• Procesos podrían acortarse hasta por seis meses. 
  • De no resolverse las diferencias en esta instancia, proceso disciplinario se reanuda en la etapa en la que se encontraba antes de la audiencia conciliatoria. 

Ofrecer una vía alterna para la resolución de conflictos con un desenlace más rápido para ambas partes, es una realidad que ofrece el Colegio de Médicos y Cirujanos con la creación de la Oficina de Concertación.  

La Oficina que ya está en funcionamiento, es un mecanismo para fomentar la resolución de conflictos que se presentan entre pacientes y médicos, profesionales afines y tecnólogos, así como entre agremiados, evitando llevar un proceso por la vía ordinaria el cual implica más tiempo y recursos para las partes. Inclusive los tiempos que duran los procesos podrían verse reducidos hasta por seis meses. 

“En los últimos años, la Fiscalía ha registrado un aumento en el número de discrepancias en el ejercicio de la profesión, ya sea entre colegas o en la relación médico paciente, producto de desacuerdos y malos entendidos. Como ente gremial, vemos la necesidad de buscar soluciones alternas para la resolución de conflictos de índole disciplinario”, explicó la Dra. Cecilia Bolaños Loría, fiscala del Colegio de Médicos y Cirujanos. 

Esta Oficina tramitará y mediará en procesos relacionados con el ejercicio de la medicina y sus ramas afines y técnicas que involucren a miembros agremiados y autorizados por el Colegio de Médicos, por posibles faltas que riñan con las disposiciones del Código de Ética Médica. 

Entre los beneficios de someter una disputa a través de la Oficina de Concertación, es que no requerirá de investigaciones y/o audiencias previas, las cuales demandan más tiempo, generando economía de recursos para los involucrados. Asimismo, la controversia se desarrolla en un ambiente óptimo que facilita el diálogo y la negociación entre las partes, repercutiendo en la resolución de manera más armoniosa, célebre y económica. 

Respecto al procedimiento de cómo se abordará una disputa en la Oficina de Concertación, la Dra. Bolaños Loría, explicó que es un proceso relativamente sencillo. 

Publicidad

“Cada vez que las partes decidan resolver su disputa por esta vía alterna, el mediador les informará todo lo concerniente a la audiencia, además conversará con los involucrados para conocer sus pretensiones e intereses y las partes crearán y negociarán las propuestas de solución con ayuda del mediador. Una vez que toman las decisiones o acuerdos que estimen convenientes, se redacta y firma el acuerdo conciliatorio”, detalló. 

En caso que las partes no logren resolver sus diferencias por esta vía, los procesos disciplinarios se reanudarán en la etapa procesal en la que se hubiesen encontrado antes de la audiencia de conciliación, pudiendo ser con la apertura de la investigación preliminar, continuar con ella en caso de haber iniciado o bien, retomar el proceso tramitado ante el Tribunal de Ética Médica. 

La Fiscalía del Colegio de Médicos y Cirujanos tramita un promedio de 250 denuncias al año por faltas a la ética médica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.