• Para la Asociación Bancaria Costarricense atender el tema de la crisis educativa resulta fundamental, con miras a lograr un país más competitivo, con más y mejores oportunidades laborales.  
  • Datos del Ministerio de Educación Pública indican que 425 mil estudiantes tienen problemas de acceso a internet y de ellos 215 mil se encuentran en condición de pobreza, lo que limita sus posibilidades de avanzar en el proceso educativo. 

La Asociación Bancaria Costarricense (ABC), en el marco del V Encuentro de Caminos para la recuperación económica, realizado esta mañana, expuso la preocupación ante la crisis educativa que vive el país, agudizada con la pandemia del COVID-19, al dejar a miles de estudiantes sin la posibilidad de continuar su proceso educativo por carecer de acceso a internet y que ahora, además; suma ahora lo ocurrido con las pruebas FARO y las recientes renuncias en el Ministerio de Educación Pública. 

“La educación es un tema fundamental en el proceso de recuperación económica, no podemos pensar en un país más competitivo donde se generen más y mejores oportunidades laborales, si no contamos con el talento humano con los conocimientos y habilidades que el mercado necesita. Resolver esta crisis educativa y el problema de conectividad de miles de estudiantes en todo el país debe ser una prioridad, para que todos los estudiantes avancen de manera equitativa con su proceso de aprendizaje”, manifestó Álvaro Saborío, Presidente de la ABC. 

El informe Estado de la Educación, asegura que la crisis educativa actual, es la peor en varias décadas, producto de rezagos históricos, así como de los efectos económicos y sociales de la pandemia. “La grave situación descrita tendrá repercusiones sobre el acceso y logros de la educación universitaria en pocos años y, más en general, en la preparación de estudiantes para desenvolverse dentro y fuera del mercado laboral debido a su mala formación y la exclusión educativa”, señala el documento. 

Isabel Román,investigadora del Estado de la Educación, manifestó que esta crisis tiene tres componentes: “primero; los problemas que venimos arrastrando, como temas de infraestructura, bajo rendimiento de los estudiantes y la preparación docente. Segundo; el golpe de la pandemia, que profundizó los problemas que ya teníamos y además nos generó un apagón educativo, en el cual miles de estudiantes siguieron matriculados en el sistema, pero sin la posibilidad real de continuar el proceso educativo por falta de conectividad y tercero; la falta de capacidad institucional para atender con solvencia los cambios de contexto. Cuando más necesitábamos la conectividad y los docentes capacitados en herramientas digitales no los teníamos”. 

Datos del Ministerio de Educación Pública (MEP) revelan la gravedad de la situación, 425 mil estudiantes tienen problemas de conectividad, lo que les ha impedido continuar con la educación a distancia y de ellos 215 mil se encuentran en condiciones de pobreza lo que complica aún más su situación. 

Pese a la urgencia de atener esta crisis, prevalecen una serie de obstáculos que impiden llevar conectividad a todos los centros educativos públicos del país. 

Publicidad

“El fin último del uso las tecnologías de información y comunicación es mejorar la calidad de vida de las personas, para lo cual hay que realizar una serie de acciones, entre las cuales se encuentran: la dotación de habilidades digitales mediante la educación, la digitalización del Estado y de las empresas privadas; sin embargo, existe un común denominador que es la conectividad y esta tiene relación con el despliegue de infraestructura digital por parte de los operadores, se han identificado una serie de retos que se han venido enfrentando, por lo cual vale la pena analizarlos y buscar soluciones para cada uno de ellos; espacios de discusión como este se convierten en valiosas oportunidades para lograr estos objetivos”, manifestó Edwin EstradaDirector de Desarrollo para Centroamérica de Nae yex viceministro de Telecomunicaciones. 

Estrada mencionó entre los retos: el despliegue de infraestructura, la coordinación entre instituciones públicas y la tramitología, que deben ser atendidos en procura, no solamente de llevar conectividad a los centros educativos, sino también a todas las actividades económicas que lo requieren en las diferentes zonas del país. 

Uno de los proyectos que busca llevar conectividad a los centros educativos es Red Educativa. Este proyecto del MEP pretende conectar en una única red de banda ancha a todas las escuelas y colegios públicos del país. La Fundación Omar Dengo ejecuta el primer eje de este proyecto, que vendría a solventar las limitaciones de conectividad de 2.139 centros educativos y sus cerca de 700 mil estudiantes. Sin embargo, recientemente la Contraloría General de la República solicitó suspender su ejecución, medida que el mes pasado fue apelada por el Ministerio de Educación Pública. El segundo eje está a cargo del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (FONATEL), que atenderá 2372 centros. 

“La Red Educativa es un proyecto país, que busca fortalecer el Programa Nacional de Informática Educativa que ha ejecutado la Fundación Omar Dengo junto al Ministerio de Educación Pública por más de 30 años.  Con su implementación, el problema de conectividad de los centros educativos quedará resuelto, para dar lugar a un sistema educativo 100% interconectado, en una única red de banda ancha que cumple con los más altos estándares de calidad internacionales.  Esta red permitirá crear ambientes de aprendizaje colaborativos, acceder a variedad de recursos educativos y plataformas de aprendizaje, favorecer el intercambio de conocimientos y desarrollo de habilidades en los estudiantes, bajo un esquema que contempla el monitoreo, seguridad, implementación de plataformas para intercambio de información en tiempo real, así como ofrecer nuevas alternativas de capacitación para los docentes, entre otros,” indicó Marcelo Carvajal, Gerente General de la Fundación Omar Dengo. 

Publicidad

Federico Chacón Loaizapresidente del Consejo de Sutel, mencionó que “Sutel tiene cinco proyectos en ejecución para llevar conectividad a diferentes zonas del país, en los cuales están comprometidos $329 millones, Red Educativa es uno de ellos, por supuesto estamos preocupados por la certeza jurídica de este proyecto, ante lo dicho por la Contraloría y porque aún no se han establecido las metas para el próximo año en el Plan Nacional de Desarrollo de Telecomunicaciones y tampoco hemos podido trabajar en el tema de la red, porque no hemos sido convocados para ver cómo se conectarían eventualmente estos centro educativos.”. 

“Conectar estudiantes y docentes es un trabajo que requiere de visión, no solo de la tecnología, sino una visión de la interdependencia de las cosas y de cómo funcionan las cosas en el mismo sistema educativo. Se requiere de un diseño que sistematice y reconozca el valor holístico de esa interdependencia, un diseño regenerativo, eso es indispensable para poder avanzar”, indicó Edgar Mora, Ex Ministro de Educación. 

“La educación debe ser un tema prioritario para el próximo gobierno. La crisis actual debe ser atendida con urgencia, ya que los efectos se verán en el corto, mediano y largo plazo, afectando no solo las oportunidades de mejorar su calidad de vida a miles de costarricenses, sino también posibilidades de que avancemos hacia una economía más competitiva”, concluyó Álvaro Saborío, Presidente de la Asociación Bancaria Costarricense.  

Caminos para la recuperación económica es un esfuerzo de la ABC, para facilitar el diálogo entre los diferentes actores de la sociedad, en procura de sentar las bases para la reactivación económica y lograr un crecimiento sostenido, que favorezca a toda la población. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.