• Rótulos que colocarán en sus comunidades están en idioma ngäbe (Guaymí) 
  • Curso se adecuó a las necesidades que presentan sus habitantes 

El curso de seguridad comunitaria que es impartido por la Dirección de Programas Preventivos del Ministerio de Seguridad Pública, se ha expandido por todo el país, y en esta ocasión, diez comunidades indígenas ubicadas en el cantón de Corredores y Golfito, Puntarenas, se vieron beneficiadas para recibir las capacitaciones y con mucho esfuerzo y sacrificio lograron graduarse el pasado fin de semana. 

La actividad se llevó a cabo en la comunidad indígena de Alto Comte y participó el viceministro de Seguridad Pública, Carlos Torres, el director de programas preventivos, comisionado Erick Calderón; el director de la región Brunca Sur, comandante Wilberth Solano, el representante de la Comisión de Asuntos Indígenas (Conai), Mauro Agüero; el presidente de la Asociación de Desarrollo del Territorio Comte Burica, Roberto Guerra y el líder comunal indígena, Venancio Guerra. 

Este curso se adecuó a las necesidades de estos pueblos indígenas, con la finalidad qua sean autónomos y puedan desarrollar y resolver con otras instituciones problemas no solo de seguridad, sino de índole comunal que afectan a sus territorios. 

Hay que destacar que todos los que recibieron la capacitación se desplazaron desde sus territorios indígenas durante largas horas, incluso días, hasta la comunidad de Alto Comte, en donde se reunieron por dos semanas con los oficiales de programas preventivos para recibir las charlas en materia de liderazgo, prevención, integración, comunicación; metas comunales en conjunto y elaboración de proyectos, entre otros. 

En total se graduaron diez comunidades que se detallan a continuación: El Progreso, Alto Comte, Las Vegas; Los Plancitos, Buriki, Caña Blanca; Alto Río Claro, Alto Guaymí, Alto Corona y La Palma. 

Publicidad

Los rótulos que se entregaron a las comunidades graduadas vienen escritos en idioma ngäbe (Guaymí) con la finalidad de brindar sentido de pertenencia a todos los pueblos del territorio indígena. 

El viceministro de Seguridad Pública, Carlos Torres, destacó que «ellos gestaron desde el despacho del Ministro de Seguridad una reunión en San José que es la que originó la materialización de este resultado y eso implicó un gran esfuerzo por trasladarse, para someterse a las capacitaciones y eso lo aplaudimos, así que los agradecidos somos nosotros». 

Por su parte, el líder comunal Venancio Guerra, quien además se graduó en el curso, manifestó que «logramos articular y unir ideas para la seguridad de las diferentes comunidades ya que vivimos una etapa muy complicada a nivel nacional y mundial». 

Noemí Bejarano, indígena graduada de la comunidad de Alto Comte, se mostró complacida ya que ahora se sienten más protegidos por la Fuerza Pública. 

Cabe indicar que muchos de los graduados son personas muy jóvenes y mujeres que sacaron parte de su tiempo para recibir el curso y convertirse en aliados de la Policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.