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (PROCOMER).
 
El estudio señala que, a partir de la experiencia peruana, Costa Rica puede extraer aprendizajes importantes y analizar posibles acciones para desarrollar una estrategia de promoción de su gastronomía e impulso a la industria agroexportadora. Por ejemplo, algunas de las recomendaciones para nuestro país son trabajar la gastronomía con un enfoque colectivo, interdisciplinario y regional; así como fortalecer la articulación interinstitucional y promover la participación del gobierno y la academia.
 
Además, destaca el documento, se debe fomentar la participación de las comunidades y la vinculación de todas las partes de la cadena. Otros aspectos relevantes son comunicar la identidad de las diferentes áreas geográficas y promover el resguardo de la propiedad intelectual y conocimiento de las diferentes regiones del país.
 
“El objetivo de este estudio fue identificar y analizar las políticas, estrategias y programas aplicados por Perú para el posicionamiento mundial de su industria gastronómica y su posible adaptación a nuestro país. El posicionamiento de Perú es el resultado de más de tres décadas de acciones público-privadas, orientadas a convertir a la gastronomía en un motor de desarrollo. El éxito alcanzado por la industria de restaurantes peruana ha permitido posicionar al país como destino turístico, así como un agroexportador con una oferta amplia y diversificada de productos de alto valor nutritivo”, explicó Marta Esquivel, Directora de Inteligencia Comercial de PROCOMER.

Por su parte, Cindy Medaglia, Analista económica de PROCOMER a cargo del estudio, añadió que en Costa Rica ya existen algunas iniciativas para posicionar la gastronomía, sin embargo, se debe mejorar en la articulación para poder concretarlas y dar los primeros pasos hacia una estrategia integral.
 
“Tenemos las condiciones para desarrollar un posicionamiento de la industria gastronómica de nuestro país, esto requiere promover acciones colectivas que vinculen a todas las partes de la cadena productiva, impulsar la participación de las comunidades y realizar mapeos productivos y culturales para definir el potencial de las diferentes regiones que permita empezar a trazar una estrategia país para este sector. El posicionamiento de la industria gastronómica podría también impulsar la agroexportación y la incorporación de nuevos elementos a la oferta turística nacional, agregó Medaglia.

La receta del éxito del Perú

Algunos elementos clave para el posicionamiento internacional de Perú son los siguientes:

  • La construcción de un storytelling con una propuesta de valor atractiva, basada en elementos como la biodiversidad, la influencia del mestizaje y su posicionamiento como centro de domesticación de alimentos.
  • Haber convertido la gastronomía en un elemento de identidad nacional y cohesión social, lo que promovió la asociatividad.
  • Fomentar el desarrollo del recurso humano que requería la industria mediante la participación de la academia y alianzas con institutos culinarios de alto renombre, como Le Cordon Bleu.
  • Dar visibilidad global a la propuesta, mediante alianzas con la industria audiovisual.
  • Buscar aliados estratégicos para la promoción internacional, en su mayoría chefs españoles de alto renombre internacional.
  • Promueven el desarrollo de espacios de networking y de transferencia de conocimiento entre toda la cadena, mediante la creación de ferias.
  • Elaboraron una promoción internacional basada en el desarrollo de marcas, al inicio para promover el turismo gastronómico (Perú Mucho Gusto) y, después, para fomentar la agroexportación (Superfoods from Peru).
  • Trabajar en promover la diversificación de la oferta agrícola mediante el ordenamiento territorial, la promoción de incentivos fiscales, la apertura comercial y la flexibilización de pagos salariales.