Policía Profesional de Migración detiene oficiales por cobros indebidos

Este viernes por la mañana, la Policía Profesional de Migración, bajó dirección funcional de la Fiscalía de Probidad, realizó la detención de dos oficiales de apellido Núñez y Cárdenas destacados en la oficina regional de Migración en Playas del Coco, por cobros relacionados con el ejercicio de sus funciones.

Ante denuncias impuestas, las autoridades migratorias responden de forma inmediata, logrando comprobar que los oficiales, en labores de control migratorio realizadas el día 17 de marzo a una empresa de construcción en Playas del Coco, detectaron a tres personas extranjeras quienes ostentan de categoría migratoria de residencia temporal, por lo que de acuerdo a la normativa se encontraban regulares, sin embargo los oficiales, aprovechándose de su cargo, indicaron lo contrario y solicitan 300 mil colones, acordados en dos pagos, con el fin de no ejercer las acciones de citación o represión, las mismas que no correspondían.

Las personas extranjeras realizaron un primer pago de cien mil colones, quedando en pendiente el saldo, el cual se acordó realizarse este viernes en Playas del Coco. Así, realizado el pago por los 200 mil colones restantes, en una operación ejercida por las autoridades policiales de Migración en conjunto con la Fiscalía, se detiene al oficial de apellido Cárdenas en vía pública, y a Núñez en la oficina regional de Playas del Coco. Los ahora imputados, quienes son trasladados al Ministerio Público de Santa Cruz, por el delito de concusión, por el cual se exponen a penas de prisión de dos a ocho años, por el abuso de sus funciones.

“Estas acciones son completamente contrarias al ordenamiento jurídico y al compromiso y transparencia de la Policía Profesional de Migración. No permitiremos actos de corrupción en este cuerpo policial, por ello la rápida acción ante las denuncias impuestas da como resultado estas detenciones, que lamentamos pero no justificamos ni toleraremos” expresa Stephen Madden, Director de la Policía Profesional de Migración.

Porque somos más que un supermercado somos una familia