José Alberto Rodríguez Arguedas

Periodista UTN

El 18 de noviembre la Rectoría, la Vicerrectoría de Investigación y Transferencia y la Editorial UTN presentaron el libro “Santa Rosa, paraje de biodiversidad y de libertad” escritopordos biólogos (Luko Hilje y Branko Hilje) y tres historiadores (Raúl Arias, Brunilda Hilje y William Solórzano).

Durante el acto de presentación hicieron uso de la palabra: Federico Arce, coordinador de la Editorial UTN, y Luko Hilje, Raúl Arias y William Solórzano (en representación de los autores del libro)

En esta obra los autores confluyeron para aportar el enfoque interdisciplinario que demanda el cabal entendimiento del significado de Santa Rosa, una de las grandes haciendas ganaderas guanacastecas, desde la época colonial en sus dos dimensiones: como Monumento Histórico Nacional y como Parque Nacional. 

Este punto geográfico forma parte de la actual Área de Conservación Guanacaste, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ya que, los predios de la antigua hacienda encierran un gran valor geológico y biológico, pues ahí aparecen algunas de las formaciones geológicas más primigenias del territorio de Costa Rica, y en toda su extensión predomina el bosque seco tropical, otrora típico de las zonas bajas del Pacífico mesoamericano y hoy en riesgo de desaparición.

Publicidad

La emblemática casona de la hacienda fue el escenario donde el 20 de marzo de 1856 las fuerzas costarricenses derrotaron y expulsaron del territorio nacional al ejército del filibustero William Walker, quien, apoyado por los poderosos estados sureños de los EE.UU., se proponía implantar la esclavitud en los países centroamericanos.

Aunque sobre Santa Rosa existe abundante y muy rica información, ha permanecido dispersa en libros, revistas académicas y muchos documentos inéditos, por tanto, los autores acometieron la labor de elaborar una visión unificada e integral del significado biológico e histórico de este sitio.

En cuatro capítulos de la obra, se analizan las vivencias y percepciones de los naturalistas que recorrieron Guanacaste en el siglo XIX; la historia natural (geología, botánica, zoología y principales ecosistemas) de Sant Rosa; quiénes fueron los propietarios de la hacienda desde su fundación; y los acontecimientos de la célebre batalla de Santa Rosa, así como lo que esta representó en términos geopolíticos.

El libro es breve, escrito sin tecnicismos, pues fue concebido para un público amplio y diverso, que incluye tanto a los ciudadanos costarricenses como a los numerosos turistas extranjeros que con frecuencia concurren a este extraordinario lugar, de inmenso valor ecológico e histórico para Costa Rica.

Publicidad

Adquisición del libro

Quienes deseen adquirir el libro “Santa Rosa, paraje de biodiversidad y de libertad” que tiene un costo de 10 mil colones, pueden hacerlo en la Librería Universitaria de la UTN ubicada en el vestíbulo del Edificio de la Administración Universitaria, ubicado en Villa Bonita de Alajuela con Kattia Mena, encargada de la librería (teléfono:  89237056, correo electrónico:  kmena@utn.ac.cr).

La impresión del libro es a full color e incluye un inserto ilustrativo desplegable de la Batalla de Santa Rosa, elaborado por el artista Carlos Aguilar Durán.

Declaraciones dadas durante la presentación del libro

Federico Arce, coordinadora de la Editorial UTN:

“Para satisfacción de todos, hoy volvemos a retomar este esfuerzo como lo es la difusión y transmisión del conocimiento propio de las universidades y propiamente de la Universidad Técnica Nacional, con una obra muy importante para el acontecer nacional e internacional, escrita por tan connotados autores, plumas virtuosas con un conocimiento y un acervo destacables, y que constituye un esfuerzo interdisciplinario de tres historiadores y de dos biólogos.

En la UTN nos sentimos muy contentos de que nuevamente estemos diciendo “presente” dentro del acervo cultural de nuestro país y de las universidades públicas con una obra de tan importante valía.

Luko Hilje, autor del libro

“Una vez, mi hermana Brunilda, que es historiadora, me comentó de un estudio que había junto con William Solórzano sobre quiénes fueron los propietarios de la Hacienda Santa Rosa y yo lo dejé al lado porque estaba muy ocupado con mis cosas.  Pasaron los años y nunca pude ver ese documento y recuerdo que un domingo por la noche, me puse a leer el trabajo de ellos y quedé fascinado y luego me llegaron por internet unas fotos sobre Santa Rosa, que Franklin Chaves, que fue compañero mío en la Universidad de Costa Rica me mandaba desde Estados Unidos.  Esa coincidencia me hizo pensar que esto era una señal y fue cuando me interesé en el tema de Santa Rosa.  Luego Raúl Chaves me indicó que él quería insertarse en el tema de Santa Rosa más allá del concepto de Parque Nacional y yo le propuse que hiciéramos un documento que pudiera convencer a las autoridades estatales de la correlación que hay entre los hechos históricos de la batalla y todo el valor geológico y biológico que tiene”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.