• Nutricionistas recomiendan consumir dos cucharadas de frijoles por cada cucharada de arroz, para aprovechar los componentes nutricionales de cada alimento.
  • Una mala alimentación provoca enfermedades como diabetes, osteoporosis y sobrepeso.

. Ante una nueva ola por Covid-19 y el regreso a clases de forma presencial, es fundamental tener el sistema inmunológico fuerte, para evitar este y otros contagios en los niños y población general. Una forma de lograrlo es por medio de la adecuada alimentación, aprovechando la extensa gama de alimentos tradicionales de Costa Rica.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), hace un llamado a la población a fortalecer su sistema inmunológico con una alimentación sana, consciente y alta en nutrientes, para mitigar los efectos que puede provocar incluso el Covid-19, ya que el sistema inmunológico promueve que el cuerpo siempre esté alerta ante la presencia de microorganismos que puedan causar infección.

Según Susan Láscarez, nutricionista de Frijoles Don Pedro, el buen funcionamiento del sistema inmune depende en gran medida de nuestra alimentación, por lo que los granos o las leguminosas son alimentos recomendados por su alto porcentaje en nutrientes, como el selenio, zinc, magnesio y potasio, los cuales refuerzan la función del sistema inmune, para prevenir o para tratar infecciones .

Hemos visto como el sistema inmune cumple un papel fundamental para poder prevenir este proceso infeccioso y para poder evitar también que los síntomas o signos sean más graves. Es muy importante también contemplar que los niños van a volver a las clases presenciales y esto los va a exponer muchísimo más al contagio y a otros virus, por lo cual es indispensable que su sistema inmune esté funcionando al 100%”, explicó Láscarez.

Una mala alimentación provoca enfermedades como diabetes, osteoporosis, cáncer de colon, sobrepeso, obesidad, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, caries y enfermedades cardiovasculares, entre otras, por lo que la nutrición es uno de los principales factores para prevenir estos padecimientos.

Los especialistas recomiendan consumir dos cucharadas de frijoles por cada cucharada de arroz. De esta forma se aprovechan mejor los componentes nutricionales de cada alimento, ya que el arroz es necesario porque su proteína se complementa con la proteína de los frijoles. La fibra que contiene el frijol tiene la capacidad de que, al ser consumida, favorece el crecimiento y nutre las bacterias que tenemos en el intestino que forman parte de la microbiota, y esta influye de manera directa en el sistema inmune previniendo o combatiendo enfermedades.

Según Láscarez existen muchas formas de implementar los granos o leguminosas dentro de alimentación de los niños, desde las más típicas como lo es el plato base de la dieta costarricense, el gallo pinto, o la combinación de arroz y frijoles, hasta combinaciones también incluso en ensaladas, por ejemplo con el uso de garbanzos, lentejas, frijoles y sopas.

Publicidad

Las leguminosas también las podemos hacer en preparaciones dulces, como postres con frijoles, hamburguesas, burritos que son formas muy prácticas, divertidas e incluso apetecibles para los más pequeños, para poder varias un poco la introducción de estos alimentos en nuestro día a día”, mencionó la especialista.

De acuerdo con la ONU, las dietas insalubres y la falta de actividad física están entre los principales factores de riesgo para la salud, por lo que una dieta saludable ayuda a generar protección en el organismo.

Visita nuestra Sección de Economía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No se puede copiar el contenido