CRUSA y GIZ impulsan la gestión integral de residuos sólidos en las comunidades costarricenses

  • Iniciativa “TRANSFORMA Residuos en Recursos” de la Fundación CRUSA y GIZ fomentó alianzas público-privadas, el fortalecimiento de capacidades a nivel local y del sector privado, y el apoyo técnico-financiero para la gestión integral de residuos sólidos (GIRS) en las comunidades.  
  • Más de 420.000 USD fueron donados a 15 proyectos innovadores de municipios, asociaciones y consorcios con el sector privado, con los que se espera contribuir a reducir aproximadamente 44.000 toneladas de CO2e en los siguientes 10 años.  

Febrero 2021. El sector residuos ocupa el segundo lugar en cuanto a la generación de gases de efecto invernadero (GEI) en Costa Rica y, por ende, representa un importante desafío en la ruta del país con su meta de descarbonización hasta el año 2050.  

Para promover la gestión integral, sostenible y baja en emisiones de los residuos sólidos, la iniciativa TRANSFORMA Residuos en Recursos, un cofinanciamiento entre la Fundación Costa Rica Estados Unidos de América para la Cooperación (CRUSA) y el proyecto ACCIÓN Clima II, ejecutado por encargo del gobierno alemán por la Cooperación alemana para el desarrollo-GIZ en conjunto con la Dirección de Cambio Climático (DCC) del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), apoya a los gobiernos locales, las asociaciones de desarrollo y el sector privado en desarrollar acciones que buscan solventar vacíos y barreras en el tratamiento, recolección, procesamiento, venta de subproductos y/o disposición de los residuos sólidos a nivel municipal o intermunicipal.  

“Nuestros análisis previos nos demostraron, si queremos combinar las metas climáticas del país con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el sector residuos es uno que más beneficios trae a la implementación de ambas agendas. Las acciones sostenibles que impulsamos por medio de TRANSFORMA en el sector traen mejores condiciones de vida a la población y brindan un importante beneficio para el desarrollo económico, la protección de la naturaleza tanto como del clima.  

Con esta iniciativa además pretendimos ayudar a juntar todo el conocimiento en el tema de residuos que vemos disponible, pero disperso en la sociedad y en el país, uniendo actores clave del sector privado, los gobiernos locales y la ciudadanía para generar nuevas ideas y un mejor conocimiento según una lógica de encadenamiento desde la generación de un producto hasta -ojalá- su valorización y no un fin de vida útil en un relleno sanitario”, manifestó Sandra Spies, directora del proyecto ACCION Clima por parte de la GIZ. 

Por su parte, Flora Montealegre, Delegada Ejecutiva de la Fundación CRUSA, expresó “al finalizar el proyecto Transforma, vemos con gran agrado los resultados y el impacto obtenido por la iniciativa. Estamos convencidos que para dinamizar al sector de residuos sólidos es necesario incentivar las alianzas público-privadas, mejorar los datos sobre residuos sólidos disponibles en el país y apoyar el fortalecimiento de la gestión de los gobiernos locales en la recolección y tratamiento de los residuos. Gracias a Transforma se han hecho aportes en todas esas áreas y nos sentimos muy satisfechos porque son aportes en la dirección correcta, que le permitirá al país avanzar hacia una economía más verde, inclusiva e innovadora”. 

Mediante TRANSFORMA se logró: a) brindar capital semilla a proyectos innovadores en la GIRS mediante fondos no reembolsables provenientes de la Fundación CRUSA; b) fomentar las alianzas público-privadas como elemento clave para generar valor agregado a través de la optimización y eficiencia de proyectos en la cadena de valor de los residuos y, c) fortalecer las capacidades de los municipios y el sector privado en materia de la GIRS con miras hacia el desarrollo e implementación de futuros proyectos relacionados al cambio climático en el sector. 

La iniciativa cuenta con un potencial impacto de reducción de 44.000 toneladas CO2e en los próximos 10 años, tomando en consideración los impactos a largo plazo de los 15 proyectos apoyados con los fondos no reembolsables, así como posibles medidas adicionales que fueron analizadas en 15 municipios del país.  

Apoyo financiero a proyectos innovadores en la GIRS 

El fondo no reembolsable brindó apoyo técnico-financiero a 15 iniciativas presentadas por municipalidades, asociaciones y consorcios entre sector privado y público con un monto total de aproximadamente 420.000 USD, y movilizando más de 370.000 USD de inversión pública y privada como contrapartida a los proyectos seleccionados.  

Estos proyectos incluyeron la adquisición de equipo e insumos relevantes para fortalecer programas de reciclaje, como el programa “TAMMY Osa recicla” de la Municipalidad de Osa, o para desarrollar procesos de transformación más sostenibles y eficientes, como el nuevo reactor de compostaje para la planta de tratamiento productivo de la ASADA Monteverde, que permitirá incrementar en 4 veces los residuos orgánicos que se procesan en la actualidad, con un beneficio directo a 175 personas residentes en el cantón, 15 empresas locales, y dos centros educativos. 

Otras iniciativas se enfocan en mejorar la sensibilización y educación ambiental de la población, como la iniciativa de ProParques, quienes accedieron a fondos TRANSFORMA con el objetivo de desarrollar campañas y talleres de capacitación para promover la adecuada separación de residuos sólidos en el Parque Nacional Manuel Antonio. Adicionalmente, ProParques adquirió una máquina trituradora para poder procesar los plásticos tipo 2, 4 y 5 recolectados en el parque y convertirlos en madera plástica. 

Finalmente, varias propuestas se enfocaron en el desarrollo de soluciones digitales como la aplicación móvil “Valorizarce” del consorcio entre la Municipalidad de Zarcero y la Fundación Aliarse que permite a las personas usuarias del cantón conocer la ruta del camión de recolección, registre los residuos valorizables de cada vivienda que han sido separados de forma correcta y permite una interacción en tiempo real con las personas usuarias. 

La combinación con la digitalización y la gestión de residuos fue abarcada además en el primer hackathon del país enfocado en la gestión de residuos sólidos, donde fue premiada, con el primer lugar, la propuesta del equipo [CTRL]+Z, cuya solución modular tiene el objetivo de generar datos sobre la gestión de residuos, iniciando con aquellos datos relacionados a la recolección de los residuos sólidos y brindando soporte a la gestión municipal y brindando al Ministerio de Salud información confiable y una mayor trazabilidad. El equipo está desarrollando su prototipo en un proceso de pre-incubación acompañado por Impact Hub Costa Rica, con el objetivo de identificar el punto de partida de su idea, determinar el problema por resolver y construir la propuesta de valor.  

Fortalecimiento de capacidades en la GIRS de municipios y empresa privada 

Como elemento clave para garantizar la sostenibilidad, en el tiempo, de las medidas impulsadas por TRANSFORMA y promover el desarrollo de nuevas soluciones innovadoras CRUSA y GIZ incorporaron un extenso componente de capacitación denominado “Sostenibilidad en la GIRS” que tuvo población objetivo a gestores ambientales de municipios, representantes de centros de acopio y empresas dedicadas a la gestión y transformación de residuos. 

A lo largo de 5 módulos impartidos por el Centro para la Sostenibilidad Urbana (CPSU), las personas participantes de 15 municipios y 12 empresas conocieron la herramienta “análisis de ciclo de vida” y el concepto de la economía circular asociada a los residuos, aprendieron sobre la cadena de valor del reciclaje y las diferentes formas de tratamiento de los residuos, identificaron el potencial de las alianzas público-privadas en la GIRS y aprendieron acerca de la formulación y financiamiento de proyectos relacionados a la gestión integral de residuos. Adicionalmente, junto con CPSU se organizaron una serie de sesiones de intercambio abiertas al público donde se expusieron experiencias existentes de parte de municipalidades y la empresa privada en la GIRS así como las alianzas público-privadas, contando con exposiciones de representantes de empresas como FIFCO, FEMSA, Vikal, y organizaciones como ACEPESA, Fundación Aliarse, y las municipalidades de Zarcero, Belén y Santa Cruz.  

“Existe un alto interés, particularmente en las municipalidades, de trabajar el tema de residuos y hay una demanda para más formatos de intercambio intermunicipal. El país debe de aprovechar el alto potencial del trabajo mancomunado para encontrar opciones que permitan que dos o tres municipalidades desarrollen conceptos y los pongan en práctica conjuntamente para contar con soluciones más económicas y más eficientes”, resaltó Sandra Spies. 

También se creó una caja de herramientas para ser usada a nivel municipal como insumo en la formulación, implementación, sensibilización y capacitación de proyectos relacionados en cambio climático y residuos sólidos. Para ello, se desarrolló un estudio de mercado sobre los diferentes subproductos y las opciones tecnológicas para su tratamiento, además de una evaluación sobre el uso de tecnologías de tratamiento para residuos orgánicos. La caja de herramientas incluye insumos para levantar inventarios de GEI cantonales, así como un kit de herramientas de comunicación y educación ambiental y será accesible por medio de la Plataforma GIRS de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL): https://toolboxgirs.ungl.or.cr/

Fomento de las alianzas público-privadas 

Si bien las municipalidades son las responsables de la recolección de los residuos sólidos en su cantón, según lo establecido por la Ley 8839, muchas de ellas requieren encontrar socios del sector privado para el tratamiento y reciclaje de los residuos recolectados. En este sentido, el fomento de alianzas público-privadas han sido un enfoque principal del proyecto, donde se han apoyado técnica y financieramente varias alianzas de este tipo, por ejemplo, entre la Municipalidad de Belén y Fundación Aliarse, la Municipalidad de Zarcero y Fundación Aliarse, así como la Municipalidad de Montes de Oca y la plataforma E-Coins. Además, se formó una alianza público-pública entre el Concejo de Distrito de Monteverde y la ASADA Monteverde, donde el Concejo acordó agregar semanalmente, una ruta de recolección en seis barrios de Monteverde.  

Por otra parte, los espacios de intercambio, que contaron con la participación de empresa privada y municipalidades, llevaron al establecimiento de una alianza entre la empresa Empaques Santa Ana y la Municipalidad de Santa Cruz, con el fin de que la empresa pueda adquirir el material recolectado por la municipalidad.