Productos químicos de limpieza tienen oportunidad en el mercado salvadoreño

Se dice que las crisis traen oportunidades y este es el caso de los productos químicos de limpieza (PQL), ya que, tras el primer año de pandemia, se abren nuevas opciones para exportar a mercados como El Salvador, que ha mostrado un crecimiento del +12,5% del 2019 al 2020, en ventas de este tipo de productos, hasta alcanzar un total de $143 millones en 2020.
 
El estudio “Demanda de productos de limpieza en el canal institucional en El Salvador”, realizado por la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (PROCOMER), detalla que de esos $143 millones, el 7,1% ($10,2 millones) corresponde a ventas del canal institucional, categoría que ha mostrado un crecimiento promedio anual (CAGR) del 3,6% entre el 2015 y 2020. Costa Rica tiene una amplia participación en el mercado de productos químicos de limpieza, con exportaciones de $10,4 millones en el 2020, lo que representan el 8,3% del total importado por El Salvador, siendo el tercer proveedor a nivel mundial. Sin embargo, cabe destacar que, en lo que respecta al canal institucional, la experiencia de nuestro país es aún incipiente.
 
“Si bien aún no tenemos una participación destacada en el canal institucional en El Salvador, tenemos ventajas que nos posicionan como proveedor y nos abren oportunidades para ampliar nuestra presencia en ese segmento. Los distribuidores muestran disposición a evaluar nuevos proveedores y productos; además, en el mercado hay una tendencia creciente hacia productos de valor agregado, principalmente en industrias más exigentes; la buena imagen que posee Costa Rica en cuanto a productos y empresas; aranceles del 0%; reconocimiento mutuo de registros y una amplia oferta logística es parte de esas condiciones favorables que tenemos”, afirmó Marta Esquivel, Directora de Inteligencia Comercial de PROCOMER.

Por su parte, Joseph Godínez, Analista económico a cargo del estudio, agregó que, para ser proveedores de PQL en El Salvador, es importante la calidad de los productos, la experiencia del vendedor, la asistencia técnica expedita y permanente, así como el apoyo en el desarrollo de marca.  “Se percibe que el producto de origen local, con excepción de las marcas transnacionales, es de menor calidad y precio y sigue siendo el más consumido por industrias poco exigentes. Sin embargo, hay industrias más rigurosas como la alimentaria, la manufactura pesada, la generación eléctrica, los servicios de hospedaje, e incluso el Estado, que aprecian los productos de mayor calidad y es hacia ese segmento hacia donde debemos apostar”, comentó.
 
El Salvador es el tercer importador de PQL en la región, abasteciéndose en un 42% de Guatemala (con productos como preparaciones para lavar y limpieza, jabón de tocador y alcohol etílico), en un 23% de Honduras (jabón excepto de tocador), 8% de Costa Rica (pastas para fregar, preparaciones para lavar y limpieza) y 8% de México (jabón de tocador y desinfectante).
 
Las principales compras institucionales se dan en el sector comercial (39%) seguido del industrial (37%) y el Estado (24%). Para el 2027, se proyecta que este canal crecerá con un dinamismo del 4,2% vs el 1,1% que se proyecta para el canal retail, lo que demuestra la importancia de la categoría.