Emprendedoras de 17 y 63 años demuestran que la edad no es obstáculo para superarse.

. Dos proyectos muy diferentes, impulsados por la ONG Junior Achievement Costa Rica, son el reflejo de que nunca es tarde para superarse. Ante la crisis de fuentes de empleo que enfrenta el país, los emprendimientos toman más auge y son una ventana de oportunidad para miles de mujeres, en su mayoría jefas de hogar.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo, confirman que al menos 25.7% de la población femenina se mantiene desempleada en Costa Rica.

“Ante la necesidad de trabajo mantenemos 25 programas, con los cuales damos herramientas de emprendimiento, educación financiera y empleabilidad. Para este 2021 esperamos tener un alcance en al menos 26 mil 600 mujeres”, afirma, Paula Leñero, secretaria de la ONG Junior Achievement Costa Rica.

Nova Terra

Priscilla Solís, de 17 años, quien cursa el último año en el Colegio Técnico Profesional de Educación Comercial y Servicios (COTEPECOS), emprendió con 9 compañeros más y desarrollaron Nova Terra. Su objetivo fue dejar una huella verde, por eso crearon un papel energético, que tras cumplir con su vida útil puede ser ingerido por las abejas. El material con el que se confeccionan cuadernos y separadores, es a base de: manzana, banano, semillas de girasol, orégano y menta. “Con el fin de salvar la apicultura de Costa Rica empezamos el proyecto, sabemos que las abejas son las responsables del 70% de agricultura del mundo, pero lastimosamente desde el 2016 el 70% de la especie ha desaparecido a causa de pesticidas, nuestro país es uno de los principales consumidores del producto de ahí nació nuestra preocupación”, señala

Priscilla Solís, quien funge como Gerente General del emprendimiento que nació en el programa La Compañía de Junior Achievement.

Rustica Sazón

La historia de Rustica Sazón, arrancó en el 2018, aquí la protagonista es doña Berta Jaimes, quien desde hace 46 años radica en nuestro país y se siente una tica más. Ella se desempeñó por años como secretaria de una clínica privada, hasta quedar desempleada hace 3 años. Sin imaginar que su vida cambiaría, ingresó a un instituto de educación pública y empezó el proyecto que tiempo después se convertiría en su inspiración.

 “Nunca imaginé que, con ingredientes frescos de calidad, mucho amor, y sobre todo dedicación, ayudaría a mejorar la salud de los demás. Soy feliz e inspirada para ayudar y de forma paralela generar ingresos para el hogar. Espero poder expandirme y llegar fuera del país”, afirma Berta Jaimes, gerente de Rustica Sazón.

Actualmente, la adulta de 63 años vende las mayonesas al público vegano, en la feria del agricultor de San Isidro y Santo Domingo de Heredia.

Si usted quiere conocer más sobre los proyectos y requisitos para poder emprender puede ingresar al sitio www.jacostarica.com y visitarlos en redes sociales como @jacostarica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.