¿CÓMO MOTIVAR A MÁS MUJERES PARA QUE INCURSIONEN EN ÁREAS DE TECNOLOGÍA?

  • La presencia de mujeres en empresas tecnológicas es baja y está estancada, según un informe de la consultora McKinsey.

San José, marzo de 2021. A pesar de las señales de alarma que se han lanzado desde algunos años, la participación femenina en el campo STEM continúa siendo muy baja a nivel global. Datos de la ONU reflejan que la tasa de matrícula global de mujeres en áreas como las tecnologías de información y las ingenierías es tan solo del 27% [1]

El organismo también reveló que solo el 22% de los profesionales que trabajan en el ámbito de la Inteligencia Artificial, son mujeres. Las cifras preocupan a los expertos, pues a este ritmo, cerrar la brecha de género tomará 100 años más.

La crisis generada por la pandemia y el alto nivel de desempleo que afecta a Costa Rica y a la región han tenido una repercusión directa en las mujeres. Más mujeres desempleadas y menos calificadas para optar por un trabajo competitivo y en un área de alta demanda. ¿Pero cómo resolver esta situación?

“La oferta de mujeres que domine áreas como la ciencia de datos, ciberseguridad o el soporte de nube es muy baja y es muy preocupante para las empresas. Si queremos más mujeres involucradas en este campo de constante crecimiento, tenemos que reforzar su educación. Esperar hasta el último año de colegio para motivarlas a estudiar carreras STEM es demasiado tarde. Debemos empezar por enseñarles desde niñas, que la ciencia y tecnología es algo interesante y divertido”, aseguró Jeannie Bonilla, Head of Technical & Executive Education de elev8 Costa Rica.

En ese sentido, la ejecutiva también propone una serie de iniciativas para motivar a las mujeres a incursionar en la tecnología:

  • Fomentar en las niñas el interés por la tecnología a través de juegos, lecturas, visitas a museos y participación en talleres como robótica o programación.
  • Conversar con las jóvenes sobre la importancia de una decisión vocacional informada acerca de su proyecto de vida y carrera.
  • Promover el mensaje de que las carreras no tienen género.
  • Asesorarlas sobre las características de las carreras STEM, su potencial, beneficios y oportunidades de crecimiento.
  • Informar sobre las competencias que los empleadores buscan en las mujeres para afrontar la Cuarta Revolución Industrial.

[1] https://lac.unwomen.org/es/digiteca/publicaciones/2020/09/mujeres-en-ciencia-tecnologia-ingenieria-y-matematicas-en-america-latina-y-el-caribe

Otra alternativa es promover el proceso de upskilling en las profesionales activas, es decir, la capacitación constante para mejorar sus competencias y así aplicar por una mejor oportunidad o posición laboral.

“No todo está perdido, perfectamente una mujer que se haya dedicado a otro campo puede aprender sobre la tecnología a través de cursos, entrenamientos o certificaciones y cambiar su destino rápidamente. El secreto está en perderle el miedo a la tecnología y apostar por el cambio”, detalló Bonilla.

Las empresas verían efectos positivos si tuvieran equipos más diversos, ya que existe una correlación entre la evolución financiera y la composición de los equipos. Las firmas con más mujeres ganan un 21% más y crean un 27% más de valor. Los equipos que solo tienen hombres son “menos innovadores, menos productivos y están menos motivados”, según un informe de la consultora McKinsey.

El estudio también señala que la economía de muchos países podría recibir un gran impulso si se emplean a más mujeres en el área STEM. Por ejemplo, si las empresas tecnológicas del Reino Unido consiguieran la paridad en sus organizaciones, el aporte al PIB sería de $48 mil millones. Mientras que, en España, el organismo ClosinGap, estima que la cifra ascendería los $ 37 mil millones.

Son numerosos los desafíos que existen en los diferentes países del mundo y en especial de la región de Centroamérica, consecuencia de diferentes factores sociales y culturales, así como falta de políticas por parte de los gobiernos, centros educativos y los organismos que brindan financiamiento.